Cargando...
Pilay Uruguay le responderá a Consorcio también con una demanda por daños y perjuicios.

Economía y Empresas > Vieja disputa

Pilay Uruguay contraataca a Consorcio y le hará una demanda por daños y perjuicios

El director de la empresa dijo que es por la "competencia monopólica y desleal"; el monto todavía no está definido 

Tiempo de lectura: -'

16 de junio de 2022 a las 05:01

Luego que Consorcio decidiera entablarle una demanda civil millonaria por daños y perjuicios a la firma Pilay Uruguay y el Banco Central del Uruguay (BCU) por US$ 21 millones, la vieja disputa entre ambas empresas tendrá un nuevo capítulo. Pilay Uruguay contraatacará y también decidió iniciar un juicio por los "cuantiosos daños y perjuicios causados por la competencia monopólica y desleal desarrollada por Consorcio Uruguay a partir de 2009", informó a El Observador su director y accionista Javier Vigo Leguizamón. Esta previsto que la demanda ingrese una vez que se levante la feria judicial, es decir, en la segunda quincena de julio. El monto exacto de la misma todavía no está cerrado, precisó Vigo. 

El Observador se comunicó con el Banco Central para tener su posición al respecto pero indicaron que, de momento, no harán comentarios sobre la demanda que le inició Consorcio. 

Vigo calificó la demanda promovida por Consorcio en contra del Banco Central (BCU) y Pilay como "temeraria". El empresario sostiene que Consorcio pretende recibir indemnizaciones por parte del Estado y Pilay por "daños inexistentes, ya que imagina que entre los años 2011 y 2018 todos los clientes que invirtieron en el Fideicomiso Financiero Campiglia Pilay 1 hubieran ingresado a Consorcio, soslayando las sustanciales diferencias y beneficios existentes entre los productos promovidos por una y otra empresa".

El director de Pilay Uruguay recordó que en los últimos años, de las 12 empresas administradoras de grupos de ahorro previo que existían, 11 cerraron sus puertas, "un dato esencial, ocultado por Consorcio, y que revela evidentes problemas de mercado y producto".

Asimismo, Vigo señaló que la firma "Consorcio olvida que no estuvo solo en el mercado, pues aparte de otros competidores relevantes (Banco Hipotecario), entre julio de 2011 y diciembre de 2011, Pilay Uruguay estaba autorizada a realizar oferta privada del fideicomiso".

La administración de fondos de inversión con destino inmobiliario, Pilay, argumenta que comercializa "productos distintos" a los de Consorcio ya que los apartamentos que comercializa en Montevideo están por encima de los US$ 120 mil, mientras que el monto de las garantía promedio que entrega Consorcio a sus clientes ronda los US$ 40 mil. 

Javier Vigo Leguizamón, su hijo Agustín Vigo, y Eduardo Campiglia.

Por otro lado, el empresario indicó que que al exigir el BCU que el fideicomiso de administración se transformara en financiero, debió modificarse el objeto social de Pilay Uruguay SA para actuar como fiduciaria financiera, culminando esa tarea el pasado 2 de diciembre de 2011. "A partir de esa fecha, Pilay tuvo plena capacidad negocial para realizar oferta pública, estando el BCU obligado, como acto reglado, a comunicar la culminación del trámite de reforma estatutaria", afirmó Vigo. 

Preguntado si el BCU dictó ese acto administrativo, Vigo respondió que mediante la comunicación 2012/030, del 27 de febrero del 2012, el BCU informó que por haber concluido la reforma estatutaria Pilay Uruguay SA cambiaba su razón social a Pilay Uruguay Afisa, "manteniéndose vigente la autorización para funcionar como Administradora de Fondos de Inversión".

En tanto, sobre el fallo del TCA por el cual se anuló la resolución que inscribió a Pilay como fiduciaria financiera de diciembre de 2018, el director de Pilay Uruguay respondió que "lo único que fue cuestionado fue que lo hiciera en julio de 2011, cuando aún no había culminado la reforma estatutaria, no sin dejar de remarcar que, a partir de diciembre de 2011,no existía inconveniente alguno para inscribirla". En ese sentido, señaló que por ello la Superintendencia de Servicios Financieros del BCU, en cumplimiento de la sentencia del TCA, "dictó resolución concediendo nuevamente a Pilay Uruguay Afisa la precitada autorización ,inscribiéndola en el Registro de Mercado de Valores como Fiduciaria Financiera, con vigencia al 21 de febrero del 2011". Desde esa fecha, la empresa tiene registrada la emisión de los títulos de deuda y los certificados de participación Serie 1 a emitirse bajo el Fideicomiso Financiero Campiglia & Pilay.

Aclaró que, más allá de este aspecto formal vinculado a la culminación del trámite de reforma de los estatutos, que ya fue subsanado, "las pretensiones de fondo articuladas por Consorcio del Uruguay SA ante el TCA fueron rechazadas, descartándose que el producto promovido por Pilay Uruguay Afisa fuera de ahorro previo, lo que permite a sus inversores continuar protegiendo a sus ahorros con un patrimonio fiduciario beneficio que los círculos de ahorro previo no otorgan".

Finalmente, Vigo Leguizamón recordó que tiempo atrás la Suprema Corte de Justicia "rechazó la abusiva pretensión de Consorcio de percibir, a costa del Estado, una indemnización por US$ 1,5 millones imputando al BCU no haber ejercido sus potestades de control sobre Pilay entre los años 2009 y 2010, imputación desestimada por el TCA por no advertir ninguna acción negligente de tal entidad financiera".

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...