20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
6 de julio 2022 - 11:50hs

Los gritos de gol no cayeron bien en algunos hinchas locales, que cometieron violentas agresiones físicas, lanzando tablones y los propios equipos de trasmisión, contra los periodistas visitantes, explicaron el relator de radio Carve AM 850, Gabriel Regueira, en la transmisión y Benavente a Referí. Benavente y Pioli fueron los que se llevaron la peor parte y debieron ser trasladados a un hospital para ser atendidos.

En viaje a Montevideo este miércoles por la mañana, y ya más calmo, Benavente contó detalles de lo que ocurrió.

“En el correr del día no tuvimos ningún inconveniente, es más, fue muy amable y hospitalaria la gente de Santa Fe. Vale aclararlo porque el hecho empezó a gestarse puntualmente en el relato del primer gol, cuando los hinchas que estaban en la platea saltaron cinchando los cables, arrancándolos de las consolas y revoleándolos hacia nosotros, una radio partidaria. Aparte de insultos y lanzamiento de botellas de agua”, contó.

Ante esa situación, Benavente y Pioli decidieron dar un paso hacia atrás y relatar parados, para evitar tener contacto visual con los hinchas locales.

Cuando “el Puma” José Luis Rodríguez puso el 2-1, y nuevamente los relatores gritaron el gol, la situación se descontroló.

“En el segundo gol ya saltaron (dos metros y poco, la altura que nos separaba), se colgaban de los pupitres de madera donde teníamos instaladas las consolas, arrancaron todo, nos tiraron con nuestros equipos, lo que no les servía de proyectil lo rompían, arrancaron dichos pupitres de madera, los partían y lanzaban a manera de jabalina”, dijo Benavente“Así fue que un tablón de madera de 1,5 metros por 30 centímetros me dio en el ojo, lo cual me generó un gran corte y dislocamiento del tabique nasal”, agregó.

El golpe le produjo un “enorme sangrado”. “Quedé totalmente atontado, estuve sin atención junto con mis compañeros y lo que quedó de nuestros equipos. Ya no estábamos al aire, obviamente”.

Como si eso no fuera suficiente, las agresiones siguieron cuando fue trasladado por un policía que lo hizo pasar entre los hinchas de Unión para llegar a una ambulancia. “A los minutos viene un efectivo y de mala gana me pide acompañarlo”, agregó Benavente.

“Más allá de la agresión, la fisura del arco superciliar izquierdo, cuatro puntos en la zona, derrame y heridas en córnea por restos de madera –todas las heridas que sufrió– más la rotura de todos los equipos, el policía que me sacó herido me hizo bajar por la platea de Unión, donde me pegaron trompadas, patadas, me cincharon el pelo, rompiendo la campera, escupitajos e insultos. La verdad, tuve mucho miedo”, señaló.

Finalmente, llegó a una ambulancia que, pasando entre la hinchada local, lo trasladó a un hospital. En el centro de salud le realizaron tomografías y lo suturaron.

Los tuits

“Ya cruzando la frontera, arco superciliar fisurado, unos puntos, mucho susto”, contó Benavente este miércoles en sus redes. Además, aclaró: “Desde Bolsilludos JAMÁS incitamos a la violencia, fuimos y seremos respetuosos del rival sea quien sea, lo vivido fue un atropello a nuestra persona y la profesión. A todos gracias”, escribió en su cuenta de Twitter, donde compartió una imagen de su rostro con un vendaje en la zona lastimada.

Pioli también resultó con heridas en la cabeza. “La sacamos barata por ir a trabajar y hacer lo que nos gusta”, comentó.

Agregó que la gente de Santa Fe se “portó muy bien durante todo el día”, pero los incidentes fueron “por unos tarados”.

“Vuelvo con la satisfacción de haber traído los tres puntos del partido y tres puntos en la cabeza por agresiones a los que estábamos apostados en palco de prensa, es lamentable lo que sucedió rompieron todos los equipos de varias radios incluso la nuestra”, agregó.

“Por milímetros no perdí el ojo”, contó Benavente en otro tuit.

Temas:

incidentes en Santa Fe relatores partidarios agresiones en Santa Fe periodistas agredidos

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar