Salud > EL DUELO Y LA CIENCIA

Por qué enviudar aumenta las probabilidades de morir

¿Hay una explicación médica para la muerte casi consecutiva de los integrantes de un matrimonio?  

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2018 a las 19:30

Nadie es ajeno a esta escena. Uno de los integrantes de un matrimonio que compartió gran parte de su vida muere y, a los meses, a veces semanas, quien quedó viudo también muere. ¿Hay una explicación lógica detrás de este fenómeno, o se trata de un hecho fortuito? 

La revista Time se propuso resolver esta duda luego de que el cuadragésimo primer presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, muriera el pasado viernes a los 94 años tan solo ocho meses después de que su esposa Barbara falleciera a los 73 años. 

El riesgo de morir de una persona aumenta un 30% cuando enviuda, según la publicación científica de 2013 Journals of Gerontology. Este número es incluso mayor para la Asociación Americana de Psicología, que entiende que las probabilidades de morir se incrementan entre un 40% y un 70% en los seis meses posteriores a la pérdida. 

¿Qué se esconde detrás de este fenómeno?

En muchos casos simplemente se trata de factores de sentido común. Los matrimonios están, en la mayoría de los casos, conformados por personas de edades similares, que comparten hábitos de vida y rutinas. 

Las emociones, no obstante, pueden tener gran incidencia en la muerte casi consecutiva de algunas parejas. Es el “síndrome del corazón roto”, una condición potencialmente letal que en el ámbito médico es conocida como “miocardiopatía tako-tsubo”, explicaron expertos a la revista norteamericana. 

“El cerebro encuentra mecanismos para lidiar con situaciones de estrés en las que la vida está en peligro”, explicó el doctor Martin Samuels, jefe de neurología en el Hospital de Mujeres de Boston y especialista en las miocardiopatías tako-tsubo. En estos casos, “el estrés es tan fuerte que los químicos afectan al corazón y no se puede contraer con normalidad”, aseguró. De este modo el corazón se deforma, lo que supone que baje el flujo sanguíneo a las arterias coronarias y al resto del cuerpo, según el doctor.  

El desarrollo del "síndrome del corazón roto" puede tardar semanas, incluso meses. Los sueños y los recuerdos posteriores al fallecimiento del ser amado pueden activar los mecanismos defensivos del cerebro, según el doctor Samuels, quien aseguró que esta condición afecta también a personas que pierden a sus hijos, amigos e incluso mascotas. 

¿Esto quiere decir que, ante la eventual pérdida de un ser querido, debemos procurar no tener sueños ni recordar los buenos momentos? No. Según informó Time, es una enfermedad que tiene cura en la mayoría de los casos. 

A pesar de ello, el nuevo viudo se enfrenta, también, a otros riesgos: el estrés de la pérdida afecta al sistema inmune, lo que aumenta las posibilidades de sufrir un paro cardíaco. Según lo investigado por la Asociación Americana de Medicina, las personas que están atravesando un duelo son un 30% más propensas a los infartos que quienes no. Y no es solo el corazón el órgano afectado: cualquiera puede fallar, según Samuels. “Perder a la pareja es una de las circunstancias más estresantes con las que debe lidiar un ser humano”, aseguró el médico a Time.

Los hábitos

Está comprobado que el matrimonio puede tener efectos beneficiosos para la salud, por lo que cuando termina de manera trágica por la pérdida de uno de sus integrantes la soledad es nociva para quien lo llora. Pero ¿quién padece más la pérdida: el hombre o la mujer? Según la publicación de 2013 Economics & Human Biology, los hombres son más propensos a tener problemas en su salud. Los viudos recientes tienen un 30% más de probabilidades de morir que antes de que su pareja falleciera.  

Detrás de la revelación hay un factor cultural. Matthew Dupre, profesor de la escuela de medicina de la Universidad de Duke, explicó a Time que “los hombres suelen recurrir a sus esposas para recibir apoyo y contención, especialmente en edades avanzadas”. Además, sostuvo que “más allá del estrés inmediato desencadenado por la pérdida de la pareja, los hombres viudos muchas veces pierden a una compañera que los instaba a comer sano, medicarse y otros hábitos”. 

Por tanto, no hay suficientes precauciones que una persona que afronta la muerte de un ser amado pueda tomar. Según Dupre, debería mentalizarse sobre lo que vendrá, sin importar cuán cerca o lejos esté de suceder. “Es importante que los adultos mayores entiendan cómo la muerte de su pareja puede impactar en su salud y en su longevidad”, advirtió Dupre, y recomendó a los prestadores de salud, la familia y los allegados que "les den la contención necesaria”. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...