28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,85
19 de febrero 2018 - 10:59hs

En aquellos tiempo donde Luis andaba enredado en la Premier. Cuando se peleaba con cuanto defensa le pusieran adelante, Gustavo Poyet salió en su defensa. "Si lo queremos cambiar, lo vamos a perder".

Suárez se fue de Inglaterra para triunfar en España. Y hoy es una estrella mundial. Pero Poyet sigue destacando aquello que el salteño trae desde la cuna: su espíritu uruguayo.

En una nota con el diario Marca, el entrenador uruguayo destacó al salteño como el mejor 9 del mundo.

"Luis es el delantero que a mí me gustaría tener. Yo entiendo el fútbol como él. Si entro a una cancha, tengo que ganar el partido. Puedo hacer tacos, chilenas y hacerlo bonito, pero lo que quiero es ganar. Luis siempre halla la forma de ganar. Y la encuentra solo, nadie se lo enseñó. Eso le convierte en alguien especial, y muy uruguayo. Para mí es el mejor delantero. Y no por un tema técnico, sino de espíritu", expresó Poyet.

Sueña con la selección

En la nota se le preguntó a Poyet si le gustaría entrenar algún día a la selección de Uruguay, a lo que respondió: "Yo espero que el maestro Tabárez dure muchos años más, pero evidentemente me gustaría entrenar a mi selección. Uno siempre se prepara para ello. Ahora, me gustaría tener a Suárez y Cavani, así que tendría que ser pronto (risas)".

¿Los chinos son todos iguales?

Poyet culminó hablando de su desembarco en Burdeos, del error que cometió cuando asumió en Betis sin la información adecuada y que en China, al no conocer a los jugadores, debía entrenar con una planilla con los nombres y las caras.

"Me gusta mucho esto. Soy un apasionado. Cuando me llamaron para el Burdeos no paré de ver partidos, de leer cosas... Trato de aprender mucho para llegar y tener una idea concreta. Fue más fácil aquí que en China. Allí tenía que ir con una planilla con nombres y caras para poder reconocer a los jugadores. A parte de agradecerle a mi mujer, que viene a todos lados, me gusta porque son desafíos que me encantan. Aprendí que no me informé lo suficiente antes de entrenar al Betis. La culpa fue mía y no de ellos. Yo pensaba que aquel campo, que era un espectáculo en mi etapa como jugador, sería aún más agradecido estando de su lado. Pero luego me encontré con una locura interna y alrededor del club que me afectó. No me preparé para todo ello. Cuando vine a Burdeos no cometí el mismo error. Leí mucho antes".

Temas:

Suárez uruguayo Luis Suárez Gustavo Poyet selección

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar