Mundo > Elecciones en Brasil

Prevén empate técnico entre Bolsonaro y Haddad en una segunda vuelta

El candidato del PT aseguró que de ganar, Lula será "un gran consejero" del gobierno

Tiempo de lectura: -'

20 de septiembre de 2018 a las 05:01

El ultraderechista Jair Bolsonaro (28%) y el candidato de izquierda Fernando Haddad (19%) lideran la primera vuelta de las presidenciales brasileñas del 7 de octubre, confirmó el pasado martes una encuesta de Ibope, que los muestra además empatados con un 40% en el segundo turno.

Haddad ganó 11 puntos (tenía 8%) en comparación con la última encuesta Ibope divulgada el 11 de septiembre, cuando el encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva lo designó como su sustituto en la tarjeta electoral del Partido de los Trabajadores (PT), indica el sondeo, realizado entre el 16 y el 18 de septiembre con 2.506 entrevistados. 

Bolsonaro, hospitalizado desde el 6 de septiembre tras ser apuñalado en un mitin, subió dos puntos porcentuales en una semana, aunque su crecimiento es de seis puntos desde ese ataque. Ciro Gomes, del PDT (centroizquierda), pasó del segundo al tercer lugar, con 11% (un punto menos que hace una semana). 

Le siguen el conservador Geraldo Alckmin, con 7%, y la ecologista Marina Silva, con 6%, la mitad que hace un mes, indica el estudio, que tiene un margen de error de dos puntos porcentuales. 

El porcentaje de votos blancos o nulos bajó de 19% la semana pasada a 14% y el de indecisos se mantuvo en 7%. 

De cara al segundo turno, que se celebrará el 28 de octubre, un duelo Bolsonaro-Haddad se saldaría con un empate, con 40% de votos cada uno, 15% de votos en blanco o nulos y 5% de indecisos. Hace una semana, Bolsonaro tenía ya 40%, pero Haddad estaba en 36%. 

Lea también: Haddad, el hombre que Lula eligió como candidato

Bolsonaro sería derrotado por Ciro Gomes por un punto (virtual empate técnico: 40% a 39%), empataría con Alckmin (38% para ambos) y vencería a Marina Silva (41% a 36%). Si la intención de voto por Haddad creció, también aumentó su índice de rechazo, de 23% a 29%, en tanto que el de Bolsonaro se sitúa en 42%, frente a 41% hace una semana. 

Intenta hacerse conocer

Haddad, exalcalde de Sao Paulo de 55 años, trata de identificar su imagen, poco conocida en la mayor parte del país, con la de Lula.

"Cada línea del programa de gobierno fue validada por el propio presidente (Lula) y por mí. Tenemos un proyecto", insistió días atrás durante un acto de campaña, vistiendo una camiseta con el nombre del exmandatario (2003-2010).

Lea también: Bolsonaro se recupera del ataque y carga contra el PT de Lula

Pero algunos electores todavía no lo ven así. "Si fuese Lula, yo estaría completamente segura (de votarlo), pero con Haddad todavía no sé", dijo a la AFP Diane Ildefonso, una vendedora callejera de 27 años, habitante de Rocinha. 

Por la noche, protagonizó un acto de campaña en el centro de Rio de Janeiro junto a la candidata del PT a gobernadora del estado, Marcia Tiburi.

"Hace 72 horas que nuestra candidatura fue oficializada. Pero no son solo Haddad y Manuela D'Ávila (que se presentan a la elección), son 40 años de un proyecto", dijo Haddad ante centenas de personas que sortearon la lluvia y coreaban "¡Lula libre!".

"Un gran consejero"

A pesar de que Lula debió ceder su lugar a Haddad, este lo toma como referente y guía, y se apoyará en él si resulta electo. Tanto que aseguró que Lula sería "un gran consejero" en un gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), tras visitarlo en la cárcel. 

"Brasil necesita nuestro gobierno y necesita a Lula orientando como un gran consejero", indicó Haddad a periodistas.

"Es un interlocutor permanente de todos los dirigentes del partido y nunca dejará de serlo. Nosotros estamos muy orgullosos de tener a Lula como dirigente", añadió.

Lea también: "Racista", "homófobo" y defensor de la pena de muerte: Jair Bolsonaro, el candidato de la extrema derecha en Brasil

"El presidente Lula estará con nosotros permanentemente, no hay ninguna dificultad en admitir eso", enfatizó, concordando con la visión transmitida más temprano por la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, quien había indicado al diario Valor que Lula tendría "un papel importante" en un gobierno del PT.

Haddad descarta indulto a Lula si es electo presidente

En tanto, Haddad, descartó enfáticamente la posibilidad de otorgar un indulto a Lula si gana las elecciones de octubre.

"No al indulto", dijo en declaraciones a la radio CBN y al sitio G1 sobre la posibilidad de conceder una medida favorable al líder de la izquierda, quien purga actualmente más de 12 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

"Lula no va a abandonar la defensa de su inocencia. Él es el primero en decir 'no quiero favores, quiero que los tribunales brasileños y los foros internacionales reconozcan que fui víctima de un error judicial'", explicó Haddad. "Yo como ciudadano voy a mantenerme en la campaña por la libertad del presidente", señaló a CBN.

Pelea interna

En tanto, Haddad se distanció de otro dirigente del PT, Fernando Pimentel, gobernador de Minas Gerais, quien se dijo "seguro de que, si es electo, Haddad firmará en el primer día de su gobierno un indulto para el presidente Lula".

"Puede que (Pimentel) tenga el deseo de que eso suceda, pero ocurre que nunca conversé con él sobre eso ni con nadie del PT", afirmó.

"Es el presidente de la República" quien tiene la prerrogativa de analizar la posibilidad de un indulto, y no un dirigente del PT, señaló Haddad.

Lula fue condenado como propietario de un apartamento en el litoral paulista, ofrecido por una gran constructora a cambio de su mediación para obtener contratos en Petrobras. Pero el exmandatario (2003-20109, objeto de otros cinco procesos, se declara inocente en todas las causas, y denuncia un acoso judicial y mediático para impedir que el PT vuelva al poder.

 

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.