Cargando...
Dmitry Ryboloyev, propietario del AS Mónaco y padre de Ekaterina, la esposa de Sartori

Nacional > Dmitri Rybolovlev

Quién es el suegro de Sartori y qué vínculos tiene con Putin

El magnate ruso Dmitry Ryboloyev aparece en el listado que sigue Estados Unidos y puede ser objeto de sanciones

Tiempo de lectura: -'

03 de marzo de 2022 a las 18:29

La orden del presidente Vladimir Putin de invadir Ucrania despertó las alarmas de un grupo de magnates rusos, quienes vieron sus inversiones en el extranjero amenazadas, en primera instancia, por las sanciones económicas y luego por el posible bloqueo de activos de parte de Estados Unidos y distintos países de la Unión Europea (UE). 

Uno de ellos fue el empresario Dmitry Ryboloyev, quien, además de ser dueño del AS Mónaco, de Francia, es suegro del senador Juan Sartori y padre de su esposa, Ekaterina. El propietario ruso, que forjó su fortuna en el negocio de los fertilizantes, se consolidó como uno de los oligarcas de renombre durante la era Putin.

En los últimos días, el congreso estadounidense apuntó a él como una de las figuras cercanas al mandatario de Rusia. Pero, pese a estar incluido en el listado de la Putin Accountability Act, fue excluido de un inventario elaborado por las autoridades francesas para identificar y sancionar a entidades y oligarcas rusos. 

Medios franceses avalaron que el magnate y Putin no mantienen un vínculo cercano. Incluso, señalaron que Ryboloyev no se ha identificado como partidario de sus ideas. Sin embargo, también consignaron las declaraciones del ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, quien manifestó que el listado de sancionados podría aumentar en los próximos días.

Rybolovlev, que viaja alrededor del mundo por negocios, tiene una fortuna estimada en US$ 6 mil millones. Abandonó Rusia en 2010, luego de vender su participación del 53 % en la empresa de fertilizantes Uralkali a un grupo de inversores cercanos del presidente Putin.

Fue protagonista en 2011 de la compra más cara de un apartamento en Nueva York con su hija Ekaterina como testaferro, a quien también incluyó en la firma de un cheque para adquirir la isla Skorpios. Cuenta, además, con propiedades en Estados Unidos, un chalet en el centro turístico de Gstaad, dos aviones transoceánicos, un yate gigantesco, y dos tercios del club Mónaco, entre otros activos.

Tal y como se anunció el pasado sábado, el gobierno estadounidense trabaja junto al de Alemania, Canadá, Francia, Italia, Reino Unido y la Comisión Europea en un "grupo de trabajo transatlántico", destinado a "identificar y congelar los activos de las personas y empresas sancionadas" que existen en sus jurisdicciones. Los negocios de Rybolovlev podrían verse amenazados.

El magnate ha argumentado en múltiples ocasiones que generó su fortuna luego de la disolución de la URSS y antes de que Putin asumiera por primera vez el gobierno, en 1999. Durante su carrera, ha buscado mantener distancia de los distintos gobernantes locales, aunque no así del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, a quien le compró una propiedad por US$ 95 millones en el 2008.

Al igual que su compatriota Roman Abramovich, propietario del Chelsea, aún no ha sido objeto de sanciones financieras por parte de la Unión Europea, pero la tensión sigue aumentando con cada ataque de Rusia a Ucrania. Las presiones al gobierno encabezado por Joe Biden están destinadas a emitir sanciones a los millonarios cuya riqueza permanece escondida en propiedades de lujo de su país. El propio mandatario reconoció que pondrá más presión y prometió perseguir las "ganancias mal habidas" de los oligarcas rusos y apoderarse de sus "yates, apartamentos de lujo y aviones privados". 

Abramovich anunció el pasado sábado que delegaba la gestión del club inglés a seis administradores de la fundación. A su vez, precisó que no pedirá el reembolso de los préstamos que concedió a la institución, estimados en 1.500 millones de libras (1.800 millones de euros, US$ 2.000 millones) y que el "producto neto" de la venta será destinado a "una fundación caritativa en beneficio de todas las víctimas de la guerra en Ucrania".

La situación de Ryboloyev si bien es diferente, porque la liga francesa confirmó que no tomará medidas contra su club, también aparece salpicada por el clima de la guerra. 

En el partido del pasado domingo, cuando el AS Mónaco enfrentó al Reims en el Stade Louis II, estuvieron presente en el palco el senador Sartori, su esposa y Oleg Petrov, vicepresidente ruso del club.

Nuevas sanciones de la Casa Blanca
Estados Unidos impuso este jueves nuevas sanciones a los oligarcas rusos "que siguen apoyando al presidente Vladimir Putin a pesar de su brutal invasión de Ucrania", anunció el gobierno de Biden.
Ocho nuevos miembros de la "élite rusa" y sus familiares verán congelados sus eventuales activos en Estados Unidos y bloqueado el acceso al sistema financiero estadounidense. Se trata en particular de Alisher Usmanov, una de las personas más ricas de Rusia y un aliado cercano de Putin, y de Dmitri Peskov, vocero del Kremlin y "uno de sus principales proveedores de la propaganda", dijo la Casa Blanca.
En el caso de Usmanov, las medidas afectarán a "su superyate, uno de los más grandes del mundo, y que acaba de ser confiscado por Alemania, y su jet privado, uno de los aviones privados más grandes de Rusia", según un comunicado.
Además, fueron sancionados Nikolai Tokarev, director ejecutivo de Transneft, un peso pesado en el sector del petróleo y el gas; Boris y Arkady Rotenberg, dos hermanos de una familia considerada muy cercana a Putin; Serguéi Chemezov, jefe del conglomerado de la industria petrolera Rostec Defense; Igor Shuvalov, director de VEB, el banco de desarrollo ruso; y Yevgeniy Prigozhin, otro amigo cercano del Kremlin. 
Se suman a las personalidades rusas ya sancionadas la semana pasada por Estados Unidos, para alinear la lista estadounidense con las sanciones de la Unión Europea, que desde el lunes incluyen a varios de estos nombres, dijo a la AFP una fuente cercana al tema. Washington ya había sancionado la semana pasada a empresarios rusos, allegados al Kremlin e incluso a Putin.
Las nuevas medidas incluyen a los familiares directos de los sancionados para evitar que transfieran sus propiedades a sus parientes. Al mismo tiempo, se prohíbe la entrada a Estados Unidos a 19 oligarcas rusos y 47 miembros de sus familias, precisa la Casa Blanca sin publicar sus nombres. 
Esta nueva ola de medidas punitivas estadounidenses se produce cuando varios de estos multimillonarios están bajo presión o comienzan a distanciarse de la guerra iniciada por Putin en Ucrania. 
En coordinación con sus aliados europeos, Washington creó así el miércoles una célula de investigadores encargada de perseguirlos y, posiblemente, incautar estos bienes de lujo. "Estos individuos se han enriquecido a costa de los rusos", "y son los encargados de proporcionar los recursos necesarios para apoyar la invasión de Ucrania por parte de Putin", estima el ejecutivo estadounidense. 
"El Tesoro compartirá su inteligencia financiera y otras pruebas, cuando corresponda, con el Departamento de Justicia para respaldar los procesos penales y las incautaciones de activos", señaló la Casa Blanca.
Con información de AFP

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...