Fútbol > NACIONAL

Rafa García, un campeón agradecido

"Le agradecí a Martín (Lasarte) porque me dio la oportunidad de salir campeón uruguayo por tercera vez", dijo el futbolista tricolor

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2016 a las 05:00

Martín Lasarte se abrazó con todos después del partido contra Boston River, pero el abrazo que se dio con Rafael García fue especial, o al menos, eso pareció desde la tribuna. Ambos tenían lágrimas en los ojos y durante varios segundos se hablaron al oído.

Ayer, durante el festejo por un nuevo título y la despedida del plantel hasta el próximo año, García le contó a Referí sobre ese emotivo saludo con el técnico: "Simplemente Martín ha demostrado ser una persona espectacular. Le agradecí que me haya dado la oportunidad de salir campeón uruguayo por tercera vez. Uno no se puede olvidar que hace seis meses no estaba en Nacional y si volví al club fue pura y exclusivamente por un grupo de personas de las que el principal responsable es Lasarte junto con el profe (Marcelo) Tulbovitz. Hay que ser agradecido".

García, de 27 años, fue campeón Uruguayo en las temporadas 2011/2012 (jugó dos partidos en el Clausura), 2014/2015 (disputó 14 partidos en el Apertura y luego se fue a Morelia) y 2016. En este torneo especial integró el equipo titular en dos encuentros y fue suplente en los otros 12.

"Siempre dar el máximo"

"El objetivo siempre es salir campeón, pero juegan 11 jugadores entre 20 y pico que integran el plantel. A veces a uno le toca jugar y otras veces no. Desde el lugar que le toque, uno tiene que hacer todo lo que esté al alcance para ganar. Si no toca jugar tanto como fue en este caso, lo mismo. Hay que dar lo máximo en todo lo que pueda ayudar porque el objetivo de todos es salir campeón, el disfrute es el mismo. Lo único que importa cuando termina el campeonato es estar primero en la tabla de posiciones. Y en el día a día hay que hacer todo lo posible. Por algo hay un director técnico que organiza el equipo y hay que respetar las decisiones", dijo el volante devenido en zaguero.

Agregó, sobre este tema, que "cuando a uno le tocó jugar todos los partidos y salir campeón, siempre le gustaba que el compañero que estaba atrás apoyara, y en este caso, por respeto a mi mismo, por una cuestión ideológica, tenía que hacer todo para intentar que el equipo gane desde el lugar que tocara".

Marcelo Gallardo dijo en una oportunidad, que si iba a la guerra iba con Rafa García. Martín Lasarte también destacó el sentido de pertenencia de García, un hincha-jugador: "No solo eso, lo importante es saber bien donde estamos parados, en el equipo que jugamos y ser muy conscientes de la responsabilidad y obligaciones que tenemos de salir campeón", manifestó a Referí.

García tiene contrato por un año más con Nacional y contó que no le gusta mucho hacer balances sobre su carrera, la que comenzó en Nacional y continuó en Rampla, Fénix, Morelia y Defensa y Justicia. "Soy muy de vivir el día a día, no miro para adelante, trato de vivir el presente. Estoy muy contento con lo hecho hasta el momento porque no todos los jugadores tienen la suerte de salir tres veces campeón uruguayo y yo la he tenido".

El deber de ser campeón

Para él, jugar en Nacional y dar la vuelta es un deber: "Personalmente lo siento así. Cumplimos con nuestra obligación y deber de salir campeón nuevamente. Este es el tercer campeonato Uruguayo que tengo la suerte de ganar, estoy contento por haber cumplido con el deber y ahora a descansar un par de días para empezar a trabajar y lograr otro campeonato. Hay que festejar lo justo por el haber cumplido con la obligación".

Cuando fue transferido a México en el verano de 2015, el pase que le podía cambiar el futuro económico terminó con una grave lesión: "Mientras estuve bien físicamente estaba todo bárbaro, después me rompí (ligamentos cruzados) y no tenía mucho que hacer, era volver a empezar. No es que me reclame nada a mi mismo, fue asumir lo que me pasó, aguantar el dolor y que ese dolor me motive para ser más fuerte y mejor en lo venía".

De eso sabe, porque la vida lo golpeó duro. En 2011 su papá fue asesinado cuando cumplía con su tarea de taxista. "Uno siempre trata de estar fuerte y salir adelante con todo", expresó.

"Por una cuestión ideológica, cuando no juego intento apoyar al compañero porque el objetivo es salir campeón". "Por una cuestión ideológica, cuando no juego intento apoyar al compañero porque el objetivo es salir campeón".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...