21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
20 de noviembre 2022 - 5:00hs

Polonia tiene algunas de las leyes de aborto más estrictas de Europa y en octubre de 2020, el Tribunal Constitucional del país dictaminó que el aborto por defectos fetales era inconstitucional.

El tribunal agregó también que los embarazos solo pueden interrumpirse en casos de violación, incesto o si la vida de la madre está en peligro. Esta legislación fue ratificada por el gobierno polaco en enero de 2021.

El 22 de setiembre de 2021 Izabel Sajbor murió de sepsis en un hospital del sur de Polonia después de que los médicos se negaran a interrumpir su embarazo aunque se hubieran detectado defectos fetales.

Más noticias

Izabela Sajbor se convirtió en una de las primeras víctimas conocidas de la prohibición de facto del aborto por parte del gobierno polaco, y su cuñada Barbara Skrobol ha estado presionando para que se haga justicia y difundiendo el caso públicamente para que ninguna otra mujer en Polonia tenga que pasar por una experiencia similar.

“Iza era como una hermana para mí. Siempre estuvo llena de vida y también fue un modelo a seguir para su hija Maja, de nueve años. Su muerte sacudió a nuestra familia”, le dijo Skrobol a Al Jazeera y agregó que “cuando volvió a quedar embarazada, la noticia nos hizo muy felices a todos. Pero a las 22 semanas de su embarazo, la nueva ley de aborto de Polonia dictó el curso de su vida”.

Hablando en una audiencia pública sobre la ley de aborto de Polonia en el Parlamento Europeo en Bruselas este jueves, Skrobol describió los últimos momentos de Izabela en el hospital de Pszczyna: “No se nos permitió visitarla, pero recibimos mensajes de texto de ella que decían que los médicos estaban esperando a que se detuvieran los latidos del corazón del feto”.

Skrobol instó a la Unión Europea a adoptar una postura más dura sobre el tema para que las leyes polacas dejen de intervenir en la vida de las mujeres.

El pedido de Skrobol está en sintonía con una resolución que el Parlamento adoptó en noviembre de 2021, pidiendo a Varsovia que levantara la prohibición de facto que amenaza la vida de las mujeres.

La muerte de Izabela no solo provocó protestas generalizadas condenando las leyes restrictivas sobre el aborto en Polonia, también muchas mujeres se han vuelto aprensivas a quedar embarazadas.

Según un informe de octubre del periódico polaco Dziennik Gazeta, el 52 % de los polacos cree que las nuevas reglas sobre el aborto los han hecho menos deseosos de tener hijos. Este es un aumento del 45 % con respecto al año pasado.

Kamila Ferenc, abogada de la Fundación para la Mujer y la Planificación Familiar (FEDERA), con sede en Varsovia, le dijo a Al Jazeera que desde que se introdujo la restrictiva ley de planificación familiar de Polonia en 1993, a las mujeres no se les han garantizado sus derechos reproductivos.

“La fuerte posición de la Iglesia Católica ha estigmatizado el aborto y nuestro gobierno conservador al ratificar la legislación sobre el aborto de octubre de 2020 se lo ha puesto muy difícil a muchas mujeres. Incluso acceder a los anticonceptivos es difícil”, afirmó Ferenc.

Destacó que desde que entró en vigor la legislación de octubre de 2020, más de 70.000 mujeres polacas se han visto afectadas y seis mujeres han muerto de la misma forma que Izabela, ya que los médicos se negaron a interrumpir sus embarazos.

En una audiencia en el Parlamento Europeo en Bruselas esta semana, el político polaco Robert Biedron, quien también preside el Comité de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo, informó sobre una visita reciente a Polonia donde se entrevistaron con ONGs y muchas mujeres y le dijo al periodismo que “en la situación actual, el acceso al aborto legal sigue siendo muy limitado”.

Biedron también señaló que la delegación del Parlamento Europeo se reunió con varias refugiadas ucranianas en Polonia, que también están sujetas a la prohibición del aborto, lo que ha sido una sorpresa total para las mujeres ucranianas, según Ferenc.

“Estas mujeres estaban acostumbradas a una legislación de aborto más liberal en Ucrania, y ahora están sorprendidas de que, en Polonia, que por un lado les da refugio, por otro lado, no les permite ejercer sus derechos reproductivos fundamentales”.

Otro desafío para las mujeres ucranianas es cómo la ley polaca aborda el aborto después de una violación. Si bien el aborto está permitido, las mujeres deben poder demostrar que han sido violadas.

“Esto ya es difícil para las mujeres polacas y lo será aún más para las mujeres ucranianas. Pero nosotros en FEDERA los ayudamos a obtener un certificado de un fiscal”, dijo a Al Jazeera Urszula Grycuk, coordinadora de defensa internacional de la organización.

Para apoyar aún más a las mujeres ucranianas, Biedron le dijo a Al Jazeera que la UE debería considerar incluir una cláusula que les permita buscar servicios de aborto libremente en todos los países de la UE como parte de la directiva de protección temporal del bloque, que otorga a los ucranianos el derecho a vivir y recibir atención médica, oportunidades de trabajo y educación hasta 2024 en la UE.

Caroline Hickson, directora regional de la Red Europea de la Federación Internacional de Planificación de la Familia, destacó la importancia de proteger los derechos de las mujeres a protestar, ya que la batalla mundial para que se levanten las prohibiciones del aborto aumenta con las mujeres que protestan no solo contra las leyes de Polonia sino también, más recientemente, contra las leyes de aborto de los Estados Unidos.

“Sin protección, morirán más mujeres y estaremos aquí nuevamente en una audiencia dentro de 10 años”, agregó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar