Cargando...
Culminó la cosecha de soja con rindes dispares.

Agro > FIN DE LA COSECHA

Rendimientos magros en soja y “números complicados para el productor”

Se estima que en esta zafra se cultivaron 1,1 millones de hectáreas de soja y que el área volverá a crecer en 2021/22

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2021 a las 05:00

La cosecha de soja culminó con rendimientos que rondan los 1.800 y 1.900 kilos por hectárea (ha) en promedio, aunque con una gran variabilidad dependiendo la zona del país en la que se encontraba el cultivo, explicó a El Observador Juan Manuel García, vicepresidente de la Cooperativa Agraria Nacional (Copagran).

En la zafra 2019/2020 el rendimiento promedio se ubicó en US$ 2.171 kg por ha y tampoco fue de las mejores desde que este cultivo es el de mayor superficie en el área agrícola nacional.

Se estima que en esta zafra se cultivaron 1,1 millones de ha con este cultivo. En ese sentido, la persistencia de precios firmes por la soja en el mercado internacional, con una demanda consistente por el agro, hacen pensar en que para la zafra 2021/22 el área crecerá, aunque faltan varios meses para el inicio de una nueva siembra.

En zonas donde el régimen hídrico fue bueno, como en el este del país o al norte de Paysandú y Tacuarembó, hubo rindes que superaron los 3.000 kilos por hectárea; en el sur de Colonia se obtuvieron rendimientos por encima de los 2.000 kilos; pero al sur del Río Negro y Soriano, donde el déficit hídrico fue más importante, hubo chacras que promediaron 2.500 kilos por ha, otras que superaron los 1.700 kg/ha, algunas 500 e incluso, otras que “se abandonaron y no se terminaron cosechando”, informó.

Números complicados

Por la cantidad de kilos producidos y cuántos de ellos ya se habían negociado, “el número del productor es complicado esta zafra, sobre todo en las zonas donde se obtuvieron rindes menores”, lamentó García.

Según explicó, en muchos casos la producción se comenzó a vender al comienzo de la siembra, e incluso antes, una estrategia habitual, momentos en los que el grano tenía valores internacionales de US$ 350 por tonelada en promedio.

“En ese momento era un buen precio, porque hacía poco habíamos terminado de liquidar la cosecha anterior, que vendimos a US$ 315 y US$ 320”, recordó.

Por lo tanto, al vender parte de la producción de modo adelantado y a aquellos precios, y al concretarse una cosecha de rendimientos bajos, fueron pocos los productores que pudieron captar los valores cercanos y hasta superiores a US$ 500 por tonelada que se instalaron en el mercado durante la zafra.

Fue una cosecha ágil

Lo que fue positivo fue que gracias a que no hubo muchas precipitaciones al inicio del mes de marzo las cosechas se pudieron levantar rápido, “todo con buena calidad y muy poco que tuviera que ir a secado”, indicó.

La agilidad en las tareas de cosecha hablan de “los pocos kilos que obtuvimos”, dijo por su parte Diego Gigou, gerente de producción agrícola de Agronegocios del Plata (ADP), quien dijo que “dentro de todo, esta fue una zafra bastante llevadera”.

En los cultivos de ADP los rendimientos fueron de 1.830 kilos por hectárea. Más allá de los rindes previstos eran mayores, “de todos modos, para cómo terminó el año el rendimiento, no es del todo malo”, sostuvo Guigou, quien añadió que la calidad de la oleaginosa de esta zafra es muy buena.

Con la mira puesta en próximos cultivos, el integrante de ADP destacó que próximamente comenzarán a utilizarse nuevas tecnologías para el manejo de malezas, uno de los problemas que "viene complicando la producción". La tecnología Enlist, explicó, "será un aporte muy interesante para el futuro de la soja".

Cerró la zafra de verano

Junto con la producción de soja, también se levantaron de las chacras otros cultivos de verano y el vicepresidente de Copagran destacó los resultados de algunos que mostraron diferentes rendimientos.

El maíz de primera tuvo rindes de 3.500 a 5.500 kilos por hectárea, mientras que el maíz de segunda, que aún se está cosechando, ha arrojado resultados por encima de los 6.500 y 7.000 kilos.

Además, se han cosechado, en promedio, de 5.000 a 6.000 kilos de sorgo de primera; y entre 5.000 y 5.5000 de sorgo de segunda

Por su parte, el cultivo de girasol, que fue el primero en cosecharse junto con los maíces tempranos, tuvo un rinde rondó entre los 1.500 y los 3.000 kilos por ha.

“Si lo comparamos con la soja, arrojó muy buenos resultados para el productor, con muy buenos rendimientos y muy buenos contenidos de aceite”, detalló García, quien resaltó que el girasol cerró un muy buen año y que por eso, desde Copagran, se proyecta que el área de siembra de este cultivo continúe creciendo a nivel nacional.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...