Nacional > ciudad binacional

Rivera, el talón de Aquiles de Uruguay en la batalla contra el coronavirus

Es un desafío frenar la circulación comunitaria del virus en una ciudad que se caracteriza por el tránsito de personas desde Brasil varias veces en el día

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2020 a las 05:01

El asfalto de la Plaza Internacional continúa mojado por el agua de lluvia. Es sábado y el viento sopla fuerte en la única plaza binacional en el mundo, construida a medio camino entre Rivera (Uruguay) y Santana do Livramento (Brasil). Este fin de semana, el mal tiempo llevó a que se debiera postergar el anunciado incremento de los controles fronterizos, dijo a El Observador la intendenta de Rivera, Alma Galup.

El sábado no fue un día más para la gente de Rivera. Se confirmaron las primeras dos muertes por coronavirus en el departamento, después de constatar el crecimiento sostenido de contagios, lo que tiene en alerta a las autoridades nacionales y departamentales, que miran preocupadas las cifras poco auspiciosas de Brasil y los desafíos de controlar la enfermedad infecciosa en la ciudad binacional. 

La situación epidemiológica de Rivera fue el foco de una reunión virtual que el presidente Luis Lacalle Pou tuvo este sábado con ministros y autoridades de la salud. Vía Zoom, el jefe de Estado resolvió que este domingo iría al departamento para interiorizarse sobre la "realidad sanitaria de la frontera", informó Presidencia en un comunicado.

Tras la videoconferencia en la que se evaluaron medidas a tomar a nivel binacional, el presidente decidió visitar Rivera este domingo "para relevar la realidad sanitaria de esa zona fronteriza", según se informó en la web de Presidencia.

En Livramento, el primer contagio se confirmó el 20 de marzo. En Rivera, recién el 7 de mayo. Desde entonces, es un desafío frenar la circulación comunitaria del virus en una ciudad que se caracteriza por el tránsito de personas de un país a otro, varias veces en el día. 

"Es un tema político y muy difícil. ¿Cómo se cierra la frontera en Rivera y Livramento, que son una única ciudad? ¿Levantamos un muro? No se puede. Pero podés hacer más estrictas las medidas", planteó a El Observador el galardonado gastroenterólogo Henry Cohen, que integra el Grupo Asesor Científico Honorario que aconseja al gobierno respecto a cómo controlar la emergencia sanitaria en curso. 

La medida que habían acordado para los fines de semana –y que debió postergarse por el mal tiempo– fue la puesta en marcha de una "Aduana móvil". En coordinación con la Policía y el Ejército, se controlaría los documentos de todas las personas que pretendieran cruzar la frontera. Habría equipos trabajando desde las ocho hasta las 17 horas, deteniendo automóviles, pidiendo documentación, midiendo la temperatura corporal y haciendo recomendaciones sanitarias, entre otras tareas de prevención, informó Galup. 

"Sacoleros"

La intendenta de Rivera dijo que se siente respaldada por el gobierno nacional, que está en contacto permanente con el Ministerio de Salud Pública, pero desde hace tiempo advierte que la situación sanitaria se puede "descontrolar".

"La llegada de turistas en los fines de semana nos ponía muy nerviosos. Muy nerviosos. Como que había cosas que se nos iban a escapar de las manos, porque sabemos cómo funciona la frontera, es natural que se dé así, y finalmente ocurrió. Ahora es momento de tomar las medidas para detener esto. Estoy segura de que se están haciendo y de que vamos a poder controlar esto", aseguró. 

¿Qué diferencia los sábados y domingos del resto de los días? La llegada desde Brasil de los "sacoleros", como se conoce a las personas que vienen a comprar productos que están más baratos en la parte uruguaya de la ciudad binacional. Según Galup, algunas de estas personas están organizadas y vienen a comprar cada una mercadería por US$ 300 –el límite legalmente admitido para ingresar a Brasil–, que luego revenden.

Así, por ejemplo, llegan 10 personas por separado que en total se llevan US$ 3.000 de mercadería comprada en Uruguay. El fin de semana pasado accedieron al país 800 vehículos de ciudades aledañas a Livramento, que vinieron exclusivamente a hacer compras, según información de la que dispone la intendenta de Rivera. 

"Siempre estuvo el sacolero, siempre estuvo el contrabandista, pero nunca estuvo la pandemia. Lo que se ve como algo natural, deja de ser natural en estas circunstancias. Sabemos que hay comerciantes que viven de esto y lo que ellos venden es legal, ellos entran legalmente por Brasil. El objetivo es frenar este tipo de comercio, pero es un problema de dificilísima solución y no podemos frenarlo", señaló Galup. 

Lo mismo sucede a la inversa: los uruguayos también "cruzan" a Brasil para aprovechar las ofertas. "Nuestra población cobra y va a hacer su surtido. Se da más con la población de menores ingresos, que va a comprar de todo: porotos, azúcar, cierto tipo de fideos, jabón, papel higiénico. La diferencia de precios es muy significativa en todo lo que compone la canasta básica", indicó la intendenta. 

¿Cómo se puede frenar una práctica tan arraigada en las raíces de la población fronteriza? Galup sabe que este fenómeno siempre existió y es difícil de controlar, pero cree que "al menos habría que intentarlo" durante la emergencia sanitaria. Por eso pide una mayor participación del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Hemos apelado a ese apoyo y estoy segura de que lo vamos a tener. Y creo que, al escuchar este viernes al canciller Ernesto Talvi, el gobierno nos ha escuchado y pronto vamos a tener novedades", dijo Galup. 

La complejidad de las ciudades binacionales 

Desde que Uruguay entró en estado de emergencia sanitaria, una de las primeras medidas que tomó el gobierno fue decretar el cierre de fronteras. Sin embargo, esto no incluye las ciudades binacionales, donde los "doble chapa" cruzan la frontera varias veces en un mismo día.  

Por ello se decidió reforzar los controles y los protocolos de seguridad sanitaria del lado uruguayo, pero sin afectar la vida binacional, según dijeron fuentes políticas a El Observador. Desde el primer día se buscó cumplir con las medidas dispuestas para evitar las filtraciones desde la frontera. 

Las dos muertes ocurridas este sábado, no obstante, llevaron a que el Ministerio de Salud Pública evaluara incrementar las medidas sanitarias en Rivera. Los jerarcas se reunieron en la tarde para valorar qué otros pasos se podrían dar, y allí se definió que el presidente viajara este domingo. 

El martes, el canciller anunció que se había puesto en contacto con el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, a pedido del ministro de Salud Pública uruguayo, Daniel Salinas. “Queremos empezar a coordinar trabajos sanitarios y de epidemiología en las ciudades donde hay fronteras secas”, señaló Talvi, según consignó El País. 

Asimismo, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) realiza tests de diagnóstico de coronavirus aleatorios desde este viernes en los departamentos de Cerro Largo y Rivera para evaluar la situación sanitaria en la frontera con el país norteño. 

La prefeita de Livramento, Mari Machado, está en contacto permanente con Galup para coordinar acciones en la ciudad binacional. En Brasil, el Supremo Tribunal Federal reconoció la autonomía de los estados y de los municipios para fijar su reglamento sanitario, de acuerdo con su realidad local. 

Contraria a los pasos que dio el presidente Jair Bolsonaro desde que el virus llegó a la región, Machado admitió que es "un problema tener un conflicto de autoridades que piensan diferente a nivel nacional, estadual y municipal". 

"La opción del presidente Bolsonaro de desacreditar al virus no tiene ningún fundamento científico. Es solo una posición personal y yo no tengo ninguna obligación moral ni política de seguirla", dijo en entrevista con El Observador

Hasta este domingo hay 12 casos activos de coronavirus en Rivera, de los cuales nueve se detectaron el sábado. Cinco de ellos provienen de un mismo foco, según informó el Sistema Nacional de Emergencias. 

En Livramento murieron dos personas y se confirmaron 34 casos positivos, de los cuales 28 ya se recuperaron. Este sábado, Machado firmó un decreto para extender por 30 días las medidas sanitarias adoptadas a raíz de la pandemia, según dijo a El Observador. Hasta ese momento no había sido contactada por el gobierno nacional de Uruguay, pero sí tenía un trato fluido con la intendenta de Rivera. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...