Fútbol > EN LOS CÉSPEDES

Así fue la presentación de Rodrigo Amaral en Nacional

El futbolista de 21 años le pidió disculpas a los hinchas y prometió brindar lo mejor, en la ceremonia que se realizó en el complejo deportivo de los albos

Tiempo de lectura: -'

08 de enero de 2019 a las 18:31

Martes de tarde en Los Céspedes. En una de las canchas, el técnico argentino Eduardo Domínguez trabaja con el plantel que afrontará la temporada 2019. Los entrenamientos no saben de pausas para los tricolores, mientras a un costado, un grupo de personas de camisa, saco y pantalón, que rompen la tónica de la indumentaria deportiva que suele mostrar un campo de fútbol, se aprestan para anunciar una de las noticias más importantes para el club: el regreso de un producto genuino de la casa, que se fue por la puerta de atrás en 2017.

En ese contexto, cuando caía la tarde del martes, Rodrigo Amaral fue presentado como nuevo jugador del plantel de Nacional para la temporada 2019.

Tras la bienvenida que le dio el presidente José Decurnex, el futbolista de 21 años tomó el micrófono y habló en conferencia de prensa a los medios presentes entre los que estaba Referí. "A los hinchas de Nacional ya les pedí disculpas por la forma en que me fui. Ahora les agradezco por todos los mensajes que me enviaron y les digo que voy a dejar lo mejor que tengo por el club y para demostrar por qué estoy acá", subrayó.

"Estoy muy contento, soy el hombre más feliz del mundo porque estoy en el club que amo. Iván (Alonso) se contactó conmigo, me dijo las ganas que tenía que esté acá y yo también estoy muy contento. Es una nueva ilusión y un nuevo desafío", declaró. 

Reconoció que habló por teléfono con el entrenador, que durante la presentación trabajaba en otra cancha del complejo deportivo de los albos, y expresó: "Hablé por teléfono pero aún no cara a cara, me explicó lo que trabaja y lo que viene a hacer en Nacional, me dijo las expectativas que tiene en mí y yo le dije las ganas que tengo de estar acá por lo que ahora toca prepararme para la pretemporada con todo". 

Sobre su situación, dijo: "Futbolísticamente llego bien. En Argentina estuve jugando en Reserva. Sé que no es lo mismo, pero me siento bien, positivo, con muchas ganas y ahora adentro de la cancha lo tengo que demostrar".

Finalmente, expresó: "La lección que aprendí es que nunca hay que bajar los brazos. En mi cabeza estaba jugar y recuperarme en lo físico. Y aquí estoy".

Sobre los cambios que tuvo reflexionó y dijo con sinceridad: "El Amaral que se fue era un pibe muy chico, no hace mucho que se fue pero la cabeza cambió mucho. Desde que tengo a mi hija y me fui a vivir a Argentina con ella y mi señora maduré mucho.  Ahora soy un hombre y soy maduro". 

"Fue muy lindo el pasaje por Racing, si bien no pude jugar ni debutar me dejó experiencias lindas y malas. Pero lo positivo es que me cambió la cabeza y estuve concentrado en lo que tenía que hacer". 

Cuando le preguntaron si los problemas y la falta de estado físico que tuvo en su anterior pasaje por Nacional se debían a problemas de conducta por mala alimentación o a una cuestón genética afirmó sin dar vueltas: "Era de conducta, de cabeza. Tuve que cambiar muchas cosas. Lo fundamental fue el nacimiento de mi hija, ahora estoy trabajando para mí, para mi familia y es todo para ella. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...