Cargando...
Por la obligación de pagar en rublos a raíz de la guerra, la UE intenta reducir su dependencia del gas ruso, que antes representaba el 40% de sus importaciones anuales

Mundo > La guerra económica

Rusia les cortó el gas a cinco naciones europeas por no pagar en rublos

Los países desconectados de los gasoductos son Polonia, Bulgaria, Finlandia, Países Bajos y Dinamarca, cuyos gobiernos no accedieron a pagarle en rublos y no prevé nuevos cortes.  Alemania aceptó la nueva modalidad

Tiempo de lectura: -'

11 de junio de 2022 a las 05:02

Cinco países europeos fueron desconectados por Rusia de los gasoductos que transportan su fluido desde Siberia por negarse a pagarlo en rublos, pero Alemania, tractor de la economía en Europa, aceptó las nuevas condiciones ya que el gas ruso cubre el 60 por ciento de sus necesidades y de momento no puede reemplazarlo.

A 10 días de implementarse las nuevas condiciones de pago anunciadas por Vladimir Putin a comienzos de abril, en respuesta a las sanciones occidentales por la invasión a Ucrania, se va delineando el nuevo panorama energético europeo.

Aunque los balances son provisorios, algunas miradas como la del diario londinense The Guardian, célebre por la severidad de sus análisis, creen que esta batalla está siendo favorable a Moscú.

Según el periódico, las sanciones que buscaron minar la economía rusa en el contexto bélico, hicieron subir el valor de sus exportaciones de combustibles “impulsando masivamente su balanza comercial”.

En los primeros cuatro meses de 2022, dice el editorialista, Rusia logró un superávit por cuenta corriente de US$ 96.000 millones, más del triple que en el mismo periodo de 2021.

Los cinco países desconectados desde el 31 de mayo son Polonia, Bulgaria, Finlandia, Países Bajos y Dinamarca, mientras que otros adoptan planes de contingencia o directamente resolvieron prescindir de ese suministro a futuro, como el caso de Lituania ya que está reconectado a Noruega, un gran productor. 

A través de su vocero, Dimitri Peshkov, el Kremlin acaba de anunciar que los países que siguen recibiendo gas ruso es porque pagaron en moneda nacional rusa por el suministro.

Resaltó, además, que Rusia no prevé nuevos cortes en lo inmediato, según informó la agencia oficial de noticias TASS.

La semana pasada, el gigante energético estatal ruso Gazprom anunció las primeras desconexiones y reportó una caída del 27,7% en sus entregas en los primeros meses del año.

Pero el de Alemania, primer comprador de gas ruso en Europa, es un caso testigo: el ministro de Economía, Robert Habeck, declaró que el gobierno no podrá abandonar el gas ruso antes de 2024, ya que en el país no hay siquiera terminales de Gas Natural Licuado (GNL) para descargarlo de barcos, informó la cadena alemana Deutsche Welle.

Pese a haber votado las sanciones para debilitar a Rusia, no pudo aplicarlas y al igual que Hungría resolvió pagar en rublos, aunque simultáneamente firmó un acuerdo con Países Bajos para explorar un yacimiento 19 kilómetros mar adentro en la frontera holando-alemana.

El nuevo procedimiento ruso establece que los clientes internacionales deben abrir cuentas especiales en el banco Gazprombank, una para los pagos en divisa extranjera y otra para las conversiones en rublos, desde la que se abona a la empresa estatal Gazprom por el gas.

Esta estrategia del Kremlin busca sortear las sanciones internacionales que impiden al gobierno ruso acceder a esas cuentas u operar en monedas como el dólar o el euro.

Aunque la Unión Europea (UE) dijo varias veces que este mecanismo de conversión del rublo es una manera de eludir las sanciones, varios Estados miembros que necesitan mantener los suministros pidieron aclaraciones a la Comisión Europea, señaló la agencia Europa Press.

El órgano ejecutivo de la UE concluyó que acatar este sistema no implica violar las sanciones, ya que el pago inicial se realiza en euros o dólares.

La interpretación permitió a la empresa alemana Shell Energy Europe, una de las operadoras del gasoducto ruso en suelo germano, rever su inicial negativa a aceptar la nueva modalidad de pago y reanudar así el suministro.

Italia, el segundo mayor comprador de gas ruso en la UE, prevé recortar este año a la mitad su suministro aprovechando su conexión con el gasoducto Transmediterráneo, que le permitirá importar gas de Angola, República del Congo y Argelia, con los que ya firmó acuerdos.

Roma también está buscando otros proveedores en Qatar, Mozambique y Azerbaiyán y tiene tres terminales de GNL, pero el plan tendrá un costo: limitar las temperaturas de escuelas y edificios públicos a 25 grados el próximo verano y la calefacción a 19 grados el próximo inverno, lo que supondrá un ahorro de hasta 4 mil millones de metros cúbicos de gas natural por año.

En Grecia el 30% de las necesidades energéticas griegas son satisfechas con gas procedente de Rusia que llega por el gasoducto Turkish Stream, que hasta ahora bombea gas ruso hacia Grecia y Turquía.

Antes de que finalice 2022, el gobierno griego planea que dos tercios del gas ruso sean reemplazados por el de Azerbaiyán. A mediano plazo, el país mediterráneo quiere explorar sus propios yacimientos de gas e independizarse.

Polonia, al igual que Bulgaria, recibirá suministros de gas de sus países vecinos, entre ellos Lituania y si fuera necesario, gas ruso desde Alemania. En Bruselas los ministros de Energía negocian soluciones solidarias. Polonia no tiene, de momento, de qué preocuparse; sus reservas de gas están casi llenas, al 76%. El gobierno polaco celebra la construcción del gasoducto Baltic Pipe, con el podrá recibir gas desde Noruega a partir del próximo octubre.

Hungría depende casi por completo de los suministros de gas y petróleo ruso y por lo pronto, la situación no cambiará. Budapest no adhirió a las sanciones energéticas de la UE a Rusia.

Francia solo recibe el 20% de gas de Rusia, y por lo tanto no está en una posición vulnerable por lo que se muestra partidaria de las sanciones energéticas de la UE contra Moscú.

Por la obligación de pagar en rublos a raíz de la guerra, la UE intenta reducir su dependencia del gas ruso, que antes representaba el 40% de sus importaciones anuales.

El sexto paquete de sanciones a Rusia votado por la UE hace 10 días prevé además prohibir hasta el 90% de las exportaciones de petróleo ruso de acá a fin de año, equivalente a más de los dos tercios de la combustible importado por los países de la comunidad.

Con ello se planea “cortar una enorme fuente de financiación para su maquinaria bélica”, tuiteó ayer el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Del bloqueo quedaron eximidas “temporalmente” Hungría y la República Checa, las que tendrán un plazo de 18 meses para adaptar sus instalaciones de refinamiento.

Pero la previsión de causar daños a la economía rusa por esta vía no estaría dando resultados, según advirtió el diario londinense The Guardian.

“Rusia está ganando la guerra económica" a tres meses de declarada, escribió el periódico el pasado 2 de junio.

El editor económico del diario, Larry Elliott, destacó con datos duros que las sanciones han tenido “el efecto perverso de hacer subir el costo de las exportaciones de petróleo y gas” de Rusia, impulsando masivamente su balanza comercial.

En los primeros cuatro meses de 2022, dice el editorialista, Rusia logró un superávit por cuenta corriente de US$ 96.000 millones, más del triple que en el mismo periodo de 2021.

Cuando la UE declaró su prohibición parcial de las exportaciones de petróleo ruso, a principios de esta semana, el costo del crudo en los mercados mundiales aumentó. “Esto no hizo más que proporcionar a Rusia otra fuente de ingresos. A Moscú no le resulta difícil encontrar mercados alternativos para su energía, ya que las exportaciones de petróleo y gas a China aumentaron en abril más de un 50% respecto al año anterior”, concluye el análisis.

Además, gracias a los controles de capital y a su superávit comercial, “el rublo ha adquirido más fuerza”.

Por otra parte, estima que Rusia tiene tiempo para encontrar fuentes alternativas de repuestos y componentes en países dispuestos a eludir las sanciones occidentales.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...