Nacional > TRANSPORTE PÚBLICO

Salgado: los ómnibus en las horas pico "no dan abasto" y es lo que "queda" por resolver

Para el presidente de Cutcsa hay que reforzar con más unidades la flota, pero flexibilizando el régimen de trabajo para pagar sólo por las horas pico

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2019 a las 08:56

Para el presidente de la empresa Cutcsa, Juan Salgado, en materia de transporte público en Montevideo está "todo pensado" y "estudiado", al punto de que hay temas que se repiten desde hace varios años. Mientras que asegura que se ha avanzado en la frecuencia de las líneas, lo que demoran las unidades en llegar a la parada, la limpieza y –próximamente– la accesibilidad, hoy el tema que está pendiente es la aglomeración de personas en las horas pico de lunes a viernes. 

"El tema es en algunos recorridos, en los que hay dos horas pico en la tarde y otras dos en la mañana, en la que toda la flota no da abasto", aseguró en diálogo con El Observador Salgado, que además preside la Cámara del Transporte del Uruguay. En esas horas pico, según explicó, todas las empresas tienen a sus unidades en las calles y la flota asciende a 1.500 ómnibus. 

"Se fueron eliminando un montón de cosas. Si algo queda, es eso", dijo en relación a las horas pico y la acumulación de pasajeros. 

Salgado consideró que la solución no está lejos de llegar pero que en los últimos años se priorizaron otras áreas. "Lo primero que tenemos que decir es ver si tenés los recursos para atender el problema. Porque, poniendo recursos y aumentando el precio del boleto, cualquiera lo arregla", señaló Salgado. De esta manera, consideró que es necesario reforzar con más unidades esas horas en las que la demanda aumenta, pero que tal como está planteada la regulación laboral del sector esto no es viable sin afectar la tarifa. 

"¿Cómo lo hacemos? Tenemos a toda la flota en la calle. Los 1.500 ómnibus de Montevideo están en la calle. A esa hora, lo sabemos las empresas y la intendencia también, están todos los coches en la calle. Para atender puntualmente algunos recorridos –porque no son todos– ahí nos faltaría un porcentaje", explicó. 

El problema radica, según Salgado, en que en la década de 1950, durante los convenios salariales, "el trabajador del transporte cuando entra a trabajar a una empresa tiene asegurados 32 jornales". "Tengo que ver a quién pongo ahí a trabajar. El ómnibus es lo de menos, se puede hacer una flota de, por ejemplo, 150 coches", afirmó. 

Hace algunos años, según contó, propuso en la Universidad de la República que los estudiantes pudieran hacer una pasantía para manejar los ómnibus durante un par de horas de la mañana y otro tanto en la tarde. El planteo no prosperó, pero Salgado aseguró que es optimista en poder acordar con los trabajadores para encontrar una solución y que los trabajadores acepten que los nuevos conductores entren en un régimen distinto al de 32 jornales fijos. 

"La solución tiene que ser con el menor costo posible", apuntó el empresario, que además es asesor honorario del presidente Tabaré Vázquez. Según dijo, el tema ha sido conversado en más de una ocasión con las autoridades de la Intendencia de Montevideo (IMM). 

En los próximos meses, Cutcsa incorporará varios ómnibus modelo Euro 5, que vienen sin escalones, con piso bajo y otras comodidades como puertos USB. Si bien no son eléctricos, su tecnología es mucho más amigable con el medio ambiente. Salgado aseguró que esas unidades corren a cuenta de la empresa. En tanto, el Poder Ejecutivo reglamentó este año el artículo de la Rendición de Cuentas que permitirá a las empresas de transporte colectivo de todo el país acceder a un subsidio para adquirir vehículos 100% eléctricos. Según estableció el gobierno, el subsidio será por la diferencia total entre un ómnibus convencional y uno eléctrico. Mientras que uno a combustible ronda los US$ 100 mil y el eléctrico los US$ 450 mil, por lo que el subsidio podría ascender a US$ 350 mil. 

La campaña de la IMM

Hace algunas semanas la Intendencia de Montevideo (IMM) divulgó una serie de spots publicitarios en los que se refirió con humor a algunas situaciones cotidianas que tienen lugar en el transporte público, como que el conductor no pare o que lo haga lejos del cordón, así como viajar apretado. Las piezas también hacen referencia a otras situaciones, como aquellos que ceden el asiento o pagan el boleto a quienes no llegan al precio. 

La respuesta en redes fue variada. Algunos expresaron simpatía y otros criticaron la postura de la intendencia, al entender que las situaciones que se reflejaron con humor no eran "para nada graciosas", tal como lo definió un usuario de Twitter.

Consultado sobre esta campaña, el presidente de Cutcsa aseguró que no le gustó. "La verdad que no", respondió ante la consulta de El Observador. Salgado aseguró que entiende que el espíritu de la intendencia fue fomentar el uso del transporte público pero que, en el medio, la comuna "se mareó". 

Según dijeron desde la intendencia, la campaña para promover buenas acciones en el transporte colectivo surgió en el Consejo Consultivo del Transporte, donde están representados varios actores, como las empresas, los usuarios, los trabajadores y la comuna. De allí surgió un documento con recomendaciones que varios meses después derivó en las piezas publicitarias. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...