Nacional > PARLAMENTO

Seis claves para entender la propuesta de vivienda popular, aprobada en Diputados

El frenteamplista Darío Pérez se despegó de su bancada y colaboró con la primera victoria parlamentaria de Unidad Popular

El diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, durante la sesión de este martes

Tiempo de lectura: -'

14 de marzo de 2018 a las 12:22

Con el voto disidente del frenteamplista Darío Pérez, la oposición se impuso por mayoría en Diputados y le dio media sanción a la ley de vivienda popular, impulsada por Eduardo Rubio de Unidad Popular y criticada duramente por el oficialismo.

El texto, aprobado con 50 de los 99 votos, pasará ahora al Senado donde la correlación de fuerzas –favorable al Frente Amplio– hará naufragar el proyecto.

¿Pero de qué se trata la iniciativa y por qué logró torcer la mayoría en diputados? A continuación, seis claves para entenderlo.

¿De qué trata el proyecto?

Fue presentado por el único diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, en julio de 2015, como respuesta a los problemas de acceso a la vivienda en el país.

El núcleo de la iniciativa de Rubio es la creación de un Fondo Nacional de Vivienda Popular por Construcción Pública, solventado por Rentas Generales y el pago de los beneficiarios del plan, que apunta a familias de ingresos menores de $ 77 mil nominales.

Según el proyecto, esa población podría acceder a viviendas construidas por la Agencia Nacional de Viviendas (ANV) en "tierras improductivas e inutilizadas", pagando cuotas mensuales que no superen el 10% de sus ingresos, y sin que se requiera ahorro previo. El texto establece también que si no se cubre el valor de la vivienda en 25 años, el Estado asumirá el resto del costo.

¿Por qué el Frente Amplio se opuso?

Según la bancada oficialista, el proyecto de Rubio no tiene sentido porque no cuenta con el financiamiento para llevarlo adelante. Por eso, la propuesta de los diputados frenteamplistas era que el texto retornara a la comisión de vivienda para hacerle las modificaciones que entendían necesarias.

En el informe en minoría de la comisión, redactado en diciembre y leído este martes por el diputado Eduardo Rodríguez (MPP), los legisladores del Frente Amplio afirmaron que el proyecto "está inspirado por un pensamiento mágico, paternalista y voluntarista, que desconoce o no mira lo que se hizo y lo que se está haciendo por parte del sistema público de vivienda en los últimos años".

La diputada del MPP e integrante de esa comisión, Susana Pereyra, sostuvo que, al ser un tema de recursos, la oportunidad para discutir estos temas será la Rendición de Cuentas, que está "a la vuelta de la esquina". Allí, dijo, "se podrá explorar de dónde sacar fondos".

Esa postura había sido reafirmada en la noche del lunes durante una reunión de la bancada del FA con las autoridades del Ministerio de Vivienda. Durante el encuentro, los representantes del Ejecutivo explicaron que están "limitados" por la falta de recursos y que cualquier nueva iniciativa requiere de mayor dotación presupuestal, por lo que se trata de una discusión "para el Ministerio de Economía", según contaron participantes de la reunión.

El Estado destina 0,4% del PBI a Vivienda, que tiene una ejecución del 100% de ese presupuesto.

Durante la sesión de este martes, el diputado Alejandro Sánchez (MPP) señaló que el proyecto de Rubio "no garantiza ni una sola vivienda" y criticó a la oposición afirmando que "sin plata cualquiera puede prometer cualquier cosa". Sánchez admitió que las políticas de vivienda "han sido insuficientes" pero reafirmó que "ni Mandrake genera soluciones de vivienda sin recursos".

Para el diputado, además, la oposición apoyó el proyecto de Rubio "para tratar de arrinconar al FA como insensible frente a una situación real que viven un montón de compatriotas".

¿Cuál fue el argumento de Darío Pérez para aprobarlo?

La palabra más esperada fue la del diputado Darío Pérez, de Liga Federal, que con su voto torció la mayoría a favor de la oposición.

Según explicó en sala, está de acuerdo con el resto de su partido en cuanto a que el proyecto no cuenta con financiación, pero afirmó que lo votó "con premeditación y alevosía" para "poner el tema arriba de la mesa", ya que "hasta que no tuvo volumen y difusión parecía que el problema no existía".


"Apoyé el proyecto para que el sistema político lo mastique y le dé mil vueltas", apuntó. Mirando a las barras del Parlamento, colmadas de militantes de Unidad Popular, admitió que la iniciativa "es de muy difícil concreción", pero aseguró que sirve para "cuestionar al sistema que deja tirada a tanta gente".

Según Pérez, para encontrar el financiamiento que el proyecto requiere para ser realizable se necesita "un pacto político social que genere un fondo nacional de vivienda y un fideicomiso que asegure que los fondos van a ir a eso".

Integrantes de la Liga Federal explicaron a El Observador que el objetivo del sector es forzar al Ejecutivo a asignar un mayor presupuesto a vivienda. Para insistir en ese reclamo será importante el rol de José Maldonado, delegado de la agrupación ante la Mesa Política del FA, designado como nexo entre la fuerza política y la comisión bicameral que coordinará los trabajos de cara a la Rendición de Cuentas.

¿Cuáles fueron los argumentos de la oposición?

Desde la oposición, en tanto, se insistió en las fallas de las políticas de vivienda de los gobiernos frenteamplistas y se valoró la propuesta de Rubio como "alternativa" y una "señal" de que las cosas no van tan bien.

Asimismo, varios legisladores aprovecharon para reivindicar el trabajo parlamentario de Rubio, en una muestra de acercamiento entre los dos polos de la oposición. El senador y líder del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, que ya había anunciado públicamente su apoyo a la propuesta de Rubio, estuvo presente en la sala durante un tramo de la sesión, y varios de sus legisladores hicieron referencia a sus propuestas en el área de vivienda.


El diputado de Unidad Popular, por su parte, cuestionó que se tratara a su proyecto de "demagógico" o que se le acusara de "vender ilusiones", como se escuchó por parte de la bancada oficialista.

Respecto al argumento de falta de financiamiento, Rubio planteó ejemplos de prácticas similares por parte del Frente Amplio, y mencionó entre ellos la asignación presupuestal a la educación. "Cuando se encomienda al Ejecutivo a hacer los máximos esfuerzos para llegar al 6% del PBI en educación, ¿eso qué es?", preguntó.

Desde su banca, el colorado Germán Cardoso celebró por lo bajo la intervención de Rubio y le susurró la respuesta a sus compañeros de partido: "Eso es falta de financiamiento, muy bien".

¿Cuáles artículos no se votaron?

A pesar de que el proyecto fue aprobado en general, en la discusión del articulado varios incisos quedaron afuera. Uno de los argumentos que se escucharon por parte de los legisladores del Frente Amplio fue que la oposición apoyaba el proyecto en general por motivos políticos, pero que no aprobaría muchos artículos particulares.

Al final, cinco de los treinta artículos del proyecto fueron rechazados.

Pablo Gónzalez, de la 711, puso énfasis en lo que, a su juicio, eran "contradicciones" en la oposición y puso como ejemplo el artículo 13, que disponía la expropiación de tierras para la construcción de viviendas, y que no fue aprobado.

"Esa voluntad que se está expresando por parte de compañeros de esta cámara de aportar solución a las viviendas, tiene su nudo en el artículo 13. Si no se vota el artículo 13 no hay de donde sacar material. No se van a construir casas en el aire (...) Pero, ¿sabe qué? Hay gente que en el artículo 13 no va a levantar la mano. Los mismos que llaman a la comisaría y ponen el grito en el cielo cada vez que se ponen cuatro palos y dos chapas en un terreno privado para construir una casa, esos mismos están hablando acá de socializar la tierra. ¡Por favor!", argumentó González.


El diputado del Partido Colorado, Tabaré Viera, contestó que su partido se oponía a ese artículo "porque hiere la igualdad", pero afirmó que eso "no impide que se obtengan tierras" donde construir las viviendas. "Nos oponemos a que haya un ordenamiento taxativo de quién debe expropiarse primero y a quién segundo", aseguró.

Además, quedaron sin aprobarse el artículo 5° (que disponía que el Ejecutivo asignaría el presupuesto necesario para la ejecución del plan), el 9° (que establecía que el Estado se encargaría de realizar la importación de materiales básicos), el 14° (que obligaba al Estado a realizar todas las obras de agua y saneamiento y a garantizar acceso al transporte y centros educativos), y el 28° (referido al incumplimiento del pago de la cuota).

Según Viera, votaban "con gusto" el proyecto en general "aun con las discrepancias y salvedades en algunos artículos". Además, el legislador afirmó que "más allá del resultado de este proyecto", es necesario "buscar una política de Estado y votar todos los recursos que necesitan los uruguayos para resolver definitivamente el problema de la vivienda".

¿Qué pasará ahora?

Con la aprobación en Diputados, el texto pasará ahora al Senado, donde no tendrá los votos suficientes para su aprobación.

Sin embargo, el tratamiento en la Cámara Baja dejó planteada una serie de desafíos en la interna del Frente Amplio, en la negociación por la Rendición de Cuentas, y significó un nuevo paso de acercamiento entre los distintos sectores de la oposición, que cobijaron la propuesta del diputado radical y lograron, al menos por una tarde, dejar al oficialismo en minoría.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...