Cargando...
El FA busca que se "corrija" la "desviación de poder" de la senadora.

Nacional > Parlamento

Senado analizará “inconducta” de Bianchi: “No necesito fueros para decir las cosas”

A la senadora le podría tocar presidir la cámara cuando se discuta un planteo que la tendrá como protagonista

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2022 a las 10:55

El Senado vivirá en las próximas semanas una situación particular. Deberá discutir un planteo para esa cámara “corrija” las “inconductas” de Graciela Banchi, a la que el Frente Amplio acusa de “desviación de poder en el ejercicio de sus facultades como legisladora. 

Como adelanto, el tema generó un prolongado debate este martes cuando la oposición intentó un pronunciamiento en la Comisión de Constitución y Legislación de la cámara alta.  Al respecto el senador Enrique Rubio recordó que el 7 de diciembre su bancada había presentado una nota pidiendo que sus pares analizaran la conducta de su colega.  

El planteo estuvo motivado por un pedido de informes que la senadora efectuó a la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) en torno a Mirta Mabel Mallo, una dirigente del sindicato de UTU que por esos días había mantenido un entredicho público con el presidente Luis Lacalle Pou. 

Rubio recordó este martes que, por esa vía, Bianchi incurrió en una “desviación de poder”. El pedido de Bianchi apuntaba a conocer la cantidad de horas docentes que la dirigente desempeña, si ha gozado de licencia sindical, si tenía inasistencias o si le habían instruido sumarios.

Transcurridos más de siete meses, Rubio pidió una definición.  “Este asunto no debería quedar encajonado” dijo, al solicitar que el asunto se pusiera en el orden del día de la comisión. 

Su pedido motivó un cuarto intermedio de diez minutos por parte del oficialismo. Al retornar, el nacionalista Carlos Camy apuntó que la acción contra Bianchi no integraba el cronograma definido de antemano en la comisión. También que no está está enmarcado en el concepto de prioridad acordado por los senadores. “Es legítimo que el Frente Amplio tenga esta prioridad, nosotros tenemos otras y habrá que definir”, dijo. 

Fue en ese momento en que intervino la involucrada, como integrante de Constitución y Legislación. Bianchi cuestionó la oportunidad que eligió la oposición para plantear el tema. “Por lo menos, se debería haber tenido en cuenta que no tengo que estar presente” objetó al señalar que ella no podría votar  al estar directamente relacionada con el asunto. Y eso, remarcó, significaría que la mayoría oficialista en la comisión  perdería un voto. “Son cosas que hay que tener cuenta, digamos que por ética”, ironizó. 

Bianchi habló allí de un problema. De votar, “es clarísimo que sería conjunción de interés público con el privado”, con lo que “ya sería un problema penal y no de mi parte, porque no lo planteé yo”. Por otra parte, dejó en claro, no estaba dispuesta a pedir licencia. 

Desde el Frente Amplio, Liliam Kechichian dijo “no entender mucho” el planteo de su colega. “No tenemos ninguna intención de tener una prerrogativa extraordinaria para lograr una mayoría que nos favorezca”, dijo. Sí, agregó, su bancada tiene el derecho de pedir que el expediente se trate, por lo que pidió llegar a un acuerdo. 

“Nadie quiere usar mayorías que no tiene” completó Rubio, al aludir que las afirmaciones de Bianchi derivan en un “dilema insoluble”: que si existe un planteo en el Senado relativo a actitudes o decisiones de algún senador, no puede participar pero, a su vez, tampoco puede dejar en minoría a su bancada. 

“La lógica indica que que se puede seguir el camino y, si el asunto llega a considerarse, queda a decisión de la senadora si participa o no”, explicó. A título personal, Rubio adelantó que no se opondría a que Bianchi participe. 

A ver si entienden

“Ya les da por cualquier cosa y sé por dónde viene y de dónde viene”, respondió la senadora. “Yo no necesito fueros para decir las cosas, porque he dicho cosas muy fuertes desde dentro del gobierno del Frente Amplio y sin fueros”, remarcó. Bianchi insistió. “Jurídicamente no corresponde que yo vote cuando es sobre mí misma. ¡a ver si entienden! 

El debate prosiguió sin arreglo y la senadora optó entonces por pedir la votación. En ese momento eran cinco senadores de la coalición contra cuatro del Frente Amplio. Antes de que eso se concretara, fue la oposición la que pidió un cuarto intermedio, otra vez de diez minutos. 

Al retorno, intervino la nacionalista Carmen Asiaín para recordar que se trata de un tema que afecta personalmente a una de sus compañeras. “Más allá de lo disparatado del planteo, entiendo que bastante incómodo para un persona tener pendiente de resolución un tema como este”, dijo Asiaín y desafió al Frente Amplio a que explique “dónde encontró” que la Constitución prohíba a un senador hacer un pedido de informes. Además, defendió la libertad de expresión de su colega Bianchi. 

Desde la oposición, Charles Carrera remarcó la postura de su bancada: Bianchi cometió “algunas inconductas” por lo que la moción presentada busca que la cámara “corrija” a la senadora. 

El mecanismo planteado por la oposición apela al artículo 115 de la Constitución. Allí se indica que “cada cámara puede corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el desempeño de sus funciones y hasta suspenderlo en el ejercicio de las mismas, por dos tercios de votos del total de sus componentes”.  

Por igual número de votos “podrá removerlo por imposibilidad física o incapacidad mental superviniente a su incorporación, o por actos de conducta que le hicieren indigno de su cargo, después de su proclamación”. 

Carrera dijo comprender que su partido carece de los dos tercios necesarios para “corregir” la conducta de Bianchi. “Sí queremos dejar sentado el lugar que ocupa cada partido político acá”, señaló. En línea con lo expresado con Rubio, ratificó que el Frente Amplio está dispuesto a autorizar a Bianchi a participar. “Hay un tema de decoro y de utilizar en forma exorbitante las potestades que nos da la Constitución”, afirmó. 

El artículo 97 del Reglamento del Senado señala que a los senadores les está vedada la participación y votación en asuntos que sean de su interés personal, salvo que informe previamente de la situación y sea autorizado por sus pares.  Pero Bianchi no cejó. “No voy a votar”, dejó en claro.

Finalmente la comisión se pronunció. Como era previsible, solo levantaron la mano los cuatro senadores del Frente Amplio. La secretaría contabilizó nueve presentes. Si hubieran sido ocho, el resultado habría sido similar, dado que en Parlamento uruguayo un empate se traduce en no aprobación.  

La oposición, no obstante, logró su objetivo de que el tema llegue al Plenario del Senado. Carrera tendrá su cargo la justificación de la moción que su partido presentó. Asiaín, en tanto, encabezará la defensa de Bianchi.  

Si eso sucede durante las sesiones de julio, la situación se tornará más atípica. La vicepresidenta Beatriz Argimón tiene programado un viaje que llevará a Rusia y a Ucrania entre el 7 y el 17 de ese mes. Si la discusión se procesa en esos días Bianchi deberá dirigir, desde la Presidencia del Senado, un debate que la tendrá como primera protagonista. 
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...