Nacional > MARGINADO

Sendic y un voto en soledad cinco años después

Era la renovación del oficialismo para este domingo pero su votación se contrastó con la de 2014

Tiempo de lectura: -'

28 de octubre de 2019 a las 05:03

Hace cinco años, el por entonces compañero de fórmula de Tabaré Vázquez votó sobre las 10 de la mañana en e el Centro de Montevideo rodeado de seguidores, de cámaras y de flashes. Aquel 26 de octubre Raúl Sendic dijo que estaba muy tranquilo y se mostró confiado al inicio de una jornada que abriría la puerta al tercer gobierno del Frente Amplio.

Sendic se había posicionado en 2014 en la fórmula del Frente Amplio a fuerza de votos luego de que su Lista 711 sorprendiera en las elecciones internas de ese año como la más elegida entre los frenteamplistas con 63.676 votos. Tabaré Vázquez lo eligió como compañero de fórmula y en las elecciones parlamentarias su agrupación, que irrumpía en la escena electoral, obtuvo dos bancas propias en el Senado.

Cinco años después el panorama cambió por completo para el líder de la Lista 711. Inhabilitado por el Frente Amplio de presentarse en listas del oficialismo y 25 meses después de haber renunciado a la vicepresidencia de la República el 9 de setiembre de 2017 por el uso que dio a las tarjetas corporativas de ANCAP cuando estuvo en el ente, el exjerarca entró este domingo a votar en el circuito 78, también en el centro de Montevideo, acompañado solo por el hombre que era su custodio cuando estaba en funciones.

Aunque declaró que la jornada electoral lo tiene “entusiasmado”, Sendic también tiene bronca. “Mezquindad” y “deslealtad” son dos palabras que utilizó el dirigente para referirse a otros dirigentes del Frente Amplio.

Hace cinco años eran varios los dirigentes del Frente Amplio que apuntaban a que Sendic fuera el candidato oficialista en la elección de este domingo. Sin embargo, los hechos derivaron en la debacle de la imagen pública de un dirigente que en la mañana de este domingo votó casi en soledad. Pasó de ser un imán para las fotos a que nadie le pidiera una selfie durante su votación este domingo. 

-En 2014 usted se posicionaba en el Frente Amplio como eventual candidato para esta elección y el FA lo veía como una cara de renovación. ¿Ahora luego de cinco años y de estar inhabilitado qué es lo que siente?

-Esa era la realidad. Algunos me veían como un posible candidato y otros no querían que lo fuera. Así que todo lo que pasó tiene un poco que ver con eso también.

La jueza de Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, procesó en mayo de 2018 sin prisión a Sendic por reiterados delitos de peculado (apropiación de dinero al que tiene acceso por su cargo) en reiteración real por el uso de las tarjetas corporativas.

Además también le imputó dos delitos de abuso de funciones, por su papel en el negocio del pago de la deuda que ANCAP mantenía con la petrolera venezolana Pdvsa, y la intermediación que al inicio del proceso se supondría que haría la financiera Exor.

-De todos los temas que pasaron como el título, las tarjetas, la investigadora, ¿hay alguno de estos casos en particular en los que se arrepiente o hace una autocrítica?

-Yo ya lo he dicho y analizado. Yo nunca mentí sobre mis estudios y eso creo que es algo que todo el mundo lo sabe. Y todo lo otro está para decidir en la justicia y lleva un largo proceso. Nunca utilicé el lugar que ocupe para beneficio personal de ningún tipo. Y tomé incluso los recaudos para que nadie de la gestión pudiera utilizar ese lugar para beneficio personal. Me quedo con esa tranquilidad. 

-Pero hubo un procesamiento.

-Hubo un pedido de procesamiento donde el fiscal tendrá que demostrar sus razones. Para eso existe el juicio. No hay una sentencia.

El Tribunal de Apelaciones confirmó el 11 diciembre el procesamiento del exvicepresidente por los delitos de peculado y abuso de funciones. El Plenario del Frente Amplio inhabilitó el 15 de diciembre de 2018 a Raúl Sendic y otro senador de la Lista 711, Leonardo De León, para ser candidatos en el ciclo electoral venidero.

Sin participación en el próximo gobierno

El cuida coches de la calle Mercedes entre Julio Herrera y Obes y Río Branco, en el centro de Montevideo, se enteró este domingo sobre la hora 9.45 de la mañana que en un centro de votación ubicado en esa cuadra votaría el exvicepresidente de la República. Desde ese momento, a cada auto que estacionaba o se iba le insistía en alusión a la gestión del dirigente en ANCAP: “Viene Sendic. Ojo con la nafta”. Y también preguntaba al aire, con ironía: “¿Sendic paga con débito?”.

Con camisa azul, vaqueros y una barba candado que incorporó en el último tiempo, el líder de la Lista 711 estacionó sobre las 10.15 horas su camioneta, que tiene una banderita del Frente Amplio pegada a cada ventanilla trasera, frente a la guardería del colegio los Vascos.

En el último periodo, el grupo de Sendic también tuvo desmembramientos internos. El exvicepresidente respondió con dureza cuando El Observador le preguntó por los casos de Cristina Lustemberg y Gustavo Leal, dos dirigentes que ahora se muestran próximos al candidato Daniel Martínez.

“Les deseo suerte. A lo largo de todo este tiempo uno de los valores más importantes que he aprendido a valorar es la lealtad y bueno, cuando alguien es desleal, cuando en la primera de cambio te abandonan, es un estereotipo, una marca. Si ya lo hicieron puede ser que lo vuelvan a hacer, pero les deseo suerte de todas maneras porque están trabajado adentro del Frente Amplio y tenemos un objetivo común que está por encima de nuestras diferencias personales”, dijo.

Cuando iban unos ocho minutos de charla y Sendic completaba su respuesta sobre la anterior pregunta, desde una camioneta blanca que pasó por la calle Mercedes una mujer le gritó “¡chorro!” y siguió su marcha.

Sendic dijo que situaciones como esa le ocurren “muchas veces”, aunque sostuvo que nunca tuvo un enfrentamiento cara a cara.

“Pasa de todo. En Uruguay la mitad de la gente es frenteamplista y la otra mitad no lo es. Nunca he tenido una situación personal de cerca. Muchas veces ocurre como en las redes… te gritan de lejos sin dar la cara, sin acercarse. Pasa en las redes también donde la gente refugiada en el anonimato es capaz de decir cualquier cosa pero cuando están mano a mano, frente a frente, no se animan. Yo tengo la certeza de que así como pasa eso hay gente que te da un abrazo, que te llena de lágrimas, que te da un beso, que te para adelante, y me quedo con eso”, dijo.

Sendic renunció a la vicepresidencia el 9 de setiembre del 2017 ante el Plenario de su fuerza política luego de un fallo adverso del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio, divulgado el 4 de setiembre, en el que se le imputaba un “modo de proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos”.

De momento, el dirigente político asegura que se mantendrá al margen de la actividad política pública y que buscará revitalizar su grupo. “Yo no voy a formar parte del próximo gobierno, eso es algo que personalmente tengo resuelto, pero si voy a apoyar al próximo gobierno para que tengamos una buena gestión. Y en lo personal voy a seguir trabajando para fortalecer a mi sector político”, dijo, aunque aclaró que nadie le había ofrecido un cargo.

En la campaña de 2014 Raúl Sendic y Tabaré Vázquez construyeron una relación de confianza y de cercanía. Compartían kilómetros de recorridas, momentos y hasta recetas de cocina. Sin embargo, el exvicepresidente dijo que en los últimos meses no habló con Vázquez, a quien en agosto de este año le detectaron cáncer de pulmón.

“Si tuviera que hacer todo lo que hice en ANCAP lo haría otra vez”
¿Qué piensa cuando Daniel Martínez habla de la gestión de ANCAP  y se desliga de lo que usted hizo?
Pienso que cada uno asume su responsabilidad. Lo que digo es que si tuviera que hacer todo lo que hice en ANCAP lo haría otra vez. Estoy absolutamente tranquilo con la gestión que hice en ANCAP, que la hicimos todos, por que fue respaldada por dos gobiernos en los que particpé. Yanto en el gobierno de Tabaré como en el de Mujica, estaban todos en conocimiento de lo que estábamos haciendo y llevando adelante. Todas las decisiones se tomaron con respaldo de ministros y del presidente así que en ese sentido yo asumo todo  lo que hice sin ningún tipo de arrepentimiento. Y si hoy tuviera que hacerlo de vuelta lo haría porque ANCAP quedó posicionada de la mejor manera en Uruguay. ANCAP no fue una empresa que estuviera fundida, como han dicho en la campaña. ANCAP es una empresa que da ganancias, que fue capitalizada por su dueño, por su accionista, cuando tuvo que ser capitalizada, porque había hecho una inversión de US$1.200 millones y se capitalizó en unos US$600 millones más o menos. Esa es la realidad.
¿Y eso tiene que ver con el déficit de la empresa y el déficit fiscal?
¿El déficit fiscal? Bueno. Empezamos la gestión de gobierno con un déficit fiscal menor al que tenemos hoy. Supuestamente la situación de las empresas públicas está totalmente saneada pero sin embargo el déficit fiscal persiste. Me parece que la razón del déficit fiscal no era la gestión de las empresas públicas, sino que hay razones mucho más profundas que explican el déficit. En aquel momento se usó lo de ANCAP como una forma de explicarlo pero efectivamente esa no era la razón del déficit fiscal.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...