Espectáculos y Cultura > TEATRO RECOMENDADO

Shakespeare tiene su versión pop

La Comedia Nacional pone en escena una versión poco ortodoxa de Otelo musicalizada con hits ochentosos

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2017 a las 05:00

Yago termina el monólogo y sube a una tarima con bandejas de discos para pasar música. Desdémona, la desdichada esposa de Otelo, también va a elegir otra canción a lo largo de la obra. Los personajes de la versión de Otelo de la Comedia Nacional son, además de djs, artífices de una representación en tono de farsa que modifica el ritmo de la clásica tragedia para que el público ría sobre la desdicha del moro de Venecia, sus celos enfermizos y hasta empatice con la magistral manipulación que Yago ejecuta sobre el protagonista.

Con una banda de sonido que incluye hits ingleses, como Boom Shack-A-Lak de Apache Indian, y canciones del ídolo pop Aston Iain Merrygold, bolas de espejos en la escenografía y la aparición de una drag queen, esta puesta puede escandalizar a puristas y atraer al público más joven o al adulto cansado de clasicismos.

Dan Jemmet, el director inglés invitado por la compañía estatal para dirigir Otelo, tiene un prontuario de versiones contemporáneas de Shakespeare: en 2014 hizo un vodevil de Noche de reyes y su puesta de 2015 de Macbeth en París fue definida como una interpretación "radical y delirante" del clásico.

Por lo tanto, se podía prever que la declamación y los trajes de época no iban a estar sobre el escenario del Solís.

Shakespeare casi siempre intimida. Ante el anuncio de un espectáculo de Otelo de dos horas y media sin intervalo, mucho más. Pero esta versión es un saco de sorpresas que no da lugar al tedio o aburrimiento.

El dinamismo recae sobre el excelente trabajo de Diego Arbelo. El actor de la compañía interpreta a Yago, el ex fiel alférez de Otelo que, en busca de venganza por no haber sido ascendido, inicia una estrategia de manipulación para hacerle creer a su líder que su esposa Desdémona lo engaña con Casio, quien sí fue ascendido a teniente.

Arbelo mira al público, al estilo de Frank Underwood en House of Cards, y lo hace su cómplice. Con una expresión en el rostro que lo muestra fuera de sí, arma y desarma, cuelga y descuelga escenografías así como las mentiras que fabrica y mete en la cabeza del protagonista que da nombre a la obra.

Verlo a Arbelo moverse de un lado al otro a gran velocidad mientras confabula puede resultar agotador desde la butaca. Sin embargo, esas acciones –que desarrolla durante sus parlamentos– son las que mantienen al espectador atrapado en la trama y la mezquina estrategia de venganza del seductor villano.

Entre las decisiones estéticas que tomó Jemmet para esta puesta está la de introducir un salón de fiestas con música pop bailable y convertir al bufón en una drag queen. El actor Andrés Papaleo es el encargado de adueñarse del escenario bailando con dos escoltas uniformados al estilo "Susanos". Con encanto y desparpajo, genera un breve momento café concert en interacción con el público que culmina con esta invitación: "Hasta mañana a las 4 de la mañana, Otelo nos autoriza a que festejemos cada uno como quiera".

Justamente esa libertad que evoca el bufón/drag queen es la esencia y combustible de los directores contemporáneos a la hora de volver a celebrar los clásicos de Shakespeare desde nuevas perspectivas.

Y, en esta ocasión, Jemmett lo logra brillantemente. Más allá de que algunos profesores de literatura pusieran el grito en el cielo en las redes sociales luego de asistir a las primeras funciones.

Algunas de las críticas fueron: que no hace énfasis en los celos como tema central de la obra; que sobrevuela la evidente violencia de género (sin embargo, la versión no se aparta del desenlace que propuso Shakespeare y que sigue siendo brutal). En las escenas finales la puesta abandona el ritmo de comedia y entra en el hondo dramatismo del original.

Este revuelo exhibido en las redes sociales por momentos recuerda a la polémica que se generó en 2008 por la puesta de Bodas de sangre de Federico García Lorca que hizo Mariana Percovich para la Comedia Nacional, donde se resaltaba la homosexualidad del dramaturgo español. La pieza se montó, también, en el escenario principal del Teatro Solís y pasó a la historia como la obra con la que Estela Medina se despidió del elenco oficial.

En este caso, por más risas que genere la relectura que Jemmett hace de Otelo, el director respetó el texto original –plagado de racismo, xenofobia y machismo– al no modificar los parlamentos ni la longitud de la obra.

Sin embargo, con los recursos contemporáneos, los gags, y el ritmo dinámico que gobierna en la puesta en escena, esta Otelo es completamente diferente a lo esperable o imaginable y eso la hace valiosa para el ojo de un espectador activo y actual en busca de nuevas experiencias, y más si remiten a un clásico que tarde o temprano hay que ver.

14LU19Arbelo.jpg
Yago<div><br></div><div>Diego Arbelo interpreta al villano, anterior alférez de Otelo, que busca venganza tras no ser ascendido. </div>
Yago

Diego Arbelo interpreta al villano, anterior alférez de Otelo, que busca venganza tras no ser ascendido.

14Lu19Hernandez.jpg
Otelo <div><br></div><div>Lucio Hernández, el moro, un general al servicio de Venecia, víctima de la manipulación de Yago. </div>
Otelo

Lucio Hernández, el moro, un general al servicio de Venecia, víctima de la manipulación de Yago.

14lu19Zabaleta.jpg
Desdémona<div><br></div><div>Florencia Zabaleta es la esposa de Otelo e hija de un senador que se opone a que se case con un moro.</div>
Desdémona

Florencia Zabaleta es la esposa de Otelo e hija de un senador que se opone a que se case con un moro.

Ficha de la obra

Título original: Otelo
Autor: William Shakespeare
Director: Dan Jemmett
Elenco: Lucio Hernández, Diego Arbelo, Andrés Papaleo, Florencia Zabaleta, Stefanie Neukirch, Fernando Dianesi.
Lugar: Teatro Solís
Horarios: viernes y sábados hora 20, domingos a la hora 18. Hasta el 3 de diciembre.
Duración: 2 horas 40 minutos
Entradas: $ 150 en Tickantel y boletería de la sala.



REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...