Básquetbol > ENTREVISTA

Signorelli: “Lo podría haber sacado a Batista, sin duda”

En entrevista con Referí el extécnico celeste explicó su mala relación con Batista, contó lo del avión, pidió que la FUBB investigue porqué siempre hay problemas y que esto no pasa en el fútbol porque las estrellas entienden su rol y el del entrenador

Tiempo de lectura: -'

02 de octubre de 2018 a las 13:32

¿Qué pasa en el básquetbol que desde hace años se reiteran los problemas con salidas de entrenadores, renuncias de jugadores y problemas fuera de la cancha?

Es una buena pregunta. Un tema profundo para responder. Pienso que tendría que hacerse una consulta de todo tipo, con dirigentes, jugadores, técnicos. Pero es verdad, siempre han pasado cosas, siempre por H o por B no se terminan los ciclos. Sin dudas hay culpas compartidas. Se tendría que hacer una investigación más seria de porqué se da eso.

 

¿Es un tema que debería investigar la Federación? ¿Sentarse con las partes y preguntarse qué pasa que desde hace años se convive con esta problemática?

Y sí, podría partir de la Federación que sin dudas está en el tema, y es la que hace los procesos, invierte en los procesos. En mi caso ni siquiera fueron cristalizados porque fue un corto plazo.

 

¿Le quedaron muchas cosas por concretar de su proceso?

Me quedaron muchas cosas por hacer, no me dio el tiempo. La Federación siempre dijo que era el proceso de la Federación, no el mío.

 

¿Cómo? ¿Y por qué decían que era el proceso de la Federación?

No sé porqué, pero es el proceso de la FUBB.

 

¿Pero con sus ideas? ¿Usted presentó la idea?

Si claro, algunos fueron cristalizadas y otras no. Para la alta competencia se requiere de otras cosas.

 

¿Qué cosas no se lograron?

Por ejemplo más competencia internacional, para que los jugadores crezcan, con la actividad local no les da.

 

Usted reveló que no se hablaba con Batista. ¿Por qué motivo?

Se desgastó la relación de un lado y de otro. Se cortó.

 

¿Cuál fue el punto de partida?

Quizás hay muchas cosas que quedan en la intimidad. Pero es una cadena de cosas.

 

Usted citó que su decisión de haber nombrado capitán del equipo a Bruno Fitipaldo incidió.

Ese fue un tema importante sin dudas.

 

Si no se hablaba con Batista, ¿por qué lo dejó en el grupo?

Mmm (piensa). Sí, lo podría haber sacado sin duda.

 

¿Usted sintió que Batista estaba respaldado por la Federación y los jugadores?

Es una pregunta para la Federación y los jugadores.

 

¿Por qué esto qué sucede en la selección de básquetbol no pasa en la de fútbol donde los jugadores son estrellas de mayor relevancia?

Porque la selección está por encima de los objetivos individuales y los jugadores los aceptan y aceptan el rol del entrenador.

 

¿Usted hablaba de eso con sus dirigidos, de tomar el ejemplo de la selección de fútbol?

Todo el tiempo les puse ejemplos de la selección de fútbol.

 

¿A usted lo consultaban para la contratación de los técnicos de las selecciones juveniles?

Ehhh sí, me consultaban pero no tenía la palabra final. De todos modos, todos los que llegaron lo hicieron con mi aprobación.

 

¿Qué puntos fuertes destaca de su proceso?

El estilo de jugar, de entrenar, lo que se hizo con la (Sub) 21, lo del interior, la participación de jugadores de equipos en juveniles que nunca estuvieron en la selección, la apertura de masificación de jugadores a la selección, como jugó la 21 el Sudamericano. El gimnasio es un punto de partida importante pero fue gestión de la Federación. De ahí parte todo.

 

¿Cómo le comunicaron la decisión de cesarlo en el cargo?

Me citaron a la Federación como tantas veces. Lo que me llamó la atención fue que tardé más en entrar y me di cuenta enseguida que no había forma de revertir nada, con argumentos o sin argumentos, con estadísticas o sin estadísticas. Me dijeron que ya estaba tomada la decisión.

 

¿Cuáles fueron los motivos que le argumentaron?

Hablamos una hora y media y ya lo tenían decidido. Sin dudas fue una decisión que no esperaba, pero quiero aclarar que la relación con los jugadores no era conflictiva ni nada que se parezca. Eso es mentira, como lo del avión. No tengo relación conflictiva con el plantel, solo con Esteban (Batista), de los demás no puedo decir nada.¡

 

¿Qué pasó justamente con ese vuelo? Porque hay muchos rumores que apuntan a que usted viajó en Ejecutiva y los jugadores en clase económica y que eso generó bronca.

Voy a ser claro. En el viaje a Estados Unidos primero fuimos de Montevideo a Panamá. Kiril Wachsmann iba en la puerta de salida de emergencia donde el lugar es más amplio para estirar las piernas. Hatila no tenía puerta de salida para poder estirar las piernas, pero habló con la azafata y le permitieron ocupar el lugar. Después, en el vuelo Panamá-Las Vegas igual. Al regreso viene el presidente de la FUBB y me dice que había tres pasajes en Ejecutiva. Y le dije 'vamos a darle esos asientos a los jugadores'. Subimos al avión y le pedimos autorización a la azafata. Nos autorizaron y vinieron ellos en Ejecutiva.

 

¿Y entonces donde radicó el problema que generó tantos rumores?

Luego hacemos una escala como de cinco horas en Panamá. Yo me fui a planificar el partido contra México con mi colaborador y cuando subimos al avión para volver, muertos del cansancio, volvimos a gestionar el cambio de asientos para que los grandes viajen en Ejecutiva y nosotros en económica. La azafata nos pide que nos cambiemos de asiento luego de despegar. Pero cuando el avión despegó me quedé profundamente dormido, esa es la realidad. Ningún jugador me vino a decir algo ni se quejó. Yo no soy Popovic, siempre viajo en económica.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.