Nacional > RENDICIÓN DE CUENTAS

Sindicatos de la salud firmaron preacuerdo con el gobierno y se debilita la posibilidad de huelga

La propuesta dejó conformes a los sindicalistas

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2018 a las 14:40

A última hora del viernes pasado, un día antes de que el proyecto de Rendición de Cuentas ingresara en el Parlamento, la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) y el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) consiguieron un preacuerdo con el gobierno en donde se compensa el presupuesto que el Poder Ejecutivo había destinado para la salud pública: $ 70 millones para lo que queda de mandato, algo que los sindicalistas consideraban escaso.

"Si me preguntan, es buenísimo el acuerdo que logramos", dijo a El Observador Martín Pereira, presidente de la FFSP. "Al principio, unas semanas atrás, estábamos muy lejos de llegar a firmar algo que nos beneficie. No teníamos nada, realmente, y hoy se movió la aguja para favorecernos", agregó el dirigente. Ahora toca que el sindicato evalúe la semana que viene el convenio en su plenario nacional, y si todos los implicados acompañan la iniciativa, la huelga prevista para agosto quedará sin efecto.

Lea también: Si no hay avances, funcionarios de Salud Pública comenzará la huelga el 6 de agosto

Además de los sindicatos, el preacuerdo lleva la firma de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y los ministerios de Economía, Salud y Trabajo y formaliza el compromiso de las autoridades por asegurar varios de los reclamos que planteaban los gremios como, por ejemplo, el aumento salarial por encima del IPC, licencias 100% certificadas, el cobro de salario en un único concepto, señaló el dirigente sindical.

Los sueldos mejorarán pero no necesariamente a través del efectivo, sino por capacitaciones y formaciones técnicas profesionales que recibirán los funcionarios. Para los sindicalistas es satisfactorio ya que uno de sus reclamos era, justamente, la ausencia de carrera funcional dentro del organismo de la salud.

Sueldos

En cuanto al aumento económico, los funcionarios que ganen $ 25.000 nominales, van a recibir un 5% de aumento. Los que ganen $ 45.000 nominales, que es el tope máximo, recibirán 3%. Asimismo el gobierno repartirá una partida única de $ 4.000 para todos.

Hasta ahora, los empelados de ASSE cobran su salario fraccionado en cantidad de conceptos que complementan un salario base. Por ejemplo, el sueldo puede llegar a ser de $ 3.000 nominales y en varios renglones más se complementa el monto hasta llegar a $ 25.000.

Esto arrastra inconvenientes para los trabajadores: los aportes jubilatorios son menores, si el funcionario quiere sacar un préstamo se valora el monto base, el aguinaldo y el salario vacacional es en función del sueldo inicial, y los eventuales aumentos son en relación al mínimo y no al máximo. Según se estableció en el preacuerdo, esto se unificará y los trabajadores cobrarán su mensualidad en un único concepto fijo.

Licencias

ASSE, hasta ahora, descuenta del salario del funcionario los días que el trabajador se ausente por enfermedad. Gracias al preacuerdo esto sería corregido. El organismo asumió el compromiso de pagar a partir de enero de 2019 el 100% de la certificación médica por licencia en cuestiones de salud.

El convenio también comprende el derecho a 14 semanas de licencias por maternidad y la posibilidad de reducción de jornada por el cuidado del recién nacido.

Asimismo, el preacuerdo ampara la posibilidad de que el funcionario solicite licencia con razones debidamente fundadas, en caso de enfermedad grave de un familiar directo. En este sentido, el trabajador podrá ausentarse hasta cinco días por internación hospitalaria o domiciliaria de las personas a cuidar, incluidas en la declaración jurada.

Lo más novedoso de este capítulo es la licencia por violencia de género. El trabajador podrá ausentarse con comprobante hasta 10 días al año por concepto de fuerza mayor, en circunstancias que haya sido víctima de agresiones físicas o psicológicas.

La visión de los médicos

El SMU también deberá debatir internamente en los próximos días si acompaña o no la iniciativa. Gustavo Grecco, presidente de la agrupación, aseguró a El Observador que la conquista es satisfactoria, aunque no ampara todas las protestas que reclamaban, porque, por ejemplo, el sector público seguirá pagando peores salarios que el sector privado.

“El preacuerdo tiene aspectos cuantitativos que están lejos de lo que aspirábamos conseguir. Pero es mucho más de lo que teníamos al comienzo de las negociaciones, cuando solo nos respondían que no había dinero para nada. El Poder Ejecutivo fue durísimo con la salud en ese sentido”, opinó Grecco, y valoró la voluntad que demostró el nuevo directorio de ASSE en mostrar interés para dialogar con los gremios y mejorar la calidad del servicio de la salud pública.

“Hubo una apertura muy notoria por parte de las autoridades de ASSE que fue imprescindible para poder avanzar y también una fuerte unión por parte de todos los gremios implicados. Eso, más las maratónicas reuniones de negociación colectiva que hemos hecho y la incansable militancia permitió conseguir partidas para mejorar los salarios”, aseguró el presidente del SMU.

El excedente de dinero surge de partidas que ASSE se comprometió a ahorrar de aquí en adelante, y al gasto no ejecutado por el organismo, un monto total cercano a los US$ 20 millones. Según dijo Grecco, el dinero se destinará a crear nuevos cargos y a mejorar los sueldos, lo que según consideró, derivará en una mejora de la calidad asistencial a los usuarios.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...