Polideportivo > VÓLEIBOL

Sofía Neves, el lado profesional del vóleibol uruguayo

Sofía Neves, coloniense, competitiva por naturaleza y a punto de recibirse de psicóloga, se fue a jugar a Kairós de Portugal para darle un nuevo impulso a su carrera donde hace seis años deslumbró al medio local llegando con 17 a la selección mayor como titular

En acción con su nuevo club, Kairós

Tiempo de lectura: -'

04 de octubre de 2020 a las 05:03

Tiene 23 años, mide 1,80 metros, es competitiva por naturaleza y tiene el brazo más potente del vóleibol femenino uruguayo. Se llama Sofía Neves y sus ganas de crecer y profesionalizarse la tienen jugando por primera vez en Europa, en Kairós de Portugal. 

Ahí está radicada en Punta Delgada, en la isla de San Miguel, una de las islas que conforman Las Azores.

En Azores, un lugar paradisíaco

Es una de las ocho extranjeras del equipo, junto con siete brasileñas. 

¿Cómo hizo para llegar a semejante nivel en un deporte escasamente desarrollado en Uruguay?

Genética, mentalidad y afán de superación. Esos son los secretos de esta oriunda de Colonia. 

“Físicamente saqué lo mejor de mis padres y la potencia de mi abuelo. Mi padre jugó al fútbol en Nacional Universitario y mi madre tenía mucha destreza física para el deporte, pero no le gustaba competir. A mí me encanta, soy obsesiva por ganar, no te pierdo ni al tutti frutti”, contó Neves a Referí

Con tres años empezó a correr atrás de una pelota de fútbol jugando con los vecinos. Después probó taekwondo, atletismo y natación hasta que a los nueve años empezó a jugar al vóleibol en el Club Colonia Rowing. 

“En Colonia, y en todo el interior, se organizaban entonces torneos muy buenos y competitivos”, recordó la estudiante de Psicología a la que solo le falta la tesis para recibirse. “Quiero volcarme hacia la neurología y lo deportivo en alto rendimiento”, dijo. 

Llegó y rompió los ojos

En 2014, con San Pedro de Colonia, jugó la Liga Livosur, el torneo más importante del vóleibol uruguayo. “Jugué en la categoría sub 19 y me eligieron mejor jugadora de esa categoría y también gané el voto popular de todo el certamen. No lo podía creer”. 

Juan Ferreira, el equipo más fuerte de la liga, la sumó inmediatamente a sus filas. En la Superliga 2014 ganó el premio a la revelación del torneo. 

Compartió equipo con las hermanas Florencia y Victoria Aguirre, Érika Jorajuría y las hermanas Paola y Fabiana Galusso. “Jugar con Florencia Aguirre para mí era soñado porque es una jugadora con un recorrido y reconocimiento internacional increíble”. 

Neves se alojó en Montevideo en la casa de los Galusso, junto a otras jugadoras de Colonia y Minas. 

“Los Galusso me marcaron en mi formación, por lo que saben de vóleibol y por lo humano, siempre los tengo presentes”, dijo. 

Tanto rompió los ojos su irrupción que en 2015 la convocaron a la selección mayor y saltó como titular a la cancha. 

“Recuerdo un partido contra Brasil en el Sudamericano de Cartagena de Indias (2015) que ellas estaban con todo el equipo olímpico (plata en Londres 2012) y pude mantener mi concentración a lo largo de todo el partido. Fue algo inolvidable”. 

Tenía entonces 17 años. Pero llegó un momento en el que el vóleibol uruguayo le empezó a quedar chico. Por sus ganas de crecer, de superarse y por su mentalidad profesional. 

Porque ya en Uruguay trabajaba con psicólogo deportivo, con preparador físico individual y con nutricionista.

“Pero el vóleibol en Uruguay es amateur, entonces tenía que tener mucho cuidado a la hora de encarar la competencia. Porque de repente, la persona que tenés al lado encara el deporte de otra manera, como algo recreativo, lo cual es perfectamente válido. Entonces no le podés pegar un grito porque su cabeza es totalmente distinta y porque paga la cuota social igual que vos”, expresó Neves para graficar cómo se vive este deporte por estos lares. 

De repente, un día se dio cuenta de que no estaba disfrutando lo que hacía. “Ese fue un momento decisivo en mi vida. Decidí pasar a otro entorno depositando en eso mis mejores energías”. 

El año pasado se le abrió la puerta de River Plate argentino. Otra liga, otra calidad de jugadoras y un club grande de América. 

En 2019-2020 jugó en River argentino

La pandemia de covid-19 interrumpió esa experiencia. Pero ahí se abrió la puerta de Europa. 

Para eso se preparó especialmente con Mario González, quien fuera su preparador físico en Juan Ferreira. 

“Hice del vóleibol mi medio de vida, la paga es buena, pero lo más importante de esto es mi experiencia, llevarlo a otro nivel”. 

No le fue bien al equipo en la Supercopa, pero sí arrancó con buen pie en la Liga (3-0 a Sporting Braga). Este fin de semana viajaron a Porto para enfrentar al local y al vigente campeón, AJM. 

Neves, opuesto natural, pasó a jugar de punta en su nuevo equipo. Otro motivo más para crecer.

“Las infraestructuras del club son increíbles, el nivel de las jugadoras es muy bueno y el objetivo que tiene el club es ser campeón, porque el año pasado fueron segundos”, explicó.  

En cada partido ganado, a Neves se le llenan las redes sociales y el WhatsApp de mensajes alentadores. “El elogio más grande para mí, siempre son las palabras de mi padre. Si me toca perder, solo recibo tres o cuatro mensajes. Y el que nunca falta es el de mi padre”. Su nombre es Carlos y fue él quien le enseñó una frase que lleva grabada a fuego: “El deporte es una manera muy noble de aprender”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...