Nacional > PROYECTO SOBRE VOLUNTARIADO

Sturla: "En Uruguay parece que hay que esconder la identidad religiosa porque no es bien vista"

En medio de la discusión sobre el proyecto de Ley de voluntariado el cardenal opinó que "lo mejor es guardarlo"

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2018 a las 15:26

El cardenal Daniel Sturla criticó la iniciativa del Frente Amplio sobre voluntariado y aseguró que "lo mejor" es guardar ese proyecto de ley. El martes 17 el Senado decidió aplazar la votación del proyecto de Ley sobre voluntariado y desde la oposición criticaron los cambios implementados por el oficialismo. La iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de Representantes.

La iniciativa fue presentada en 2015 por el senador del Partido Independiente Pablo Mieres y la fallecida diputada frenteamplista Bertha Sanseverino pero en el trabajo parlamentario tuvo varios cambios e incluso el impuslor dijo que se "arrepintió" de haber presentado el proyecto.

Desde la oposición aseguraron que esta iniciativa "mata" al voluntariado y "estatiza" la solidaridad. En tanto, Sturla aprovechó la intervención del senador blanco Javier García en el debate para reivindicar el "ser católico", en su audición semanal de radio Oriental.

"Al fin de cuentas parece que la participación en las instituciones religiosas es ser leprosos", dijo García en el Senado y Sturla retomó estas palabras. "En el Uruguay parece que hay que esconder la identidad religiosa porque no es bien vista, no es políticamente correcto", dijo. La Iglesia Católica es una de las instituciones que más tareas de voluntariado realiza en el país. Incluso en el debate del Senado, el colorado Pedro Bordaberry planteó que si el proyecto sale, "los curas van a tener que celebrar contratos", según consignó La diaria.


El cardenal aseguró que a principios de siglo XX triunfó en Uruguay una "secularización muy dura" y no una laicidad positiva que llevó al arrinconamiento de lo religioso y "sobre todo" de lo católico. "Otras manifestaciones religiosas se viven y se aplauden, pueden tener sus monumentos públicos sin que ocasione ningún tipo de problema pero si la Iglesia Católica ahí se complica la cosa", apuntó en referencia a la propuesta, rechazada por la Junta Departamental de Montevideo, de poner un estatua de la Virgen María en la rambla.

Si la iglesia funciona como una ONG organizada, según Sturla, se "pueden firmar contratos con el Estado" pero si la Iglesia aparece en el ámbito público con un rol relevante o da su opinión causa "dificultades". En ese sentido, recordó el documento de los obispos que hablaba de la "fragmentación social" y que generó la rápida reacción del gobierno con duras críticas hacia la institución.

"Parece que el mensaje fuera Iglesia a las catacumbas y católicos conserven la cabeza gacha", lamentó el cardenal.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...