Rusia 2018 > MUNDIAL

Tabárez, el equipo de cristal y la anécdota de Bilardo de cuando el delantero no duerme

El DT de Uruguay tocó varios temas en la conferencia de prensa y llamó a controlar los nervios y concentrarse en el partido

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2018 a las 11:58

La conferencia de prensa previa a Portugal fue una nueva oportunidad para que el DT de Uruguay, Óscar Tabárez, recorriera varios temas. Desde la preparación del partido, dejando claro un gran respeto por Portugal, hasta la historia de la selección uruguaya y el legado que esta generación de futbolistas tomó y pasa a los más jóvenes.

Sobre cómo se imagina el partido

Trato de no imaginarme los partidos, eso es un juego. La realidad la marcan los futbolistas cuando el árbitro pita. Hemos hecho todo lo posible para llegar bien preparados. Sabemos que no es sencillo pero no perdemos demasiado tiempo en pensar qué va a ser del partido. A lo que hay que apelar es a lo que traen de antes los futbolistas.

Sobre la importancia de Cristiano...

Cristiano Ronaldo está en la elite de delanteros del Mundo, tiene un gran potencial. Se trata de planificar el partido, sobre todo contra el equipo rival, considerando la importancia que tiene cada jugador individualmente en la expresión colectiva. Además de todas esas condiciones es el líder del equipo dentro de la cancha. No lo va a marcar solo Godín, hay cosas desde el punto de vista colectivo que vamos a hacer para intentar limitarlo.

Pero también recalcando que Portugal no es solo Cristiano.

Eso forma parte de la planificación, pero los que toman las decisiones son los futbolistas. Se verá. Lo venimos haciendo, no quita el sueño. Pero no por no darle importancia, porque hay que atender lo justo pero no obsesionarse porque eso puede desconcentrar. Y si uno está desconcentrado es difícil ganar. Nueve de estos futbolistas fueron campeones de Europa. Eso es importante. Modestamente tenemos con que enfrentar a Portugal, y estamos bien. Sobre todo desde las ganas. Hace mucho que nos venimos preparando, hace 12 años trabajamos juntos, fuimos consiguiendo objetivos paulatinamente. Algunos pueden considerarlo lento, pero considerando las limitaciones como país futbolístico, llegamos como queríamos.

Además, Tabárez ratificó que recién ante Rusia vio el rendimiento que pretendía.

Más allá del juego, recién se empezó a vislumbrar lo que queremos en el tercer partido. Estamos más cerca que nunca de lo que queremos. Queríamos hacerlo en el Mundial. Sabemos lo que significa el partido, estamos tranquilos con jugarlo. Vamos a concentrarnos en el juego, que eso nos puede dar más posibilidades aún.

Como vive Tabárez un partido de esta importancia. Lo importante: concentrarse y no dejarse llevar por los nervios.

Como siempre, trato de concentrarme, no pensar en lo que va a pasar después del partido. Se gane o se pierda, eso desconcentra. Trabajamos mucho en eso, para que los vaticinios no nos lleguen. No se juega con las estadísticas en una mochila. Se juega con lo que tiene cada uno en potencialidad. No lo vamos a mirar como espectador neutral, pero pese a eso tenemos que controlar emociones. Para que lo mejor que tengamos seamos capaces de ponerlo en el partido. Eso se logra con mucha concentración.

Un dato sobre Giménez: los 23 están a la orden.

No hago comentarios individuales. Yo hablo con mis jugadores antes del partido. Los 23 están a total disposición del entrenador para jugar. Están bien desde el punto de vista físico y sanitario, pero también en la parte anímica. Seguros de lo que queremos.

Por lo parejos que son los equipos, ¿el partido será aburrido?

No sé cómo va a ser el partido. El partido se va a saber a la hora de jugarlo. Ni nos pasa por la cabeza pensar que va a ser aburrido. Si es aburrido y ganamos vamos a festejar. Hay grandes jugadores, equipos compactos, si eso significa aburrido entra en la subjetividad del fútbol.

¿El equipo está tal como quiere?

Creo que nunca se está totalmente bien. Una vez fue Carlos Bilardo a dar una charla a Uruguay y en aquel momento uno recién empezaba. Dijo algo que me quedó: los equipos de fútbol son de cristal. Cuando te parece que está todo bien, el goleador no pudo dormir porque el nene lloraba o tuvo problemas con la esposa o tuvo algo inesperado en la noche. De los 23 jugadores ya usamos 17. Eso es porque tratamos de ver la mejoría del equipo. Reconocí que hubo mejoría, pero no creemos que sean definitivas y que no tengamos nada para mejorar. Siempre nos adaptamos a las características del rival, y el de enfrente es un rival duro. Es especial porque viene de conquistar cosas importantes. Aparte de la dificultad está la gran motivación. Sería maravilloso ganarle a Portugal. Está dentro de lo posible, pero no sabremos si lo podemos lograr o no hasta que termine el partido. No hay que desgastarse demasiado en hablar. Ni tampoco tener la falta de humildad de avisarle al rival que le vamos a ganar. No lo comparto.

Sobre el final de la conferencia, Tabárez hizo referencia al "hilo conductor" de la selección, el lugar que recuperó este equipo en el mundo del fútbol, pero también defendió a generaciones pasadas, aquellas acusadas de violentas.
"No contaron historias equivocadas, se transformaron en mitos, no en cosas reales que sucedieron. Era una carga pesada para las generaciones que venían. No pegamos porque éramos mala gente. Cuando a uno le dicen 'somos los mejores del mundo', y 'campeones eran aquellos de Maracaná, no ustedes'. Después, cuando en un partido nos superan, nos ganan, la primera reacción era previsible pero no culpa solo de los futbolistas, sino de la cultura de que para Uruguay no existía ser segundo. Y que las finales son solo para ganarlas. Hablaban de Uruguay como si tuviera 50 millones de habitantes. Y no es así. Lo tuvimos claro que eso sucedió en la historia, pero quisimos volver a lo que marcaban los antecedentes".

Y luego hizo referencia a una anécdota del Mundial 1954.

Esto del fair play no lo inventó la FIFA hace unos pocos años. Cuando Uruguay perdió por primera vez fue en el Mundial de 1954, 4-2 en la prórroga. Un periodista italiano hizo una nota del post partido. El capitán de Hungría contó: 'A mi me toco la difícil misión de marcar al mejor jugar del mundo, Juan Schiaffino, perdí ese desafío, pero por esas cosas del destino ganamos el partido'. Schaffino dijo: 'Fuimos derrotados por el que es actualmente el mejor equipo del mundo'. Ese hilo conductor hay que rescatarlo. Estos jugadores lo han demostrado rescatarlo, mas allá de ganar o perder con Portugal. Y están en condiciones de transmitirlo.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...