Economía y Empresas > El año de la pandemia

Un golpe al mentón de la economía

El cambio de escenario agravó los problemas de crecimiento y empleo; el 2021 plantea dudas y la recuperación en forma V perdió fuerza en el último tiempo

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2020 a las 05:04

Fue un golpe duro e inesperado. La llegada de la pandemia del coronavirus dejó aún más en evidencia las debilidades que arrastraba una economía en recesión y terminó de complicar un 2020 que ya de antemano pintaba difícil. Tras una pequeña tregua, ahora todo hace pensar que la recuperación no será tan rápida como se pensaba inicialmente.

La emergencia sanitaria cambió por completo los planes de todos los uruguayos, incluidos los que tenía el nuevo gobierno que asumió en los primeros días de marzo. El escenario obligó a que las prioridades pasaran a ser la salud y la provisión de recursos para minimizar los impactos de la crisis sobre la población y la actividad económica.

Entre abril y junio la pandemia pegó de lleno en los diferentes sectores y la actividad se vio fuertemente diezmada. La economía tuvo su peor momento y fueron meses que se hicieron largos con el consumo por el piso, y la inversión privada y las exportaciones doblegadas por los efectos del distanciamiento social y el cierre de fronteras. El mercado de trabajo siguió deteriorándose y los envíos a seguro de paro crecieron en poco tiempo de manera exponencial hasta niveles históricos.

La situación también obligó a postergar una de las primeras señales que se proponían dar las autoridades en el frente fiscal: ahorrar US$ 900 millones en 2020.  La tarea de por sí difícil se convirtió en un imposible dada la coyuntura de menores ingresos y aumento del gasto para atender la emergencia.
Tras el frenazo, en junio comenzaron a observarse las primeras señales de mejora gradual de la actividad que se confirmaron con los datos oficiales del tercer trimestre. Después de tocar un piso y tal como se esperaba, la economía rebotó fuerte (creció 7,8% respecto al segundo trimestre y se contrajo 6% en la comparación interanual) en línea con la flexibilización gradual de las medidas y una recuperación parcial del consumo y la inversión.

De todas maneras, esos últimos datos mostraron que la actividad sigue lejos de los niveles pre-covid. Para el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) no se estaría ante una recuperación en V, pero probablemente sí lo que se conoce como una recuperación en V asimétrica, salvo que el reciente recrudecimiento de la pandemia lo impida.

El economista Pablo Rosselli dijo días atrás a El Observador que la recuperación del cuarto trimestre será “significativamente más lenta” que el rebote del tercer trimestre. Y tomando en cuenta el empeoramiento de la situación sanitaria consideró que eso puede tener efectos negativos sobre la actividad de diciembre y de enero de 2021, aunque a niveles sustancialmente menores a los observados entre abril y junio.

Hoy los pronósticos de los analistas privados apuntan a que el Producto Interno Bruto (PIB) cerrará el año con un descenso de 5,1%, según la mediana de respuestas de la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central (BCU) publicada esta semana.

El horizonte para 2021

¿Qué viene hacia adelante? El año próximo no está exento de incertidumbre.  De la evolución de la pandemia depende en buena medida el grado de restricciones que mantendrá la movilidad de las personas y la afectación que pueden tener sobre los distintos sectores.
Los analistas privados esperan una expansión de alrededor de 3% para 2021, con lo que la economía y el empleo tendrán una mejora, pero se mantendrán en niveles inferiores a los de 2019.

Ya de antemano se sabe que la actividad y el empleo se verán fuertemente menguados en sectores como el turismo, cuya zafra no tendrá este año la presencia de visitantes extranjeros por el cierre de fronteras. Resta por saber cómo le irá a otros sectores del comercio, los servicios y la industria que vienen golpeados, mientras se espera por el inicio de la vacunación masiva. 

Los últimos datos del seguro de paro cerrados a noviembre muestran que de 76 mil personas que estaban cobrando el subsidio, 49 mil eran trabajadores del comercio y servicios. Un año atrás el sector tenía unas 19 mil personas en esta situación.

En un contexto de extensión de la pandemia, el economista Gabriel Oddone considera probable que el gobierno tenga que desplegar nuevas medidas de ayuda en el primer trimestre del año, dirigidas a población vulnerable no comprendida en los programas de ayuda hoy disponibles, y a población que estaba en la informalidad y que presumiblemente va a permanecer en situación de empleo precario.

Para el economista, Uruguay podría ampliar este tipo de transferencias hasta por un monto total de US$ 300 millones durante tres o cuatro meses sin comprometer su calificación de deuda pública.

“Uruguay tiene una situación fiscal frágil. (…) En un contexto pandémico Uruguay puede estar en condiciones de hacer una expansión de medio punto del PIB adicional, pero no mucho más que eso. Y tengo la impresión que en la próxima revisión las calificadoras (de riesgo) con el escenario de recuperación mostrado en el tercer trimestre y con la situación fiscal que el país va a poder exhibir por el esfuerzo mostrado, se va poder transitar el primer semestre sin una rebaja generalizada de las calificaciones”, afirmó en declaraciones a radio Sarandí.

Hasta ahora desde el gobierno se ha marcado como prioridad volcar recursos para cubrir seguros de desempleo y subsidios para personas mayores de 65 años que deben quedarse en la casa, así como el reforzamiento de las asignaciones familiares del Plan de Equidad del Mides y la tarjeta Uruguay Social.  Aunque las autoridades se han mostrado proclives a estudiar nuevas medidas. 

El 2020 cerrará con un gasto asociado a la pandemia de unos US$ 770 millones,  según las estimaciones realizadas por el Ministerio de Economía y Finanzas.

La semana pasada la coalición de izquierda entregó una nueva propuesta al presidente Luis Lacalle Pou. Allí se plantea que el Estado asegure un salario mínimo líquido (unos $ 13.700) para cuentapropistas con cobertura de seguridad social parciales, entre los meses de enero y abril de 
2021, con posibilidad de extender el plazo hasta junio,  cuando estaría en marcha la vacunación masiva.

Las proyecciones y el presupuesto

A la luz de los últimos datos de actividad y la corrección de cuentas nacionales con base 2016, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, señaló que la caída del PIB estaría en el entorno de 5,5% este año, según afirmó la semana pasada en una conferencia organizada por la Unión de Exportadores.  

Y con la vieja metodología la caída en 2020 sería cercana a 4,5% en vez del 3,5% estimado inicialmente. Hasta ahora las proyecciones oficiales elaboradas a mitad de año como base de la ley de Presupuesto eran bastante más optimistas que la de los privados.

 El nuevo escenario seguramente dará lugar a una corrección de las estimaciones cuando se realice un balance de la situación fiscal. De hecho a fin de octubre el subsecretario Alejandro Irastorza había admitido que en febrero se podría hacer alguna revisión de las cifras.

El equipo económico confía en un repunte de la actividad liderado por la inversión privada, pero eso depende en gran medida de cómo transcurra el 2021 y de la ejecución de distintas reformas que están previstas para generar mejores condiciones de competitividad.

Y de cómo evolucione el motor de la inversión entre 2022 y 2024 depende que los números cierren y se pueda cumplir con los compromisos asumidos en la ley de Presupuesto quinquenal, entre ellos la reducción del déficit fiscal, clave para el mantenimiento del grado inversor. 

El gobierno espera un promedio de crecimiento anual del PIB de 2% para el quinquenio y converger hacia una meta de déficit fiscal de 2,5% del PIB al final del período en 2024, de acuerdo a lo que está vigente.

A qué ritmo se dará la salida de la crisis es todavía una incógnita que ha crecido en las últimas semanas con la ola de contagios. En cualquier caso, ese paso implicará primero volver a los niveles de actividad de 2019 con un desafío todavía mayor de cómo hacer para seguir de largo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...