Mundo > Cientos de personas murieron

Un médico en Mozambique después de las inundaciones: "Es un escenario dantesco"

Lucas Molfino es parte de Médicos Sin Fronteras y relató su experiencia en la ayuda a los miles de damnificados

Tiempo de lectura: -'

15 de abril de 2019 a las 11:35

Casi dos millones de personas afectadas. Setecientos muertos y una devastación total. Mozambique, Zimbabue y Malaui fueron azotados los pasados 14 y 15 de marzo por el ciclón Idaí y sus consecuencia dramáticas aún afectan.

"El ciclón entró por la ciudad de Beira, de 500 mil habitantes, y prácticamente destruyó todo. El 90% de la ciudad está en estado calamitoso", dijo a El Observador el médico argentino Lucas Molfino, que trabaja en el lugar con Médicos Sin Fronteras como coordinador general.

Con 41 años, lleva más de diez trabajando en África, en el sudeste de Asia y en los últimos años en Mozambique.

Cuenta que es importante entender que, por su ubicación geográfica, Mozambique es un lugar que está predispuesto a las catástrofes naturales. "Ciclones y tormentas fuertes hay frecuentemente, el asunto es que hace muchos años que no había un ciclón de esta intensidad, con esta fuerza y su daño. Y a eso se sumaron 5 días de lluvias torrenciales e inundaciones terribles en el centro de Mozambique", agrega.

Y pese al tiempo que lleva trabajando en el lugar y siendo parte de situaciones dramáticas vinculadas a este tipo de desastres, Molfino no deja de impresionarse ante el horror. "Es un escenario dantesco. La ciudad quedó en ruinas, los primeros días estuvieron sin electricidad, sin agua, con los servicios interrumpidos, la gente sin casa, todos amontonados en centros, en escuelas, en iglesias. Nadie estaba preparado para esto", reflexiona.

El trabajo de Médicos Sin Fronteras en el lugar es fundamental para la primera atención de los heridos y para evitar que la situación sanitaria empeore. Una vez ocurrida la tragedia hay que rehabilitar los centros de salud para que vuelvan a estar aptos para atender a quienes lo necesiten, pero también disponer de clínicas móviles para asistir a cientos de personas en los centros de desplazados. Y a esto se agrega un enorme desafío que es el de proveer agua potable y saneamiento.

Cuando ocurren tragedias de este tipo se incrementan los casos de malaria, las diarreas, fiebre tifoidea, y enfermedades relacionadas con la falta de higiene y saneamiento, por eso es otro de los aspectos fundamentales en el trabajo de la organización.

"Recuperarse de esta catástrofe puede llevar años. La vida es resiliente pero va a llevar mucho tiempo, va a haber una  fase de reconstrucción, de normalización, de educación. Los niños como población vulnerable es un tema especialmente importante. Y luego va a haber que repensar cosas como la ubicación de poblaciones siempre afectadas, y un plan de emergencia para evitar esto a futuro", concluye Molfino, mientras planifica cómo seguir ayudando a los miles que aún lo necesitan.

Un mes después

Un mes después del ciclón, de a poco, la población de Beira intenta volver a la normalidad. En algunas zonas los rastros del ciclón son casi imperceptibles pero en otras, en especial en los asentamientos informales, las casas quedaron completamente destruidas e imposibles de habitar, informó MSF.  Allí los residentes buscan desesperadamente comida y refugio y se les hace difícil acceder a la atención médica, entre otras cosas.

"Recuperarse de esta catástrofe puede llevar años. La vida es resiliente pero va a llevar mucho tiempo, va a haber una  fase de reconstrucción, de normalización, de educación. Los niños como población vulnerable es un tema especialmente importante. Y luego va a haber que repensar cosas como la ubicación de poblaciones siempre afectadas, y un plan de emergencia para evitar esto a futuro", asegura Molfino.

En los últimos días los centros de cólera gestionados por MSF y el Ministerio de Salud de Beira trataron a unos 100 pacientes nuevos por día, informó la organización.

MSF tiene más de 185 empleados internacionales y nacionales en Mozambique que trabajan para responder a la emergencia causada por el ciclón Idai. Además, la organización trabaja en el lugar para combatir el brote de VIH.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...