Economía y Empresas > AUTOMOTRIZ

Una automotriz ofreció fabricar taxis e invertir US$ 130 millones

El proyecto depende del aval y el apoyo que pueda darle el Estado uruguayo

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2012 a las 20:33

Una empresa integrada por unos 600 inversores argentinos, mexicanos, españoles y uruguayos le presentó al Poder Ejecutivo, el PIT-CNT y la Gremial Única del Taxi un proyecto para instalar en Uruguay una planta automotriz capaz de fabricar hasta 40.000 vehículos por año.
El Auto Popular Americano (APA) es el modelo que la automotriz de origen argentino Bravo Motors Company SA –que depende del Grupo ArqBravo– pretende fabricar en Uruguay a partir del primer semestre de 2014 con una inversión que estará entre los US$ 120 y
US$ 130 millones.“La planta ocupará entre 1.000 y 1.200 trabajadores”, informó ayer a El Observador desde Buenos Aires el gerente de operaciones de ArqBravo, Eduardo Muñoz.

Hoy está previsto que el CEO de la compañía, Miguel Ángel Bravo, firme un acuerdo de entendimiento con el PIT-CNT y el sindicato metalúrgico (Untmra) sobre las condiciones de trabajo de la planta automotriz . La firma accedió a facilitar turnos de seis horas.
Muñoz dijo que la iniciativa ya fue elevada ante el director Nacional de Industrias, Sebastián Torres y el titular de ANCAP, Raúl Sendic. “En ambos casos recibimos un apoyo total a nuestro proyecto”, valoró el empresario.

Precisamente, la empresa invitó a ANCAP para que tenga participación en el proyecto. “Estamos en una primera etapa de negociaciones que debemos seguir conversando”, acotó Muñoz, quien mañana viaja e Estados Unidos para reunirse con autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para gestionar el financiamiento del proyecto.

El auto
El tipo de vehículo que Bravo Motros pretende fabricar en Uruguay es un prototipo que puede funcionar a Gas Natural Licuado (GNL), etanol, energía eléctrica o nafta. La compañía tiene en marcha un proyecto similar en California para producir el modelo APA.
Según explicó Muñoz, una de las ventajas del APA es que se adapta al cambio de la matriz energética que impulsa el gobierno uruguayo. Un tanque de GNL permite una autonomía de 500 kilómetros. El precio del APA en Uruguay aún no está definido pero estará entre los
US$ 15.000 y US$ 18.000.

Según el inversor el 90% de los componentes del vehículo serán regionales. “Este factor es clave para exportar los vehículos a Brasil, Venezuela, Perú, Bolivia y otros países de la región”, destacó el gerente de la automotriz. El recambio de taxis en América del Sur se estima que ronda los 250.000 vehículos por año. El mercado argentino no es una prioridad porque el grupo ya tiene en marcha un proyecto conjunto para fabricar al APA con la administración de Cristina Fernández.

Bravo Motors Company proyecta iniciar su actividad industrial en Uruguay aprovechando la capacidad ociosa que tiene hoy la planta Nordex. Según comentó Muñoz, esta empresa tiene margen para realizar la pintura y cataforésis de unas 22.000 unidades anuales. Aún no está definida la ubicación de la planta para el APA, pero las autoridades de la empresa aspiran a que pueda ubicarse a una distancia cercana a Nordex.

Apoyo
El titular de la Gremial Única del Taxi, Óscar Dourado, dijo a El Observador que la gremial ya firmó un carta de intención para introducir el APA para el recambio de la flota. “Acompañamos cualquier iniciativa que mejore el servicio para el usuario”, comentó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...