Cargando...
El país registró 3.939 casos en las últimas 24 horas

Mundo > CONFINAMIENTO

Una ciudad china enfrenta el peor brote de covid-19 desde 2020: puso en cuarentena a 17 millones de personas

El país registró la cifra más alta de contagios en dos años, aunque los números siguen siendo bajos para el tamaño de su población en comparación a otras naciones

Tiempo de lectura: -'

13 de marzo de 2022 a las 15:31

La ciudad de Shenzhen, centro tecnológico ubicado al sur de China, entró en cuarentena este domingo, anunció el gobierno local, tras notificar 66 nuevos casos de coronavirus y el cierre de la zona comercial.

Las autoridades chinas pidieron a los 17 millones de habitantes de esta ciudad, que acoge a los gigantes tecnológicos de Huawei y Tencent, que permanezcan en sus casas para controlar un brote de la variante ómicron.

Millones de ciudadanos de otras localidades también fueron puestos en confinamiento este domingo, luego de que el país registrara la cifra más alta de contagios por covid-19 en dos años. Pero la política de "cero covid" provoca fatiga entre la población e, incluso, dudas sobre su efectividad.

La apuesta a la estrategia cero covid

El gigante asiático notificó este domingo 3.939 contagios de covid-19 en 24 horas, el dato más alto en los últimos 24 meses en el país, donde la población de varias ciudades fue confinada por brotes del virus, informó la Comisión Nacional de Salud.

Debido al brote, los barrios fueron acordonados uno a uno en Shangái, la metrópolis más poblada de China, y cerrados centros comerciales, restaurantes y escuelas.

Yanji, una localidad de 700 mil habitantes en la frontera norcoreana, también entró en cuarentena. Y en la ciudad de Jilin, los habitantes de centenas de barrios fueron confinados parcialmente, anunció el domingo un responsable municipal.

Los pobladores de Jilin han completado seis rondas de pruebas masivas, dijeron las autoridades. 

El domingo, la ciudad reportó más de 500 casos de la contagiosa variante ómicron.

China, donde el virus fue detectado por primera vez a finales de 2019, ha seguido una política estricta de "cero covid" con confinamientos, restricciones de viaje y pruebas masivas cuando se detectan focos infecciosos.

Sin embargo, la cifra de contagios en un país de 1.400 millones de habitantes es pequeña si se compara con la de otras naciones.

"Los mecanismos de respuesta de emergencias en algunas áreas no son lo bastante robustos, no hay suficiente comprensión de las características de la variante ómicron y ha habido decisiones inadecuadas", admitió Zhang Yan, autoridad sanitaria provincial de Jilin.

El alcalde de Jilin y el jefe de la comisión de salud de Changchún fueron destituidos de sus cargos el sábado, informó la prensa estatal, señal de férrea política impuesta por las autoridades locales para luchar contra los brotes.

China ha logrado mantener hasta el momento los casos de coronavirus a un nivel bajo gracias a las medidas draconianas, pero el agotamiento hace mella cada vez más en el país.

Algunos responsables preconizan ahora medidas más blandas, al mismo tiempo que economistas alertan de daños a la economía por los confinamientos.

"Es el peor (confinamiento) desde 2020", lamenta a la AFP un residente de Shenzhen, que se dice llamar Zhang. "Los cierres son demasiados frecuentes, mi amiga se despertó por la mañana y descubrió que su edificio había sido acordonado durante la noche sin previo aviso. Su jefe tuvo que enviarle una portátil por correo", cuenta.

Hong Kong, por su parte, tiene en la actualidad una de las tasas de mortalidad más altas del mundo por el virus, con ómicron golpeando a su población sobre todo mayor que aún se muestra reacia a vacunarse. 

Miles de expatriados también han abandonado la ciudad, principalmente debido al cierre de las escuelas y las severas restricciones que han reducido cualquier reunión o movimiento a casi cero. 

Ante el aumento de casos, la autoridad sanitaria china anunció el viernes que introduciría el uso de pruebas rápidas de antígenos, lo que podría indicar una forma de relajación de la política de salud del Partido Comunista. 

La semana pasada, un destacado científico chino indicó que el país debería tratar de vivir con el virus, como lo han hecho otros países. 

Pero el gobierno no ha descartado la posibilidad de recurrir a confinamientos estrictos.

AFP

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...