Cargando...
Marcelo Abdala y Fernando Pereira entregaron una carta para el presidente.

Nacional > Paro General

Una jornada “recontra exitosa” para el PIT y “bastante normal” para el gobierno

La comisión pro referéndum pedirá la cadena nacional de radio y TV luego de recolectar “miles de firmas” durante el paro 

Tiempo de lectura: -'

18 de junio de 2021 a las 05:01

Pese que el PIT-CNT había declarado que ese no era el objetivo, el paro general de este jueves permitió recolectar “miles de firmas” para llevar a referéndum 135 artículos de la ley de Urgente Consideración (LUC) y se transformó, para la central sindical, en uno de los “éxitos” de la jornada. 

La Comisión Nacional pro Referéndum estima que tiene en su poder 500.000 rúbricas, por lo que lo de este jueves representó un empuje significativo para llegar al objetivo, cuando restan tres semanas para que finalice el plazo constitucional. 

"Hoy se juntaron miles de firmas”, aseguró el secretario general del PIT, Marcelo Abdala. 

Deberán superar las 700.000 firmas y para eso la Comisión Nacional Pro Referéndum, en donde el movimiento sindical es la cara más visible, pedirá formalmente la semana que viene la cadena nacional de radio y televisión.  Así lo aseguró el dirigente a El Observador. 

La conveniencia de efectuar el pedido venía siendo analizada desde hace varias semanas en la comisión, tomando en cuenta que el presidente Luis Lacalle Pou ya le negó dos veces la cadena al movimiento sindical, que pretendía utilizarla en el Día Internacional de los Trabajadores. 

El presidente del PIT, Fernando Pereira, había adelantado su escepticismo, aunque se mostró partidario de hacer el intento.  “Nunca hay que tomar un no como definitivo”, había dicho. 

El presidente Lacalle Pou había señalado en abril del año pasado que la cadena era una “herramienta vetusta” que no sería concedida a gremiales ni a empresarios.

El otro triunfo esgrimido por el PIT-CNT fue su visión de la movilización lograda por el paro general de este jueves, el segundo que se convoca contra esta administración. 

“Hay una valoración recontra positiva de la adhesión. Aquí ha caído un mito”, afirmó Abdala. “Los que dicen que los paros del PIT-CNT son exitosos porque para el transporte han tenido un enorme desmentido”. 

El secretario general remarcó que el transporte se movió más que en otros paros para facilitar el traslado de las personas agendadas este jueves para vacunarse contra el covid-19. 

Si bien no aportó cifras, Abdala valoró que la movilización fue “impresionante” y demostró la “madurez” del movimiento sindical. 

Una  visión diferente hubo en el gobierno, que evaluó la jornada en tiempo real mientras los dirigentes del PIT-CNT, acompañados de poco más de 200 personas, se concentraban frente a la Torre Ejecutiva. 

Pocos minutos después de que Abdala y Pereira se retiraran de la sede del Poder Ejecutivo, ingresaba allí el presidente de Cutcsa y de la Cámara Uruguaya del Transporte, Juan Salgado. 

El empresario llegó para reunirse con el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, una “rutina” que se aplica en esta administración cada vez que hay una movilización sindical. 

Según declaró Salgado a la salida del encuentro, el gobierno se mostró conforme con el resultado de la jornada, sobre todo porque no hubo ningún tipo de afectación en el cronograma de vacunación. 

 La conclusión primaria de la reunión fue que el movimiento fue “bastante normal” y que estuvo “lejos de decaer” como en otros paros generales. 

Según las cifras aportadas por Salgado, la caída en la venta de boletos este jueves fue de 25% con respecto a lo que ha sido el promedio de los últimos días. 

El presidente de Cutcsa recordó que, en circunstancias normales, un paro general convocado por el PIT-CNT representaba una merma del 60% en la venta de boletos. 

Más allá de valoraciones, para la central sindical considera que ahora la pelota está en la cancha del gobierno. 

“Ellos tienen la palabra” afirmó Abdala con respecto al Poder Ejecutivo. Es que el PIT-CNT pidió este jueves una reunión con el presidente Lacalle Pou y le dejó una extensa carta con su plataforma reivindicativa. 

El PIT-CNT insiste allí con una batería de medidas para “amortiguar” los efectos de la crisis. 

Entre otros aspectos se plantea incrementar la inversión pública estratégica como herramienta para dinamizar la economía y generar empleos. Citando un informe del Banco Interamericano de Desarrollo, se estima que una inversión de US$ 1.000 millones permitiría crear 35.000 puestos de trabajo directos. 

Se propone además una política de compras públicas que apuntale la producción y el empleo nacional, incrementando el margen de preferencia en precio para los proveedores locales, hoy fijado en 8%. 

La central pone el foco en la pesca artesanal y la vestimenta como beneficiarios de esta eventual política. 

Se reclama relanzar el Sistema Nacional Integrado de Cuidados, un sector en el que dos de cada tres trabajadores son mujeres. 

Se le pide al gobierno definir un plan nacional de desarrollo productivo, facilitar el acceso a tierras a pequeños y medianos productores rurales e incrementar los apoyos a los pequeños empresarios y monotributistas. 

Otro de los puntos pasa por la creación de bolsas de trabajo sectorial. 

El movimiento sindical reivindicó la implementación de un ingreso básico de emergencia y la provisión de una canasta básica de servicios, y así atender a los sectores de mayor vulnerabilidad social. 

Las cifras del PIT hablan de 60.000 puestos de trabajo perdidos por los efectos de la pandemia, que se suman a los 150.000 que estaban desempleados antes del 13 de marzo de 2020. 

Con 200.000 hogares que perciben algún tipo de transferencia monetaria, la central sindical estimó que a 320.000 uruguayos “cada vez se les hace más difícil mantener la olla”. 

En ese marco se reclama un monto mínimo de un salario mínimo nacional para las prestaciones por seguro de desempleo. Hoy, más de 20.000 trabajadores cobran menos de $ 8.000 mensuales. 

A los malla oro

El PIT-CNT reclamó además un aumento de la presión tributaria hacia los sectores que “están en mayores condiciones de aportar”. 

En ese marco se plantea un incremento en el impuesto al Patrimonio, tanto de personas físicas como de empresas. También generar un adicional al Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) para las firmas con una renta neta superior a US$ 1 millón en 2020. 

Así, estas empresas pasarían de tributar 25% a pagar el 35%. 

Otra de las medidas pasa por la imposición del “impuesto Covid” a los cargos gerenciales y de dirección de las “grandes empresas privadas”. Parafraseando al presidente de la República, sostiene  que así se estaría gravando al menos en parte a los “malla oro” que “no están empujando la economía uruguaya, sino que están acumulando riqueza”. 

En ese sentido también se propone un impuesto a los depósitos de los uruguayos en el exterior, que la central cifró en US$ 7.000 millones. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...