Economía y Empresas > Emprendedores

Una opción de "fiambres" para veganos y vegetarianos

Alimentos El Caldero ofrece una alternativa artesanal de origen vegetal como sustituto de ciertos productos cárnicos

<b>Cecilia Opiso</b>
<b>Ceciliar Opiso </b>

Tiempo de lectura: -'

05 de julio de 2017 a las 05:00

Con 86 años de edad, el uruguayo Walter Dioni desarrolló un producto basado en semillas de girasol o de sésamo símil al fiambre a partir de que a su esposa Nelly –con quien estuvo casado por más de 65 años– le prohibieron por prescripción médica comer alimentos de origen animal. Entonces Dioni, de profesión biólogo y que vivía en Cancún hacía 40 años junto a Nelly, se puso a investigar y desarrollar productos para que su compañera pudiera seguir manteniendo sus hábitos alimenticios, desayunando y merendando lo que tanto le gustaba: fiambres.

En su último viaje a Uruguay, Dioni le mostró estos productos a su sobrino José Prieto (55) y a su socia y pareja en la actualidad, Cecilia Opiso (41). Prieto y Opiso quedaron "encantados cuando los probaron por primera vez" y fue así que Dioni, que falleció en 2014, pudo dejarles una especie de legado. En 2014 nació Alimentos El Caldero (elcaldero.com.uy), que ofrece una alternativa a fiambres tradicionales para veganos (aquellos que no ingieren ningún producto de origen animal), vegetarianos o personas afectas a la lactosa, con productos elaborados artesanalmente, bajos en sodio y sin componentes grasos o animales.

"Ofrecemos una alternativa al queso y al fiambre sobre todo en su función. Nuestros productos vienen en fetas y envasados al vacío, por lo que se puede utilizar de la misma forma, aunque por razones obvias el sabor no es el mismo. Se trata de alimentos veganos que no tienen ni colorantes ni conservantes artificiales", contó Opiso, que hace un año está dedicada de forma exclusiva al emprendimiento.

Entre la "mortadela y el queso"

Alimentos El Caldero tiene siete productos diferentes que con sus denominaciones juegan con los alimentos que pretenden sustituir. Uno de ellos, el "Vegueso Alibabá", está elaborado en base a sésamo integral, mientras que otros tres están hechos a base de semillas de girasol: el "Vegueso Costeño", la "Vidadela Primavera", y la "Vidadela Spirulada", que además tiene amaranto y alga spirulina. Otros dos son elaborados en base a gluten de trigo, al tiempo que el "Hummus" es producido a partir de garbanzos. A excepción de los dos insumos a base de gluten de trigo, los demás también son tolerables para celíacos.

"Los productos son muy parecidos a los de su origen, pero con el tiempo hemos ido adaptándolo más al paladar uruguayo con el uso de condimentos más locales. Si bien nuestro público en primera instancia son los veganos y los vegetarianos, son productos bajos en calorías, en grasas y en sodio, por lo que lo pueden consumir personas con problemas de sobrepeso, diabetes o colesterol alto", apuntó.

Según describió Opiso, el proceso consiste en desinfectar las semillas para luego hidratarlas, molerlas, darles sabor con condimentos y finalmente con algas otorgarle textura con el fin de filetearlas. "Más allá de los negocios, estamos haciendo un bien, promoviendo y poniendo al alcance de la población alimentos saludables que nadie más está haciendo", dijo Opiso.

Inicios en redes sociales

Prieto y Opiso comenzaron a cocinar en la cocina de su casa, preparando productos para que lo probaran conocidos y llevándolos a fiestas familiares. Muy rápidamente se plantearon ofrecerlo por Facebook y vía mail; la respuesta fue inmediata, ya que los usuarios empezaron a preguntarles por qué lo que estaban produciendo no se podía adquirir en tiendas comerciales.

Desde ese punto de partida, los propietarios de una pequeña empresa que hoy cuenta con cinco trabajadores más la asistencia de una nutricionista, se propusieron trabajar profesionalmente y se dirigieron al Centro de Desarrollo Económico Local Carrasco (Cedel) en busca de asesoramiento ya que ninguno de los dos venía del "palo de la cocina". Allí, les ofrecieron utilizar las instalaciones del lugar, que ya contaba con habilitación. Dos años después y con un producto mejorado, para setiembre planean tener una cocina y lugar propio.

Locales comerciales y patrocinio

Alimentos El Caldero está siendo impulsado por el programa Impulsa Alimentos –que busca potenciar y desarrollar la industria del alimento en el país de pequeñas y medianas empresas– de la Cámara de Industrias del Uruguay, que fue el organismo que patrocinó el emprendimiento ante la ANII para lograr obtener el capital semilla que brinda la organización estatal. Los productos de El Caldero hoy se pueden encontrar en locales comerciales dedicados a la venta de alimentación saludable como Go Vegan, La Molienda, Delishop, El Ingrediente Secreto, entre otros. Los productos tienen una vida útil aproximada de 20 días.

7.000

dólares fue la inversión inicial para la compra de maquinaria financiado por capital propio y por familiares.

25.000

dólares es el capital semilla aportado por la ANII. El emprendimiento se presentó a través de la Cámara de Industria


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...