Nacional > San Luis

Vázquez fue a conversar con los vecinos de San Luis y anunció medidas contra la inseguridad

En el lugar donde veranea, se reunió con vecinos y prometió respuestas

Vázquez conversa con Estela Priore, de la Liga de Fomento de San Luis

Tiempo de lectura: -'

22 de mayo de 2018 a las 05:00

Sebastián sacó su silla de plástico a la puerta de su casa y se sentó a disfrutar del sol de las primeras horas de la tarde. No era una tarde habitual y la inusual circulación de gente por las calles de San Luis así lo anunciaba. Policías de tránsito y el equipo de seguridad presidencial fueron los primeros en llegar el balneario. Después, de a poco, los vecinos se fueron acercando. Es que Sebastián tiene su casa, y su almacén, al lado del local de la Liga de Fomento del balneario y para las cuatro de la tarde estaba prevista la llegada del presidente Tabaré Vázquez.

Cansados de la inseguridad, los vecinos de esta localidad de 6.000 personas decidieron escribirle una carta al presidente y la difundieron en algunos medios. La reacción fue rápida. A los dos días, Vázquez llegó a un lugar que conoce bien. El presidente tiene una casa en San Luis y suele pasar algunos días del verano en el lugar. Pero cuando el calor y los turistas dejan el balneario, los robos se multiplican, según los vecinos. Unos 2.200 habían firmado la carta que este lunes le leyeron al mandatario.

A Sebastián le tocó tres veces en los últimos años. La última vez, en noviembre de 2017, le desvalijaron el almacén. "Se llevaron un freezer y una televisión, entre otras cosas. Está bravo el tema", contó a El Observador. Hace pocas semanas quisieron entrar de nuevo en su casa pero cuando estaban entrando por la ventana golpeó a uno y se fueron. En abril, la Policía recibió siete denuncias por rapiñas mientras que en abril de 2017 no se había registrado ninguna. "Esto se puso bravo hace poco. Cuando yo me vine a vivir acá, hace siete años, dormía con las ventanas abiertas", lamentó.

Lea también: Vázquez anunció el ingreso de 500 policías más para el norte del país

Al presidente lo recibieron amablemente. Aplausos y el grito de "bienvenido" primaron cuando Vázquez se bajó de su camioneta. De la reunión participaron el presidente, el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, el jefe de Policía de Canelones, Osvaldo Molinari y el prefecto del departamento, Alfredo Fraga.

Los vecinos estuvieron representados por unas diez personas que tuvieron tres minutos cada una para contarle su situación al mandatario. El robo al supermercado del balneario a mediados de abril, cuando se llevaron $ 700.000, fue la gota que derramó el vaso. Los vecinos dicen que la situación "no da para más".

La respuesta del presidente fue rápida. Ordenó a Roballo que se ponga en contacto con el Ministerio de Vivienda y el Ministerio de Desarrollo Social para que atiendan la situación de los asentamientos de la zona. Además, aseguró que se mantendrá el patrullaje, que aumentó a principio de mes con un destacamento de la Guardia Republicana, y aprovechó la oportunidad para anunciar medidas para el norte del país: 500 nuevos policías a partir de mitad de año, cámaras y una base operativa para un helicóptero que funcione para controlar la situación en el norte, particularmente en el departamento de Salto.

En los próximos días, según dijo en rueda de prensa, habrá nuevos anuncios. "Desde mi punto de vista, fue una reunión muy interesante, muy clarificadora y muy productiva", dijo.

"Ahora veremos si cumplen las promesas", respondió la presidenta de la Liga de Fomento de San Luis, Estela Priore. Tras la reunión con Vázquez, los cerca de 150 vecinos que esperaban en la puerta ingresaron al local y recibieron las novedades de primera mano. "El jefe de Policía dijo que se va a mantener la vigilancia. Hay dos o tres personas que están identificadas, todos sabemos quiénes son", agregó el vicepresidente de la Liga de Fomento, Vicente Amicone. Ese sentimiento es compartido por todos. Los delincuentes son menores que andan armados y que viven en la zona, según dicen.

Al retirarse, el frío y la espera volvieron un poco más hostil el ambiente. "Queremos seguridad", fue el grito que primó a la salida y los reclamos se extendieron. "Tiene que ir a Salinas, no va desde su primera campaña electoral", le reclamó una vecina que dejó su paso a un representante de Vecinos en Alerta de Canelones. "Felicitamos a la gente de San Luis que logró que usted viniera, pero tiene que ir a Canelones. Ahí somos más y el problema es más grande", reclamó.

Antes, el presidente había dejado la puerta abierta y dijo que estaba dispuesto a visitar los lugares donde la inseguridad sea una gran preocupación.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...