Cargando...
Volvió el carnaval al Teatro de Verano.

Carnaval > PRUEBA DE ADMISIÓN

Volvió el carnaval: sin mate ni abrazos y con el choripán en la platea

Con un estricto protocolo sanitario, basado en que puede haber espectadores con y sin vacunas contra el covid, se inició la prueba de admisión para el concurso de agrupaciones de carnaval de 2022

Tiempo de lectura: -'

04 de noviembre de 2021 a las 17:02

No hay permiso para tomarse unos mates en la tribuna, hay algunos puestos funcionando en la plaza de comidas pero es obligación comer el choripán (a $170 cada uno) en el asiento asignado y están prohibidos los tradicionales abrazos tras cada actuación entre los integrantes de los conjuntos y sus seguidores.

De ese modo, teniendo como marco un estricto protocolo sanitario, se reanudó la actividad carnavalera en el Teatro de Verano Ramón Collazo con el inicio de la prueba de admisión para el Concurso Oficial de Agrupaciones de 2022.

El protocolo es amplio, y exigente. El aforo autorizado es del 55%, es decir que se permite un máximo de 2.300 espectadores, entre los que puede haber personas vacunadas o no contra el covid-19.

No se venden entradas, el ingreso es gratuito, pero solo se accede por invitaciones directas otorgadas a los conjuntos; el público en general puede retirar pases en Abitab, pero para la mayoría de las etapas ya no hay boletos disponibles. Una vez más, como es habitual en esta movida cultural, la demanda supera abiertamente a la oferta. Y más luego de muchos meses sin espectáculos carnavaleros.

Se pide, como siempre en esta instancia, que cada persona done un alimento no perecedero que Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos y Populares del Uruguay (Daecpu) recibe en el acceso al teatro y dona a varias instituciones de acción social y desde este año al plan ABC de la Intendencia de Montevideo. Arroz, fideos, azúcar, harina y yerba es lo que más lleva la gente.

Carlos Nípoli, secretario general de Daecpu, informó a El Observador que se suelen juntar unas 10 toneladas de alimentos cada año en las ocho noches: un camión repleto por etapa. La mitad se enviará a las entidades que son apoyadas por Daecpu y el resto a la intendencia para que haga lo propio.

El aforo permitido es de hasta el 55% de la capacidad en el Ramón Collazo.

Tapaboca y quietito en el lugar

Al llegar cada espectador es informado por personal de la gremial que nuclea a los directores de carnaval que es obligatorio el uso de tapaboca, salvo si está comiendo o bebiendo. Solo se puede ocupar el lugar asignado: a cada persona se le da un papelito con la ubicación en la que debe instalarse y está prohibido cambiarse de lugar. Y, por supuesto, se pide solo transitar hacia los gabinetes higiénicos o a comprar bebidas y alimentos, pero regresando al lugar apenas se pueda.

En el ingreso, además, a cada espectador se le toman los datos y se los vincula con el asiento asignado de modo de poder hacer, si es necesario, un seguimiento y ubicar a esa persona.

El primer aplauso, antes de la actuación del primer conjunto en la prueba, la murga La Vieja Norma, fue espontáneo y surgió cuando Álvaro Recoba, el presentador de los conjuntos, dijo que no importaba si al ámbito carnavalero se le habían impuesto más exigencias que a otras actividades para regresar porque en definitiva el carnaval esa noche estaba volviendo y remarcó que esta prueba de admisión es, a su modo, un desafío doble: para los conjuntos como siempre y para la familia carnavalera, que de actuar tal como Daecpu y la intendencia lo plantea dará un gran paso hacia la continuidad de estos espectáculos.

A propósito de protocolos: los conjuntos no pueden bajar a la platea tras la actuación , se retiran hacia un costado del escenario y nunca están en contacto con familiares y amigos adentro del Teatro de Verano. Es más, llegan a la hora marcada, actúan y se retiran de inmediato. Lo bueno es que llegan a tiempo a casa, o al club, para ver las actuaciones que emite en diferido Tenfield por la señal VTV. Los abrazos, las cervezas compartidas, las selfies: todo está prohibido en esta instancia. Hay, como en los partidos de fútbol de los mundiales, una novedosa "zona mixta" a la que llegan dos o tres componentes de cada conjunto para que periodistas de los medios de comunicación que cubren la actividad puedan realizar sus entrevistas.

"Es un carnaval raro, capaz un poco más frío... no nos podemos saludar ni con los compañeros de otras murgas", dijo un componente apoyado en la baranda divisoria, mirando de lejos a la barra de amigos y familiares que fueron a verlo.

Nípoli dijo a El Observador que "el balance de la primera noche es muy bueno, hay detallecitos para ir acomodando, pero el cumplimiento de los protocolos sanitarios fue muy bueno por parte de los carnavaleros y del público, entendemos que haya exigencias que a veces le molestan a la gente, como que no se puede tomar mate... con lo que nos gusta el mate... pero bueno, optamos con la Intendencia por hacer el carnaval inclusivo, con un aforo menor, para gente con vacuna y sin vacuna y hay medidas que no tenemos otra que aplicarlas, al menos en estos momentos".

Murga La Vieja Norma.

En la noche del miércoles se realizó la primera de ocho etapas, en las que hay 34 elencos que buscan un cupo en la contienda carnavalera que se iniciará a fines de enero y se extenderá hasta inicios de marzo.

El desafío clave para los creativos

No es el objetivo de esta nota evaluar las primeras propuestas artísticas, pero algo quedó muy claro: será todo un desafío para quienes concursen oficialmente en 2022 cómo considerar un tema ineludible, el de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19, de modo de ser eficientes a la hora de abordar un suceso relevante sin caer en lugares comunes. No será sencillo ser original y eso ya ha quedado claro tras ver un primer lote de actuaciones.

Para ver el fixture completo, se puede ingresar en este enlace de Daecpu, que organiza la actividad en coordinación con la Intendencia de Montevideo.

El jurado de la prueba de admisión, que culminará sobre la medianoche del miércoles 10 de noviembre si no hay postergaciones por lluvias, lo preside Ramiro Pallares, el presidente alterno es Antonio Salgueiro y la secretaría administrativa la ejerce Mónica Domínguez.

Los miembros que realizan la evaluación y tomarán las decisiones sobre clasificados y eliminados son Gabriela Barboza, Pablo Taranto y Marcel García.

El jurado establecerá tras todas las actuaciones el orden de cada categoría, desde el espectáculo de mejor nivel al menos logrado, determinando cuántos tienen la calidad adecuada para participar en el concurso del año que viene. Hay una cantidad determinada de cupos para las cuatro categorías que participan (este año no hay revistas en la prueba de admisión) y además cupos extra que el jurado otorgará a las categorías murgas y/o humoristas, que es donde hay más aspirantes que cupos disponibles.

Considerando que ya hay 19 elencos clasificados para el concurso del año que viene, y que el máximo es 44, de los 34 de la prueba de admisión podrán como máximo clasificarse 25. Pero no es seguro que sean 25, va a depender de que haya 25 agrupaciones que colmen las expectativas del jurado. Por lo pronto, con base en diversos factores, hay 12 cupos "seguros" para murgas, tres para humoristas, cinco para parodistas y cuatro para comparsas. 

Murga A Contraluz.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...