16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
12 de mayo 2024 - 5:00hs

La agenda mediática de esta semana estuvo copada por el caso Orsi-Romina Celeste, un tema tan bizarro como espectacular ya que tuvo a políticos, operadores judiciales y periodistas bailando al ritmo de su música.

De lo que se sabe hasta ahora, de lo que falta por saberse, y de lo que, en definitiva nos dejó este intento de campaña de enchastre o campaña sucia en el camino hacia las internas de junio, te voy a hablar en esta newsletter EnClave.

Caso Orsi-Romina Celeste: entre hipótesis, especulaciones y pruebas

El caso impactó de lleno en los ámbitos político y judicial, y sacó a relucir “la grieta a la uruguaya”.

Rápidamente los actores se acomodaron de un lado o del otro: del lado de la operación política contra el candidato que tiene altas chances de ser presidente o del lado de que se trató de dos locas sueltas que buscaron desesperadamente protagonismo en los medios e incidir en la campaña sí pero sin apoyo partidiario.

El equipo de abogados que asesoró a Orsi, liderado por el exfiscal de Corte Jorge Díaz, que trabajó junto al comando político del candidato e hizo su propia investigación, maneja como hipótesis que hay alguien más detrás de la denuncia que instruyó a Romina Celeste en un viaje a Buenos Aires durante el verano, como te contaron Santi Soravilla y Diego Cayota en la última Galleta de Campaña.

Esa hipótesis apunta a que necesitaron al menos US$ 40 mil para la campaña en redes de utilizar bots y cuentas falsas de varios países para replicar la noticia en X y Youtube y para viralizar un audio de una supuesta militante del MPP validando la denuncia contra Orsi.

“A mí me cuesta creer que dos mujeres un día se levanten de mal humor y resuelvan hacer algo así”, dijo el precandidato esta semana luego de que se conoció que todo había sido mentira. Eso derivó un ida y vuelta con el presidente Luis Lacalle Pou que dijo que era “grave” decir “que había una operación política partidaria atrás”.

En el plano de las especulaciones, el presidente del Frente Amplio en Florida, Richard Tessier, dijo que Papasso y Paula Díaz se habían reunido con el embajador uruguayo en Argentina, Carlos Enciso. Este lo desmintió “rotunda y categóricamente” e informó que el 3 de enero, Papasso “solicitó vía correo electrónico al Consulado en Buenos Aires tramitar una Constancia de Antecedentes Penales, a efectos de su presentación ante autoridades locales”.

La defensora de Papasso, Elizabeth Frogge, mencionada por también haberla acompañado a Buenos Aires, dijo que Papasso estaba tramitando el DNI porque quería radicarse en Argentina ya que ahí tiene muchos más clientes en la actividad que desarrolla como escort. En las conversaciones que tuve con ella esta semana por el caso, Frogge me dijo que hasta ahí “la conocía de la tele” y se la encontró en el consulado porque también estaba haciendo un trámite. A partir de ese momenton entablaron un vínculo y se transformó en su abogada en algunos temas (la asistió en familia especializada por el problema que tuvo con el periodista Ignacio Álvarez).

Este caso también sacó a relucir un viejo encono entre el exfiscal de Corte Díaz y la fiscal Sandra Fleitas, ya que hubo acusaciones de él sobre falta de garantías porque ella decretó reservada la carpeta de la denuncia contra Orsi y no les dejó acceder (se preguntó si la fiscal le hizo escuchas al candidato) y ella, que sonó como candidata a fiscal de Corte propuesta por Cabildo Abierto, dijo estar dispuesta a denunciarlo penalmente ante sus acusaciones.

Hasta acá las especulaciones, indicios o hipótesis que rodean el caso.

Lo que se logró probar hasta ahora de la investigación de la Fiscalía es lo siguiente:

  • Paula Díaz presentó la denuncia el 13 de marzo y desapareció, por lo que la fiscal no pudo interrogarla. Recién el 27 de abril luego de ser ubicada por el Departamento de Personas Ausentes de Crimen Organizado se logró que declarara.
  • En el acta repitió su versión inicial sobre cómo fueron los hechos pero dijo no estar segura de que se tratara de Orsi.
  • Si bien Papasso dijo que Paula Díaz se había contactado con ella días antes de presentar la denuncia para pedirle ayuda, la indagatoria probó que se conocían al menos desde setiembre de 2021 cuando fueron interceptadas en el Chuy y que luego viajaron juntas dos veces a Buenos Aires el 20 de octubre 2021 y 19 de noviembre de 2023.
  • Paula Díaz siguió sin concurrir a hacerse las pericias hasta que el 5 de mayo confesó en Santo y Seña que la denuncia era inventada a instancias de Romina Celeste Papasso que la instruyó sobre cómo declarar.
  • Ambas mujeres fueron imputadas, Díaz con condena y Papasso con medidas preventivas por los delitos de asociación para delinquir, simulación de delitos y calumnia y difamación.
  • La fiscal dijo en la audiencia de formalización de Papasso: “Existen líneas de investigación que está llevando adelante la fiscalía, de que tenemos el pleno convencimiento de que atrás de todo esto, de estas dos personas que han sido imputadas y formalizadas, existen otras personas con otros intereses”.

La afirmación de la fiscal sorprende porque en declaraciones públicas que hizo esta semana dijo que no había hasta el momento indicios de que hubiera más personas y contó que Papasso desmintió lo que había lanzado a Telemundo de que le habían ofrecido una candidatura a diputada. Además exhortó a quien tenga evidencia de que existió otra trama vinculada con el tema que la presente.

También abonó la teoría de más personas involucradas, el hecho de que Fleitas venía negociando con Frogge un acuerdo abreviado para condenarla y enviarla a prisión pero finalmente la fiscal decidió esperar los resultados de las pericias de los celulares para profundizar la investigación, como informó La Diaria.

Quienes se afilian a la teoría de que no hay nadie más atrás de Papasso, creen que Fleitas dijo eso en la audiencia para buscar que el juez le hiciera lugar a su pedido de prisión preventiva por 120 días para Papasso.

Pero lo cierto es que la fiscal investiga esa línea. Para eso aguarda los resultados de las pericias de los celulares de ambas imputadas y de otros dispositivos que se incautaron en la noche del domingo cuando se allanaron las casas de ambas.

¿Seguirá el tema en la campaña?

20240506 Conferencia de Yamandu Orsi por denuncia falsa en la sede del FA (4).jpg
Yamandú Orsi tras la denuncia falsa

Yamandú Orsi tras la denuncia falsa

Con todos los elementos sobre la mesa se pueden sacar algunas conclusiones, aunque persisten también dudas:

  • Seguramente esta denuncia falsa se habría desactivado aún cuando Paula Díaz no hubiera confesado, ya que la fiscal tenía desde hace semanas indicios que la desacreditaban. Además, el caso encuadraba en lesiones (el cabezazo que le lesionó el caballete) y no en delito de índole sexual y estaba al borde de la prescripción.
  • La confesión explícita de la denunciante fue el mejor escenario para Orsi porque si sólo se archivaba por falta de pruebas podía haber quedado alguna duda.
  • También se puede concluir que la idea distaba de ser buena y también estuvo mal ejecutada -por fuera del impulso que se le dio en redes- ya que con mandar a personas a averiguar en el Parque Roosevelt el equipo de Orsi pudo saber que Paula Díaz no era trabajadora sexual de esa zona por lo que en esa fecha no había podido estar ahí.
  • De todos modos, basta con lanzar una denuncia que tenga algo de verosímil para que el daño opere y sea irreparable, primero para el agredido: Yamandú Orsi y sus allegados, y luego indirectamente para otras víctimas que sus casos no se investigan porque los recursos son finitos y no todos tienen la suerte de que la Fiscalía dedique tiempo a su denuncia.
  • Una buena noticia en torno a esto es que Papasso ya no estará en la política al menos en lo que queda de esta campaña ya que fue expulsada del partido.
  • Este tipo de episodios encienden luces amarillas a los partidos políticos que no tienen mecanismo para controlar desbordes o expresiones de sus integrantes o dirigentes, como advirtió esta semana el politólogo Diego Luján en La Tertulia de En Perspectiva.
  • También es un llamado de atención a los medios y a los periodistas sobre a quién le damos voz. Actuar con responsabilidad y seriedad implica que no se le puede dar cabida a cualquier persona que presente una denuncia por más encumbrado que sea el denunciado. Hay mecanismos de chequeo básicos por los que guiarse.

La gran pregunta que queda rondando es si este tema seguirá formando parte de la campaña o no. Difícil que se muera porque resta la apelación de la fiscal por la prisión y por los plazos el fallo del tribunal de apelaciones caerá a fin de este mes. También queda por saberse hasta dónde llegará la investigación de la fiscal y si descubrirá si hay más implicados.

Orsi dijo este jueves que daba vuelta la página y quería seguir en la campaña dejando atrás la denuncia falsa, pero eso también dependerá de lo que surja de la investigación fiscal y del uso político que se haga de ello.

Temas:

Romina Celeste Yamandú Orsi

Seguí leyendo

Te Puede Interesar