Rusia 2018 > MUNDIAL

¿Cómo hubiese terminado la primera fase del Mundial sin el VAR?

Sin el video arbitraje España era segundo, Senegal clasificaba y Japón quedaba eliminado

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2018 a las 12:06

El VAR, en fase de Grupos, tuvo incidencia clara en varias jugadas que cambiaron desde clasificaciones hasta cruces en octavos de final. Algunos perjudicados, otros beneficiados. Los que pensaban que con la implementación del videoarbitraje se acabarían las polémicas, se equivocaron. Ya se volvió costumbre el gesto desesperado de los jugadores y entrenadores de dibujar un rectángulo en el aire, cada vez que reclaman una jugada.

Si se hace el ejercicio teórico de pensar que hubiese pasado sin el sistema de VAR, algunos resultados hubiesen cambiado: por ejemplo España habría terminado segundo y con eso jugado ante Uruguay en octavos. Senegal podría haber clasificado y Japón no, Francia definía el primer y segundo lugar con Dinamarca por tarjetas amarillas y México tenía a Suiza como oponente en lugar de a Brasil.

Portugal primero del Grupo B

El VAR, en fase de Grupos, tuvo incidencia clara en varias jugadas que cambiaron desde clasificaciones hasta cruces en octavos de final. Algunos perjudicados, otros beneficiados. Los que pensaban que con la implementación del videoarbitraje se acabarían las polémicas, se equivocaron. Ya se volvió costumbre el gesto desesperado de los jugadores y entrenadores de dibujar un rectángulo en el aire, cada vez que reclaman una jugada.

Si se hace el ejercicio teórico de pensar que hubiese pasado sin el sistema de VAR, algunos resultados hubiesen cambiado: por ejemplo España habría terminado segundo y con eso jugado ante Uruguay en octavos. Senegal podría haber clasificado y Japón no, Francia definía el primer y segundo lugar con Dinamarca por tarjetas amarillas y México tenía a Suiza como oponente en lugar de a Brasil.

España era rival de Uruguay

Si hubiesen anulado el gol del español Iago Aspas frente a Marruecos, como lo había marcado el árbitro Ravshan Irmatov, en el minuto 92 de la última fecha en la fase de Grupos, el partido terminaba con un 2-1 para los africanos y los españoles restaban un punto en la tabla, que de todas formas lo dejaba clasificado, pero en la segunda ubicación. De esta forma España en vez de ir frente a Rusia, hubiese tenido como rival a Uruguay, y de superar a los celestes el camino hacia la final cambiaba con equipos como Francia, Argentina, Brasil y Bélgica, entre otros. Sin lugar a dudas La Roja fue favorecida por el VAR durante este Mundial.

Senegal eliminado por el var

El árbitro cobró penal para los africanos a los 15 minutos del primer tiempo, lo que hubiese significado el 1 a 0 parcial frente a Colombia, pero se rectificó el fallo tras consultar los monitores y el cotejo siguió empatado a cero, hasta que los cafeteros llegaron al gol y lograron la clasificación. La igualdad le hubiese dado el pasaje a Senegal a octavos, ya que terminaba con cinco puntos, uno por encima de Japón. De esta manera el equipo africano no solamente quedó eliminado por la cantidad de tarjetas amarillas recibidas, sino que también por una decisión modificada -adecuadamente- por el VAR.

Aciertos del arbitraje

En el segundo partido del Grupo B, entre Irán y España, el árbitro uruguayo Andrés Cunha tuvo que consultar el VAR para ratificar la anulación de un gol convertido por Saeid Ezatolahi, en fuera de juego. En este caso la tecnología no incidió en el resultado final que le dio la victoria a los europeos. Otra jugada revisada en el Grupo B fue la del penal que le realizó Nacho Fernández a Cristiano Ronaldo en el empate a dos entre España y Portugal. El juez Gianluca Rocchi pitó la pena máxima y además se apoyó en el video, que ratificó su decisión. En ambos ejemplos los árbitros acertaron su desición y no hubo incidencia tecnológica.

Francia definía por fair play

El penal que terminaron convirtiendo los galos frente a Australia, en la primera fecha del Grupo C, no fue cobrado por Andrés Cunha y tras ser asistido y observar la repetición en los monitores, la pelota terminó en la ejecución de Antoine Griezzmann. De no ser así, el partido hubiese finalizado con empate 1 a 1 lo que le descontaba dos puntos a los europeos y los dejaba igualados a Dinamarca con cinco unidades en la primera ubicación. Empatados en puntos y en goles, las tarjetas amarillas le iban a dar el primer lugar a Francia. El Fair Play hacía lo que el VAR no podía.

Suecia iba frente a brasil

Los europeos se vieron beneficiados tras hacerse de un penal cobrado por el VAR. El volante Viktor Claesson cayó en el área tras recibir el contacto de un defensa coreano y el árbitro salvadoreño Joel Aguilar no se llevó el silbato a la boca, hasta que los asistentes tecnológicos lo llamaron y revirtieron su veredicto. Sin el nuevo sistema Suecia finalizaba empatado con Corea del Sur y quedaba segundo con dos puntos menos, por lo que le cambiaba el panorama de manera negativa ya que tenía que enfrentarse a Brasil en octavos de final. México hubiese sido primero, por lo que hubiese jugado ante Suiza.

El var jugó pero no incidió

En el Grupo E se utilizó el VAR pero no tuvo responsabilidad en los resultados finales para la clasificación a la siguiente fase. Durante el match entre Brasil y Costa Rica, el resultado podría haber terminado 3 a 0, ya que el juez central cobró penal contra Neymar, que la tecnología desechó. Mientras que los 'Ticos' podrían haber llegado a su única victoria en la última fecha ya que Bryan Ruiz venía de fuera de juego y cayó entre los defensas rivales dentro del área. El árbitro pitó penal pero se desdijo al consultar el VAR. Si el penal era convertido, Suiza perdía un punto que no le afectaba ni en la clasificación, ni en su segundo puesto.

Ni la tecnología salvaba al campeón

El defensa surcoreano Kim Young-Gwon convirtió el 1 a 0 frente a Alemania, tras quedar en una inmejorable posición, pero el asistente levantó la bandera anulando la acción por fuera de juego, en el Estadio Kazán. Tras consultar el video, el árbitro estadounidense Mark Geiger, dio por válido el tanto que abrió el marcador a favor de los asiáticos. El cotejo terminó 2 a 0, pero aún con el empate los germanos hubiesen quedado afuera, ya que solo les servía el triunfo. Lo único que hubiesen logrado sería el tercer lugar en lugar del cuarto.

Decisiones arbitrales

Además de goles, el VAR también sirvió para intervenir en algunas jugadas para decidir tarjetas. Por ejemplo el portugués Cristiano Ronaldo, que golpeó a un rival iraní. El juez paraguayo Cáceres chequeó el VAR para decidir si merecía tarjeta roja -lo que le hubiese impedido jugar ante Uruguay- pero finalmente se quedó con la amarilla. Lo mismo ocurrió con el español Gerard Piqué y el croata Ante Rebic, al igual que el luso, cometieron faltas donde lo rivales pidieron roja, pero tras observar las repeticiones de sus jugadas, los árbitros decidieron sacarles amarilla.

Unos metros más adelante

Salah hubiese tenido barrera y no penal en la falta que cobró a su favor el árbitro frente a Rusia. El VAR ayudó al juez Enrique Cáceres, quien había marrado su decisión.

Decisiones arbitrales

Más allá de la intervención del video asistente los jueces también tuvieron incidencia en varias jugadas polémicas del Mundial que podrían haber terminado de otra manera.

En especial el criterio de las tarjetas mostradas marcó, en algunas ocasiones, el error humano por encima del VAR: Cristiano Ronaldo, Gerard Piqué, Ante Rebic y Aleksandar Prijovic cometieron faltas que merecieron la roja, sin embargo tras observar las repeticiones de sus jugadas, los árbitros decidieron sacarles amarillas.

No el humano, no la tecnología

Una de las jugadas más controversiales de las últimas fechas de los grupos fue cuando Marcos Rojo intentó despejar de cabeza y de forma involuntaria terminó el balón impactando con el brazo. El árbitro no lo cobró y mantuvo al firme su decisión cuando vio la repetición en el VAR.

Algo parecido sucedió con Chicharito Hernández en México y Suecia. El delantero se llevo puesta en su área una pelota con el brazo y el colegiado no pitó nada. Al llegar la recomendación de observar la jugada en los monitores, el juez argentino Néstor Pitana ratificó el veredicto.

Algunas parecieron penal
Una de las jugadas más controversiales de las últimas jornadas en la fase de grupos fue cuando Marcos Rojo intentó despejar de cabeza y de forma involuntaria terminó el balón impactando con el brazo. El árbitro no lo cobró y mantuvo al firme su decisión cuando vio la repetición en el VAR. Algo parecido sucedió con Chicharito Hernández en México y Suecia. El delantero se llevo puesta en su área una pelota con el brazo y el colegiado no pitó nada. Al llegar la recomendación de observar la jugada en los monitores, el argentino Néstor Pitana ratificó el veredicto.

Comentarios