Economía y Empresas > POLÉMICA CON TARIFAS

¿Qué política tomó el gobierno actual con las tarifas cada enero?

En la mayoría de los casos ajustaron por inflación o incluso por encima cuando había que intentar corregir el rojo de las cuentas públicas

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2019 a las 05:01

El ministro de Industria, Energía y Minería Guillermo Moncecchi declaró este lunes a canal 10 que el gobierno se había comprometido a “que no iba a haber aumento de tarifas” en enero. “Vamos a cumplir con lo que se había anunciado y no va a haber aumento de tarifas hasta el final del período”, afirmó. Ese jerarca ya había realizado ese anuncio públicamente en julio de este año. 

El déficit fiscal cerró en 4,7% del Producto Interno Bruto (PIB) en los 12 meses a octubre, lo que implicó una leve mejora (de dos décimas) respecto a setiembre, según los datos publicados el pasado viernes por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Sin embargo, ese dato contempló ingresos extraordinarios por la reapertura de bonos vendidos sobre la par que realizó el gobierno en setiembre, que redujo en 0,3% el pago de intereses de la deuda (a 2,3% del PIB).

“Hacia noviembre de 2020, cuando salgan de la medición acumulada en 12 meses, el déficit aumentará en el correspondiente 0,3% del PIB”, explicó en su cuenta de Twitter el economista Aldo Lema de Vixion Consultores. 

El gobierno tiene como meta cerrar el rojo de las cuentas públicas en 4,6% este año, lejos del 2,5% que había prometido en 2015 cuando presentó su Ley de Presupuesto. 

El presidente electo Luis Lacalle Pou declaró que no ajustar las tarifa por inflación implica la pérdida de ingresos para el Estado por unos US$ 400 millones. En el caso de UTE, la resignación de ingresos sería de unos US$ 115 millones, contemplando el impacto que tiene el ajuste de salarios que tendrán los trabajadores del ente en enero y la suba prevista del tipo de cambio para 2020, dijo una fuente a El Observador.

No ajustar las tarifas (al menos por inflación) implicará agregar una tensión extra sobre un variable clave de la economía como el déficit fiscal y donde las calificadoras de riesgos tiene la lupa hace un buen tiempo. Fitch publicó un informe este lunes donde incluso duda de que solo con ahorro de gasto se pueda llegar a un nivel de gasto que haga sostenible la deuda pública en el largo plazo. Esa calificadora tiene a la deuda pública con el mínimo de la calificación dentro del grado inversor y con perspectiva negativa,  y considera que debería aplicarse un ajuste fiscal de 2,5% del PIB (unos US$ 1.500 millones). 

Qué pasó hasta ahora

El gobierno actual ha ajustado sistemáticamente las tarifas cada enero. En este período, aplicó ajustes por encima y por debajo de la inflación en contadas ocasiones. En enero de 2015, (antes que asumiera la segunda administración de Tabaré Vázquez), las tarifas de UTE aumentaron 6,9% en promedio y OSE lo hizo en 9,2%. En tanto, hubo bajas de 3% en el precio de la nafta de 3% y de 5,8% en el caso del gasoil. La inflación en 2014 había cerrado en 8,3%.

En enero de 2016 y luego de varios años sin cambios, Antel aumentó su tarifa acompañando el cierre anual del Índice de Precios del Consumo de 2015 con una ajuste 9,44%. En el caso de UTE y OSE el alza fue de 9,85%. Los combustibles habían subido entre 5% y 7% seis meses antes. Esta fue una de las primeras medidas antipáticas que debió tomar el actual gobierno para buscar un mayor aporte de las empresas públicas al resultado fiscal. La meta quinquenal era que los entes estatales elevaran en 1 punto del PIB (de 2,3 a 3,3 puntos del PIB) su desempeño respecto al período 2010-2014 (de José Mujica) para cerrar el 2019 con un aporte de unos US$ 600 millones. 

En 2017, los ajustes prácticamente acompañaron la inflación anual de 8,1%. En el caso de UTE el aumento fue de 7,5%, Ancap y Antel 8% y OSE 8,2%.

El año pasado, los incrementos fueron dispares. La inflación tuvo un cierre anual de 6,5%. Antel y OSE ajustaron ese porcentaje, UTE lo hizo por debajo (3,2%) y Ancap aplicó uno diferencial de 9,8% para la nafta y 4,8% para el gasoil. A mediados de año, dispuso otra suba, pero solo para la nafta.

Finalmente en enero de este año, los precios de UTE, OSE y Antel crecieron, pero por debajo del IPC de 7,96%. Ancap no modificó los precios de los combustibles ni tampoco lo hizo a mediados de año. Por lo tanto, si el gobierno cumple con su decisión de no aumentar las tarifas hasta marzo del año que viene habrán pasado 15 meses (salvo el caso de Ancap) sin que las tarifas tengan ajustes. En enero, además de ajustar los salarios de lo funcionarios públicos se ajuste el Imesi, ambos por la evolución de la inflación del año anterior. Este impuesto tiene un peso en la tarifa de las naftas del 43%. 

Últimos balances 

UTE ganó US$ 240 millones en los primeros nueve meses de 2019, según el balance cerrado al 30 de setiembre. El ente se ha beneficiado de menores costos de abastecimiento que han contribuido a mejorar sus números.

La petrolera estatal Ancap presentó en el primer semestre de 2019 números que no mostraron grandes sorpresas. La empresa dio ganancias por US$ 26 millones, con mayoría de indicadores en verde, a excepción del Pórtland que sigue con cifras en rojo. 

La empresa de telecomunicaciones Antel obtuvo una ganancia neta equivalente a unos US$ 154 millones en 2018, y se espera que tenga un resultado similar este año.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...