Fútbol > NACIONAL

¿Una nueva generación de cracks?

Juveniles tricolores en la sub 20 ilusionan con repetir una camada como la de 2009

Tiempo de lectura: -'

02 de febrero de 2017 a las 05:00

Con cinco jugadores en el plantel de 23, Nacional es el club que más representantes le aportó a la selección uruguaya que disputa el Sudamericano Sub 20 de Ecuador, donde este jueves jugará el segundo partido del hexagonal final ante Brasil (ver página 3).

Rodrigo Amaral, Agustín Rogel, Matías Viña, Diego Rodríguez y Mathías Olivera, quien ya fue negociado por el club, integran el quinteto formado en Los Céspedes que hoy viste la celeste a nivel continental.

En Nacional ya se ilusionan con que esos jugadores puedan repetir el nivel de quienes integraron la sub 20 de Diego Aguirre en el año 2009, camada en la que se destacaron siete futbolistas albos que llegaron al Mundial de Egipto: Nicolás Lodeiro, Sebastián Coates, Santiago "Morro" García, Mauricio Pereyra, Maximiliano Calzada, Facundo Piriz y Nicola Pérez.

De esa generación, el tricolor disfrutó de la mayoría de ellos, con varios como figuras, como Lodeiro, Coates –ambos integrantes de la actual selección uruguaya desde hace ya un buen tiempo y ganadores de la encuesta Fútbolx100 que organiza El Observador– y el Morro; mientras que Pereyra, Piriz y Calzada también dejaron su huella. Además, el club monetizó muy bien a esos futbolistas, por quienes llegó a facturar unos US$ 20 millones (Lodeiro US$ 5,4 millones en enero de 2010, Coates US$ 8,6 libres para Nacional, García US$ 4,7 millones, Pereyra US$ 1,3 millones y Píriz US$ 3 millones).

Nueva generación

En esta generación sub 20 de Nacional se da la particularidad de que cuatro de ellos son defensores y solo Amaral es un jugador de corte ofensivo.

Para conocer a cada uno de ellos, Referí consultó a Sebastián Taramasco, coordinador de las divisiones formativas del club.

Sobre Rogel, el espigado defensa central de 1,90 metros que marcó un gol en el actual torneo y que fue una muralla en el segundo juego ante Argentina, señaló: "Es un zaguero que desde hace años en Nacional lo tenemos catalogado entre los futbolistas de mayor proyección. Siempre se destacó. Tuvo una pausa en 2015 por una lesión que sufrió pero se recuperó de forma notable".

Agustín Rogel

"Es un jugador de generación impar por lo que no había tenido participación en selecciones", agregó, y concluyó que "sus características técnicas, físicas y personales hacen que Nacional lo valore mucho".


Con respecto a Viña, señaló que su caso es "muy atípico" para el fútbol local ya que llegó al club con una edad avanzada. "Fue captado a los 17 años por el equipo que forman Alberto Bica y Nicolás Salaverry. Apareció como cualquier chico que llega a aspirantes a probarse. Comenzó de lateral izquierdo y hoy es zaguero".

Matías Viña
Matías Viña en acción ante un futbolista argentino
Matías Viña en acción ante un futbolista argentino

Taramasco destacó que lo ficharon en 2015 y que desde entonces no paró de crecer futbolísticamente hasta llegar a la selección uruguaya. "Tiene un nivel de inteligencia y de formación alto. No había ido a entrenar a ningún equipo porque estaba estudiando, tal como querían sus padres. Jugaba en Ferrocarrilero de Empalme Olmos, en Primera, con 16 años, estudiaba en la Escuela de la Construcción y fue acercado al club por una persona que recorre canchas".

El otro zaguero tricolor en la celeste es Nicolás Rodríguez, quien ha sido suplente. "Es un típico jugador que es producto de una formación complementaria entre Nacional y las selecciones juveniles, ya que ha estado en Sub 15, Sub 17 y Sub 20 con Garay, Ostolaza y Coito, respectivamente", explicó el coordinador de formativas. "Es un zaguero de Montevideo con muy buena proyección".

NIcolás Rodríguez
NIcolás Rodríguez
NIcolás Rodríguez

Sobre Mathías Olivera, Taramasco indicó que está desde Preséptima en el club y que cuando llegó a Quinta división "ya se veía que se iba a destacar".

"Físicamente es exuberante. Es un jugador completo y que desarrolló un perfil de nivel internacional", destacó sobre el futbolista que fue adquirido por Daniel Fonseca, que pagó US$ 1 millón de la clausula de recisión. Firmó con Atenas de San Carlos para poder jugar el Sudamericano y tras el torneo todo indica que se irá a Europa.

Mathías Olivera
Mathías Olivera
Mathías Olivera

Sobre Amaral, el funcionario tricolor comentó que a esta altura "hay poco para decir" ya que el 10 y uno de los capitanes de la celeste que juega en Ecuador ha tenido minutos en la pasada sub 20 y en el primero de los tricolores, lo que le ha dado una mayor vidriera que al resto de sus compañeros.

"Hace dos años, cuando tenía 17, se destacó en el anterior Sudamericano", dijo Taramasco, quien destacó que es un futbolista que aparece en momentos claves y complicados. "No solo es un jugador que tiene grandes condiciones, sino que además es altamente efectivo, es un jugador que rinde. En los clásicos ha hecho goles, es goleador en partidos importantes, siempre se destaca", expresó.
Con estas nuevas promesas, y realidades, los parciales y los dirigentes tricolores quieren repetir lo que se dio con la generación encabezada por Lodeiro y Coates.

Para Taramasco, aquella camada tenía más representantes en la celeste, pero a nivel de calidad "sin dudas" que los actuales juveniles pueden repetir lo que dieron los de la sub 20 de 2009.

En caso de clasificar al Mundial de Corea del Sur, como se espera tras el buen arranque en el hexagonal final, los jugadores seguirán en regimen de selección y el entrenador Martín Lasarte podrá contar con ellos a pleno para el segundo semestre del año, siempre y cuando no aparezca alguna oferta irresistible de algún club interesado en los nuevos valores de la cantera tricolor.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...