Espectáculos y Cultura > SODRE

"Vamos a llegar a tener una orquesta a tiempo completo"

El presidente del Consejo Directivo, Doreen Ibarra, sostuvo que la Ossodre es su mayor problema

Tiempo de lectura: -'

25 de octubre de 2017 a las 05:00

Cuando Julio Bocca renunció a la dirección del Ballet Nacional del Sodre y Martín García a un cargo similar en la Orquesta Sinfónica (Ossodre), la institución pública dedicada a la cultura fue cuestionada por ambos ante la imposibilidad de seguir funcionando en las condiciones que allí imperan: una Ossodre que comparte músicos con la Filarmónica de Montevideo y cuyos integrantes trabajan medio horario, disputas por enfrentamientos entre músicos y el Ballet, denuncias de "crisis" y "fractura interna" y acusaciones de falta de rumbo en el Auditorio.

El presidente del Consejo Directivo del Sodre, Doreen Ibarra, dijo en entrevista con El Observador que las esperanzas para solucionar los problemas están puestas en el próximo director musical y artístico de la Ossodre, Diego Naser. Afirmó, además, que el español Igor Yebra es su candidato para suceder a Bocca y que la decisión estará adoptada y ejecutada antes de fin de año. Y sostuvo que el deseo de Bocca de una escuela para que niños estudien la currícula regular y una artística en una única institución es un hecho.

A la Ossodre, sin embargo, la que definió como "la problemática mayor" que tiene la institución en este momento.

¿Por qué no puede haber una Ossodre a horario completo?
Eso sería lo ideal, pero siempre está el tema económico. Un porcentaje muy alto de músicos que integra la Ossodre trabaja a su vez en la Filarmónica de la Intendencia. Eso origina que anualmente el director y el Consejo Directivo con directores de distintos cuerpos estables tenga que hacer un trabajo de filigrana para evitar que un ensayo de la Ossodre no coincida con el trabajo de los músicos en la Filarmónica o la Banda. A veces nos origina problemas, inconvenientes, que nos encorseta y perdemos un poco la libertad. Parte de los músicos deberían quedar en la Filarmónica y otra parte en la Ossodre. Eso significaría un gasto que en este momento el Sodre no puede disponer, pero que esperamos darle una solución de algún otro tipo para salvar esa situación tan incómoda.

¿Está bien que los músicos se compartan?
Es un tema que viene desde hace muchos, muchos años. Este Consejo Directivo está buscando salidas. Tendremos un nuevo director musical y artístico a partir del 1° de enero, Diego Naser, y tenemos grandes expectativas de que se busquen algunas soluciones, que él las planteará. Recién está en los esbozos primarios para poder posibilitar los seis espectáculos del Ballet en 2018, siempre y cuando se pida el apoyo directo de la Orquesta. Y así con el tema del coro y también con la misma Ossodre, que a veces se ve limitada en la cantidad de conciertos anuales.

En radio Carve dijo que Naser estará especialmente encomendado de realizar todas las coordinaciones que sean necesarias. ¿Cuál es la diferencia con lo que existía hasta ahora?
Esta vez va a tener el título de director musical y artístico. Su función será dirigir la Ossodre y al mismo tiempo coordinar la actividad de la orquesta con los diferentes directores de los otros cuerpos estables.

Pero los otros directores también tenían esa tarea de coordinación.
No era una instrucción tan específica como esta. Todos aprendemos, es verdad. Le dimos este título justamente para eso, para que coordine con Julio Bocca hasta diciembre y en el futuro con quien corresponda, que coordine con (el director del Coro Nacional) Esteban Louise, para la ópera con Ariel Cazes, con todos los directores de los cuerpos estables para evitar esos choques de fechas, que es lo que nos origina problemas. Tenemos gran confianza en que ese problema se vaya solucionando en los próximos meses.

¿Solo con esfuerzo de coordinación es suficiente? Porque van a ser la misma cantidad de funciones o más, con los mismos recursos humanos y aún con músicos part-time.
Con coordinación y con nuevas ideas. Naser ha estado en el exterior del país, sobre todo en Alemania y Austria, y la idea es que esos conocimientos los traslade, y que el Consejo Directivo los entienda y aplique. No es solamente coordinación sino la composición de la Ossodre, que permita atender cada una de las partes. Y la importancia del diálogo es vital. Por ejemplo, que el próximo director que tengamos a partir del 1° de enero para el Ballet, o cualquiera de los otros, dialoguen para que no tengamos hechos consumados. Tener la posibilidad ahora de que un coordinador esté en contacto permanente con los directores y los cuerpos estables nos facilita realizar esa programación anual que evite esos choques. Pero además, vamos a tener que tener una coordinación más aceitada con los compañeros de la Intendencia de Montevideo donde también hay un nudo permanente que hay que intentar solucionar. Pero lo vamos a solucionar este año.

El director renunciante de la Ossodre, Martín García, dijo que es un "cuerpo orquestal cuyo lugar y propósito no parecen definirse nunca".
No, siempre estuvo definido. Son conceptos. Yo en la carta de Martín puedo estar de acuerdo en un 40%-50%...

¿En qué está de acuerdo?
No quiero entrar en algo que ya pasó. Ahora encontramos a la persona adecuada y vamos por ese camino de coordinación. No quiero decir que Martín García no haya coordinado, ni nada por el estilo. Quiero decir que viene una nueva metodología en el sentido de insistir más en el diálogo y la coordinación con los distintos directores de los cuerpos estables para llegar a acuerdos y tener una programación para los futuros años que realmente dé resultado y no tengamos esas angustias que tenemos todos los días.

¿Pero cómo harán con los horarios para coordinar los ensayos?
Aspirar a que del día a la noche la Ossodre tenga el mismo horario que el Ballet no se puede. Además el ballet es distinto, el trabajo del bailarín es absolutamente distinto, mucho más complejo. El músico, una vez que aprendió violín, tiene que adaptarse a la partitura que le toca desempeñar.

Bocca propone que todos los cuerpos estables trabajen con el mismo nivel de profesionalización y jornadas de ocho horas.
Vamos a llegar a esa instancia, pero no en este momento. No estamos en condiciones. Será cuando tengamos nuestra propia orquesta. No sé si va a ser dentro de un año o dos, pero vamos hacia ese objetivo. Se puede hacer, pero todo eso requiere de su tiempo. Es difícil que lo vea en mi mandato.

¿Cómo vivió la negociación con la primera bailarina María Riccetto, quien cuando habló con usted se pusieron de acuerdo para que dirigiera el Sodre pero luego al reunirse con Muñoz el diálogo no fue el mismo y no se concretó?
María Noel Riccetto es bien clarita en que quiere seguir bailando un par de años más. Pero fue una decisión personal que respetamos. Lo único que espero a esta altura de mi vida, con los años que tengo arriba, es poder verla dirigiendo el cuerpo de baile. Porque tiene condiciones, porque se lo merece una vez que culmine su carrera como bailarina y porque para Uruguay será realmente algo extraordinario como logro. La ministra tiene la costumbre, por lo menos a nivel del Sodre, de dar un tratamiento muy cuidadoso a los temas. Estoy absolutamente seguro de que si María Noel Riccetto dice hoy "acepto", la ministra estaría loca de la vida.

¿Qué pasará con el proyecto de una institución educativa que combine los cursos regulares con los artísticos, que propuso Bocca?
Está decidido hace dos o tres meses. Se encomendó a un grupo de trabajo a nivel ministerial del gabinete de la Presidencia de la República. Está trabajando la ministra Muñoz y (la ministra de Vivienda) Eneida De León, y yo también. Hay una propuesta original de Bocca para hacer esa escuela, que surgió hace cinco o seis años, y que hay que actualizarla. Era un borrador de borrador del arquitecto Carlos Ott. Las ministras encomendaron a un par de arquitectos del Ministerio de Vivienda para que actualicen esa propuesta.

¿Pero cuándo se ejecutaría?
Primero tenemos que actualizar el borrador. Luego habrá que hacer un llamado a licitación con toda la estructura que se está diseñando. Aspiro a que antes de culminar mi mandato acá en el Sodre esté casi terminado.

¿Habrá una partida presupuestal para financiar su funcionamiento?
Eso ya es a nivel del Poder Ejecutivo. Si hay voluntad política, alguna forma debe haber.

15te19 Igor-Yebra credito igoryebra.jpg

undefined


"Tengo mis expectativas con Igor Yebra" para dirigir el Ballet Nacional del Sodre

Las autoridades del Sodre siguen buscando al sucesor de Julio Bocca en la dirección del Ballet Nacional del Sodre. "Tengo mis expectativas con Igor", dijo el presidente del Consejo Directivo, Doreen Ibarra, en referencia al español Igor Yebra.

Pero sea quien sea, "sin dudas" habrá un nuevo director para el Ballet en enero de 2018, aseguró Ibarra. El bailarín declaró semanas atrás a El Observador que tiene compromisos artísticos asumidos para el año que viene.

Los otros dos nombres que estuvieron sobre la mesa fueron los de la primera bailarina María Riccetto y la codirectora del Ballet, Sofía Sajac. Consultado sobre la decisión de Riccetto de estudiar gestión, algo que hará el año que viene, Ibarra afirmó: "Me parece bien que vaya preparándose lo más posible para asumir el desafío (de una posible dirección del Ballet) que le espera en muy poco tiempo".


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...