Cargando...

Fútbol > ENTREVISTA A ALEXANDER MEDINA

"Yo era un jugador limitado, llegué a la élite por convicción"

El Cacique Medina habló de sus gustos como entrenador e hizo un balance de su carrera como jugador

Tiempo de lectura: -'

11 de marzo de 2017 a las 05:00

¿Un equipo uruguayo puede volver a ganar la Copa Libertadores?

Al día siguiente de terminar su carrera como futbolista, Alexander Medina se cortó el pelo, porque "un entrenador tiene que ofrecer otra imagen ", dijo a Referí. Y el 11 de junio de 2016, el Cacique comenzó un nuevo desafío como técnico de la Tercera división de Nacional.

¿Qué es lo que más le ha costado en esta nueva etapa como entrenador?

Lo que más me costó fue ponerme en el lugar del jugador. En las cosas extrafutbolísticas, pero ahora lo estamos llevando muy bien, estamos con diálogos constantes porque son chiquilines a los que les estamos inculcando cómo ser profesionales adentro y afuera de la cancha. Ahora tratamos de tener mucho diálogo, de tener un feedback importante, porque ellos están aprendiendo a ser profesionales; muchos ya subieron a Primera división y otros están a un paso de hacerlo. Para nosotros es importante esta post formación; las formativas son hasta Cuarta, la Tercera es un escalón siguiente.

¿Por cuestiones extrafutbolísticas se refiere a problemas familiares, por ejemplo?


Tratar que el jugador se suelte con nosotros. Al principio los tratamos como profesionales, pero después vimos que no estamos en una categoría totalmente profesional y hay muchas cosas que tenemos que hacer como entrenadores que no las debemos hacer en Tercera división. Que nos cuenten sus problemas, las cosas que están pasando afuera de la cancha. Cuando sos entrenador de un equipo profesional, muchas veces esas cosas no las tratás o la relación es un poco más distante. Acá prácticamente hay que convivir y hablar diariamente con ellos, porque tienen 18, 19, 20 años y tienen algunas dificultades que sobrellevar afuera del campo. Uno trata de sugerirles cosas, de orientarlos, muchas experiencias que nos han tocado vivir a nosotros como jugadores y a jugadores que vimos, que fueron compañeros nuestros, y tratar de llevarlos por un camino correcto.

¿También es un aprendizaje para usted y sus colaboradores del cuerpo técnico?

El fútbol es un continuo aprendizaje. En la Tercera división de Nacional o donde estés, siempre te pasan situaciones diferentes. Vamos a seguir aprendiendo el día que nos toque estar en otro lado, en otra situación y como dicen grandes entrenadores, el fútbol no deja de sorprenderte.

Medina técnico de Tercera

undefined


¿Qué tipo de entrenador es o pretende ser usted?

Primero que nada, me gusta que el jugador sepa qué hacer en todas las fases del juego. Cuando tenés un equipo y sabe qué hacer cuando tiene la pelota y en la zona que la tiene, es reconfortante. Y cuando no la tenemos también, en el tema defensivo, qué hacer en cada momento. Es lo que nosotros trabajamos en el día a día. Reconforta cuando ves cosas que se entrenan, que se aplican, que salen en los partidos. Tratamos de entrenar en cancha, de mostrarles videos, de hablar mucho con ellos, lo táctico, el sistema, la metodología de trabajo, por qué se hacen determinados entrenamientos, qué se busca, explicarles todo para que después se lleve a cabo una forma de jugar.

¿Es obsesivo?

Miro mucho fútbol uruguayo, internacional, qué cosas aplicar, veo qué aspectos buenos de otro equipo puedo trasladar al mío. Continuamente estoy mirando fútbol, ya lo hacía en la última etapa como jugador y ahora, como entrenador, más. Soy muy pasional, tengo mucha pasión por el fútbol, entonces creo que esa es la palabra justa para este caso.

La misma pasión que tenía cuando jugaba.

Trato que los muchachos sientan pasión por esta profesión, por este deporte, que lo vivan con esa intensidad. Lo muchachos que entrenamos en Tercera división tienen muchas condiciones, y si le agregan esa cuota de pasión, de profesionalismo, de compromiso, están más cerca de llegar al éxito. No te lo asegura, pero sí van a estar más cerca de vivir del fútbol como siempre hablamos.

Con esa pasión, ¿se nace o se adquiere?

Tenés que nacer con algo de estos genes, de esa pasión, de lo que sentís ya sea por el fútbol, por la medicina, por el derecho, por lo que fuere. Después se va adquiriendo con el paso de los años, según como te criaste, en qué casa te criaste, y lo que te gusta hacer como individuo. Y la vida te va llevando hacia un lado o hacia otro, y a mi me llevó desde los 5 años a estar en esto del fútbol.

¿Fue Julio Ribas el técnico que le trasmitió esa pasión?

Todos los entrenadores que tuve me transmitieron cosas. Tanto lo bueno como lo malo. Me hicieron llegar mensajes, formas de actuar, de ser, lo que te gusta, lo que no, lo vas adquiriendo sobre tu forma de pensar. Los entrenadores son como los segundos padres porque convivís muchas horas con ellos. Y Julio Ribas sin dudas que fue uno de los entrenadores que tengo como referencia en la pasión, la dedicación, la profesionalidad, el trabajo, la mentalización que tiene que tener el jugador. Después en el juego puedo tener mis diferencias con Julio, pero fue uno de los entrenadores que me marcó, como muchos otros.

¿Ganar es lo único?

En el fútbol profesional sí. Los resultados son los que mandan en esto del fútbol y esto no lo inventamos nosotros, viene de años. Ganar es lo único, si vos no ganás los primeros cinco o seis partidos en un equipo importante, no tenés más trabajo. Después están las formas o el estilo de cómo ganar. Si a algunos dirigentes o hinchas les gusta el estilo y va acompañado de resultados, mucho mejor, pero el ganar en Uruguay, en Argentina, en Brasil, en España, en Italia, en Inglaterra, es lo único.

Medina técnico de tercera 2

undefined


¿Nacional tiene un estilo, se le inculca eso a los jovenes?

Nacional tiene un estilo que se ha identificado a lo largo de la historia, después obviamente hay entrenadores que lo aplican más o lo aplican menos. Y en algunos momentos se puede y en otros no. Pero Nacional tiene un estilo identificado con el buen juego, con el trato del balón por abajo, pensar en el arco de enfrente más que el propio, con tener más la pelota que el rival. En algunos años lo ha podido hacer y en otros no, pero si mirás la historia de Nacional va por jugadores con buen pie, entonces tiene una historia. Después te digo, puede ganar con diferentes estilos como lo ha hecho, muchos entrenadores, en divisiones formativas y también es válido.

A usted siempre lo catalogaron como un jugador clásico, ¿existe el jugador clásico y el que no lo es?


Obviamente que existe, porque después en el momento de pasar raya, los directivos, los hinchas, ven si saliste campeón y en el mismo escalón está si ganaste el clásico; lo juzgan, lo mira todo el ambiente del fútbol. Es el partido más importante del fútbol uruguayo, entonces tenés que dar la talla y tenés que ganarlo y tenés que tratar de imponerte en muchos aspectos. Es importante para el entrenador, para los jugadores y para los dirigentes. Para lo bueno y para lo malo.

¿Qué se necesita para ser un jugador clásico?

Jugar con compromiso, con pasión, con responsabilidad, con honestidad, sabiendo que estás jugando con el sentimiento de muchas personas. Después que sabés eso, hay ciertas pautas que tenés que hacer adentro de la cancha para tratar de llevarte el resultado; los compañeros y vos. Acá los clásicos no son de un juego vistoso, hay muchas pelotas divididas, disputadas, y el que gane más esas pelotas tiene grandes chances de ganar el partido.

¿Le trasmite eso a sus jugadores?

Le trasmito muchas vivencias que hemos tenido, que hemos pasado como jugador, lo que hemos visto de compañeros. A veces sale una charla, hacen preguntas. Nosotros tratamos de no hablar tanto de nosotros pero sí hablar de las experiencias globales. No tanto de experiencias personales porque no me gusta ponerme delante del plantel y hablar de mi, porque al jugador no le gusta el egocentrismo. Pero sí hablar de experiencias que hemos vivido dentro de un equipo.

¿Se fija en algún entrenador para aprender?

Me fijo en los entrenadores exitosos y en los que me gusta su forma de jugar. Primero en el Maestro Tabárez, que ha tenido un éxito tremendo y cómo ha manejado a la selección uruguaya en los últimos 11 años, y me fijo en entrenadores que han logrado cosas. Simeone, Guardiola, Lasarte es un entrenador exitoso que ha ganado en diferentes fútbol, que le ha ido bien, Sampaoli, y no tiene que ser solamente por un estilo. Porque nombre entrenadores que juegan con diferentes estilos. Y hay muchísimos más que ahora se me escapan, pero sí miro sus equipos, me gusta la forma de jugar de los equipos, por el convencimiento que tienen ellos del fútbol y cómo convencen a sus jugadores, que eso es lo principal.

Medina técnico de tercera 3

undefined


No hay una receta para ganar la Copa Libertadores, porque se va a ganar por un conjunto de cosas. Primero es estar convencido que se puede ganar. Pero no puede estar convencido solo uno, dos o tres. Cuántos más jugadores y más entrenadores estén convencidos de que pueden ganar la Copa Libertadores, es la piedra fundamental para arrancar el proceso. Después va en tener un plantel que sepa a lo que juega, tener buenos jugadores obviamente, tener suerte que en momentos puntuales no se te lesionen jugadores importantes, tener suerte en los cruces, en octavos, en cuartos, en semis, y después eso va creciendo con el paso del tiempo. Nosotros en Nacional llegamos a una semifinal en 2009 y estuvimos cerca, era un grupo sólido, que no era vistoso como se jugaba, pero estaba convencido de un camino; no se pudo lograr, perdimos una semifinal apretada contra Estudiantes que después fue campeón, pero no estuvimos lejos de ganar la Copa. Y creo que algún otro equipo, Defensor estuvo ahí peleando. Se puede, es difícil porque cada vez participan más equipos y económicamente nosotros no podemos competir contra esos equipos porque estamos en un mercado pobre, no podemos traer los jugadores que queremos. Al contrario, se nos van jugadores, hacemos una Copa Libertadores buena y los jugadores se van. Pero que se puede, se puede. Hay que estar convencido, trabajar, decir 'no, no, vamos a jugarla para participar y ya está', no, hay que ir convencido. Lo primero es plantearse metas cortas: pasar la primera fase, después son partidos de 180 minutos que va a depender de los momentos y que los jugadores estén en un nivel óptimo, más ahora que es larga.

¿Cómo cataloga su carrera de futbolista?

Buena. Yo no era un jugador con grandes virtudes técnicas. Ni fui un superdotado. Era bastante limitado, pero con esas limitaciones he conseguido cosas que si no fuera a través del trabajo, la dedicación, la profesionalidad, no las hubiese alcanzado. Alcancé a ser goleador del Campeonato Uruguayo en dos oportunidades, goleador en Segunda división, jugué en la selección uruguaya, en el exterior, muchísimos años en Nacional, gané muchos títulos. No me puedo reprochar nada como jugador, si no llegué a más fue porque no me di cuenta antes de que iba esto, de que tenía que ser profesional 100% a los 16-17 años, me di cuenta tarde. Por las condiciones que tenía llegué hasta demasiado, porque no era un jugador grande, no era un jugador rápido, no era técnicamente bueno, pero llegué al fútbol de élite por la convicción, las ganas, la actitud, por otras virtudes que no eran precisamente las técnicas.


Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...