Economía y Empresas > COMERCIO FRONTERIZO

La devaluación argentina enciende alerta en comercios del litoral

Empresarios confían en que controles de Aduanas eviten el ingreso de mercaderías de contrabando

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2018 a las 05:04

Lejos de apaciguarse, la devaluación del peso argentino  continuó a gran ritmo el jueves, en lo que fue una nueva expresión de desconfianza de los mercados hacia la política económica del gobierno encabezado por el presidente Mauricio Macri.

Mientras el dólar no para de subir en la vecina orilla (alcanzó los 38,53 pesos argentinos), de este lado del charco son cada vez más las luces de alerta que se encienden. Uruguay está caro para los argentinos y el horizonte con vistas a la próxima temporada de verano muestra varios nubarrones.

Pero mirádo desde la otra óptica, Argentina está barata y gana en atractivo para que los consumidores uruguayos vuelvan a cruzar la frontera para hacer sus compras. La brecha de precios sigue siendo significativa y a quienes viven en el litoral les conviene comprar alimentos y artículos del hogar en la vereda de enfrente.

La corrida cambiaria de las últimas 48 horas ha incrementado la preocupación entre los comerciantes de Salto que piden extremar los controles para evitar el ingreso de mercaderías de contrabando.

 “Somos la primera línea, entonces todas las variaciones atacan instantáneamente  y en cuestión de horas se potencian mercados que no estaban”, dijo a El Observador el presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Nicolás Sant´Anna.

“La foto de hace dos días previo a la corrida era de relativa tranquilidad, pero cambia hora a hora. Y ahora hay que tener cuidado en el flujo de gente para el otro lado porque con este tipo de cambio pueden haber movidas en masa”, dijo el empresario.

 “No somos grande hinchas del cero kilo, pero sí de que Aduanas actué como tiene que actuar, que no haya contrabando y que funcionen los controles de cada país”, dijo Sant´Anna.

En 2013 cuando la diferencia cambiaria entre los dos países favorecía a Uruguay y alentaba las compras en el país vecino Aduanas aplicó la política de cero kilo en los puestos de frontera que mantuvo hasta 2017.  

Para el presidente del Centro Comercial e Industrial de Paysandú Jorge Ledesma, esa es una medida (por el cero kilo) que ayudaría, pero que es “difícil de aplicar”. “Pretendemos que los argentinos vengan. Entonces no queda fácil de defender una barrera para un lado y para el otro no. Hay que encontrar medidas sustitutivas que tiendan a igual los precios en la frontera”, dijo a El Observador.

Hoy no existe ningún tipo de restricción para el ingreso productos de consumo familiar, a excepción de lácteos, embutidos y carne, por ejemplo, que están sujetos a barreras sanitarias.

El empresario señaló que en la medida que la devaluación continúe se van a “acrecentar” las dificultades en el comercio sanducero. No obstante, indicó que si hay faltantes de mercadería o remarques diarios eso también puede “desalentar” el flujo hacia Argentina y ser un “alivio” para el comercio local.

El último Indicador de Precios Fronterizos elaborado por el Observatorio Económico del Campus Salto de la Universidad Católica (UCU) mostró que julio los precios en el litoral eran hasta 30% más caros que en Argentina.

Un elemento que colabora para que la brecha de precios no sea más grande entre ambos países es la inflación. Y aún cuando se espera que la suba del dólar se traslade al precio de varios productos el atractivo de comprar más barato en la vecina orilla se mantiene.

Lea también: ¿Por qué Argentina perdió la confianza?

Los efectos de la devaluación ya llegaron a las góndolas. Dos de las principales empresas de alimentos y una marca líder de aceite les comunicaron en las últimas horas a las principales cadenas de supermercados de Buenos Aires que habían suspendido temporalmente la entrega de mercadería hasta que se disipe la incertidumbre cambiaria, según informó el diario La Nación. También comenzó el remarque de precios. Ya hay proveedores que enviaron listas con aumentos de entre 5% y 10%.

La visión del gobierno

“Lo que se espera en la región es muy complicado y Uruguay no puede ignorar esta situación, unida a los aspectos globales y regionales”, dijo el miércoles en la Comisión de Hacienda integrada con Presupuesto el ministro de Economía, Danilo Astori.

De todas formas,  el jerarca subrayó que desde el punto de vista financiero el riesgo de Uruguay respecto a Argentina es “muchísimo menor” que en las crisis de 2002 y 2003. (…) “Por ejemplo, no hay un volumen importante de depósitos de argentinos y, además, tenemos un sistema financiero mucho más fuerte, mucho más solvente, mucho más estable desde el punto de vista de la estabilidad financiera concebida en su conjunto”, afirmó el ministro según la versión taquigráfica.

Sí hay una vía de contagio importante por el lado de los servicios. Esta semana, el gobierno anunció que volverá a aplicar la rebaja de 22 puntos de IVA a los turistas que lleguen al país desde el exterior, con el objetivo de captar en especial al turismo argentino.

 El anuncio del gobierno uruguayo coincide con un fuerte deterioro de la confianza de los consumidores argentinos que se ubica en los niveles más bajos desde la asunción del presidente Mauricio Macri a fines de 2015.

 

 

Comentarios