Espectáculos y Cultura > El feminismo también se baila

A 15 años de Ronda de Mujeres, ¿cuáles son las cifras de las artistas en la música?

Ellas se apoderan de las perillas y desde el colectivo Ronda de Mujeres hablan sobre la escena, los desafíos y la colaboración.

Tiempo de lectura: -'

11 de marzo de 2019 a las 05:02

Son distintas y únicas, pero comparten una pasión: la música. En una ciudad donde las grillas de los festivales y las fiestas aún siguen dominados por hombres, ellas combaten la brecha con música.

Las cifras avalan la desigualdad. Según un estudio de Ruidosa1, un colectivo que analizó la participación de mujeres en festivales de música en Colombia, Chile, México, Argentina y Estados Unidos en los años 2016 y 2017 la participación exclusiva de mujeres artistas fue de 9,6 % en 2016 y de 10,1 % en 2017. Las bandas mixtas ascendían a 14,6 % en 2016, disminuyendo levemente hacia 2017, representando el 11,3 % del total de los espectáculos.

Estos números surgen de una investigación realizada por el colectivo Ronda de Mujeres (RDM), una organización uruguaya que genera instancias de intercambio cultural en donde se prioriza que mujeres DJ profesionales o amateurs puedan pasar música o ejercitarse en ello. Esos intercambios se producen en fiestas, ferias, bazares, presentaciones de empresas u otras actividades de carácter artístico y cultural. La mayor parte de los encuentros se realizan en Montevideo, pero la propuesta es nómade. Se han realizado actividades en la Plaza España y la Zabala, en el Bajo en Ciudad Vieja, El museo MAPI y el Sofitel. También en Lotus, el viejo Jockey Club, entre otros. El proyecto también ha salido al exterior. Tuvo una incursión en Nueva York y acaba de ser seleccionado entre 120 proyectos para acceder a los fondos del Goethe Institut Internacional para desarrollar una coproducción artística con dos organizaciones alemanas: Heroines of Sound Festival y Female:pressure. Ahora el colectivo se prepara para desplegar una experiencia sonora y visual contemporánea con fechas en ambos países.

Female:pressure es una red de artistas mujeres, transgénero y no binarias que trabaja en los campos de la música electrónica y las artes digitales, ofreciendo un gran panel de información a través de su trabajo e investigación y conectando artistas, músicas, DJs, trabajadoras de la cultura e investigadoras de todas partes del mundo. El Festival Heroines of Sound abre caminos para artistas multimedia, generando vitrinas y posicionando sus obras a un público amplio e internacional. 

El Goethe-Institut es una institución pública alemana cuya misión es promover y divulgar el conocimiento de la lengua alemana y su cultura. Además, este ente público trata de fomentar las relaciones exteriores entre Alemania y los países donde se encuentra.

La historia de Ronda de Mujeres empezó en plena crisis del 2002 cuando un grupo de mujeres amantes de la música comenzó a proponer espacios de encuentro en plazas gratuitas y parques donde reunirse y compartir. Desde su nacimiento, han pasado por RDM más de 367 DJs y más de 150 artistas colaboradoras compartieron sus trabajos. En aquel momento, un lugar de Montevideo funcionó como centro de resistencia: el mítico bar La Ronda ubicado en la calle Ciudadela les dio un lugar protagónico y les permitió hacerse cargo de sus bandejas.

“En ese momento de crisis, la sensibilidad femenina fue muy importante porque sirvió para reconstruir, para generar cobijo”, sostuvo su directora Beatriz Soulier. Hoy, a 15 años de su nacimiento, publicaron una investigación denominada Las mujeres DJs en la música uruguaya, realizada por la magíster en Sociología Sol Scavino, que analiza el impacto de la organización en la cultura uruguaya.

"RDM es un espacio de empoderamiento para las mujeres, de expresión y de encuentro", cuenta una de las djs entrevistadas. "Es una plataforma que exalta la participación de las mujeres desde la sensibilidad y el arte", agrega otra. 

La música como agente de transformación 

Por las bandejas de RDM han pasado decenas, cientos de mujeres: Alana Ley, Ciara Pascual, Loli Arana, Valentina Nirenberg, Patricia Wolf, Paula Drexler y Manuela Da Silveira y Noelia Campo son algunas de ellas. A través de diferentes ciclos, la organización abre puertas a nuevos talentos para incentivarlos y acompañarlos en sus trayectos musicales. Por ejemplo, uno de sus últimas propuestas consistía en un espacio de capacitación gratuita con profesionales para aprender amarar una playlist o un DJ set.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

RDM es definida reiteradas veces como una plataforma de oportunidades e impulso para el desarrollo en ámbitos laborales y artísticos. En términos sociológicos podría decirse que RDM expande el capital social de las Dj y de las personas que participan, lo que, en la mayoría de los casos, implica la oportunidad de expandir el capital económico, generando trabajo remunerado para las mujeres vinculado a distintas actividades artísticas. Este papel algo más subyacente de RDM en la vida de las participantes es muy relevante ya que agrega a la expansión subjetiva del goce, disfrute y seguridad de las mismas en la expresión artística, condiciones para mantener su autonomía, absolutamente relevante para el empoderamiento de las mujeres y la toma de decisiones en el marco de las sociedades capitalistas. (Cuadro 3) Se encuentran discursos directos sobre los impactos laborales en las mujeres a partir de la experiencia de pasar música en RDM. Por ejemplo, una mujer Dj señala: «Debo el 100 % de mi exposición a RDM y la posibilidad que me dio de pasar música en su plataforma, y todas las oportunidades que te digo que se fueron dando vínculos entre marcas y RDM. Si yo no hubiese estado en Ronda de Mujeres, no hubiese pasado música en todos los lugares que pasé. O quizás nunca más hubiese pasado música» (Dj, 27 años, 2010). Dentro de otros aspectos destacados por las Dj en cuanto a lo laboral, se señala el vínculo con empresas y marcas como generación de empleo siendo reforzado por la visión que parte de las entrevistadas tienen sobre RDM como generadora de un nicho de mercado y de exposición para las mujeres en el ámbito musical. Varias de las entrevistadas tienen como ocupación secundaria ser Dj o selectoras musicales. Solo cuatro de las entrevistadas son Dj como su ocupación principal. Se hace evidente entonces, la necesidad de seguir trabajando en la formación, capacitación y generación de espacios para que las mujeres que quieren ser Dj puedan dedicarse exclusivamente a ello. En nuestra bio podes encontrar un enlace al informe completo. Si te hace reflexionar compartilo. Construyamos cultura para todas. #mujerdjuy .

Una publicación compartida de Ronda de Mujeres (@rondademujeres) el

En un contexto donde las mujeres tienen serias restricciones para participar en la vida cultural y de la música, RDM les da visibilidad y, según recoge la investigación, “la mayoría de las DJ invitadas a pasar música en RDM terminan siendo contratadas por marcas, espacios comerciales o boliches”.  Esto demuestra que, aunque es difícil, en Uruguay se puede vivir de ser DJ o selectora musical.

Mientras que el pop siempre fue territorio reinado por mujeres, en el terreno de la música electrónica siempre fue más difícil. Según un estudio de la organización Women in Music, la representación de las mujeres en la música es del orden del 30 %. Dentro de una variada gama de indicadores que expresan la escasa participación de las mujeres en la música, se destaca que solo el 6 % de los productores reconocidos son mujeres; en las sociedades de gestión colectiva las mujeres representan un 20 % –o menos– de los compositores registrados; el 22 % de todos los artistas vinculados a las 600 canciones más populares de 2012 a 2017 fueron mujeres; únicamente el 12 % de los compositores de las 600 canciones más populares de 2012 a 2017 fueron mujeres. 

En Uruguay las mujeres enseñan y los varones actúan

En 2009, Soledad González constató en el Primer Informe desde una perspectiva de género del sector de la música que el 80 % de los músicos son varones, mientras que el 80 % de los profesores de música son mujeres, sosteniendo una división sexual del trabajo clásica en la que las mujeres enseñan y los varones actúan. También refiere a que las mujeres, cuando se involucran en la música, suelen estar menos representadas que los varones en las áreas más técnicas como el sonido, el audio y las luces entre otras (dimensiones que se asocian precisamente a ser DJ, dado que, para poder tocar, se requiere cierto manejo de lo técnico). Otro de los ámbitos en donde se refleja la desigualdad en cuanto a la participación de las mujeres en la música es en la edición de los discos. En 2008, de un total de 142 discos, 114 fueron de solistas o de agrupaciones musicales. Entre estos últimos, solamente un 8 % eran mujeres solistas o grupos de mujeres, 15 % eran grupos mixtos y el 78 % restante, solistas o agrupaciones exclusivamente integradas por varones (González, 2009: 6-9)5 . 

Como demuestra RDM el talento femenino en el mundo de la música electrónica no es escaso. Sin embargo, la escena sigue siendo dominada por nombres masculinos; quienes se encargan de la organización de las fiestas y festivales que establecen programas en los que la mayoría de los proyectos son de hombres.

Aquí se puede leer la investigación completa. 

A continuación una playlist creada por Ronda de Mujeres con sonidos femeninos:
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...