Nacional > Intención de voto

A Novick le aconsejan menos juego personal y más táctica de equipo

Expertos dicen que el candidato debe mostrar un partido consolidado si quiere crecer

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2018 a las 05:00

"Este es el nacimiento de un nuevo partido que marcará la historia del futuro del Uruguay". Edgardo Novick dijo esa oración a principios de noviembre de 2016 cuando caminó desde la Plaza Independencia junto a algunos legisladores que resolvieron apoyarlo, dirigentes y ciudadanos que lo acompañaron hasta la Corte Electoral para registrar al Partido de la Gente, que decidió fundar y liderar luego de haberse presentado a las elecciones municipales de 2015 como candidato independiente por la Concertación. Novick parecía, y parece, no tenerle miedo a eso de "un nuevo partido" en un país marcado por una política bastante tradicionalista. Sin embargo, perderle el miedo a ese concepto no basta y para poder despegar un poco más en las encuestas, los especialistas dicen que debería consolidarse más como Partido de la Gente y menos como Novick a secas.

¿Eso qué quiere decir? Según Mariana Pomiés, directora de la consultora Cifra, y Eduardo Bottinelli, de Factum, el fundador de un nuevo partido que competirá en las elecciones nacionales de 2019, necesita mostrar que tiene un equipo que, efectivamente, conforma un partido y no que la opción que propone tiene como primera y casi única imagen la del candidato a la presidencia. "El Partido de la Gente tiene algunas oportunidades, el tema está en que Novick logre construir un partido, porque está muy concentrado en su figura", opinó Bottinelli consultado por El Observador.Pomiés agregó: "Al Partido de la Gente, Novick ha llevado personas, pero éstas no salen a hablar. Y hasta ahora en Uruguay esa idea de 'el candidato' no ha cuadrado y la gente siempre vota al equipo".

La última encuesta de intención de voto de Factum –divulgada este viernes en el programa Fuentes Confiables de radio Universal-, si las elecciones fueran este domingo, el 6% votaría al Partido de la Gente. El año pasado, había llegado a 8% y luego a 9%, que fue su máximo apoyo. "En tanto partido nuevo y con un liderazgo también nuevo, lo que arrojen las próximas mediciones es fundamental para ver el nivel de perspectivas de este nuevo actor político-electoral. En este momento se encuentra en el piso de la banda, aunque hay otros elementos que permiten ver que mantiene potencialidad", dijo Bottinelli en radio Universal.


En el caso de Cifra, la última encuesta le atribuyó a Novick 2% de la intención de voto y ha oscilado entre ese porcentaje y 1%, pero no logró un crecimiento mayor, según sus mediciones.
Pomiés sostuvo que el Partido de la Gente todavía "no se ha consolidado como partido" porque para eso deberá esperar a que pase una primera elección (la de 2019). "Su partido es legal pero la consolidación la tendrá cuando se vote", dijo.

Más allá de eso, lo cierto es que la votación de 2019 también lo pondrá a prueba y para pasar con buena nota deberá no solo impulsar a su equipo, sino empezar a diversificar sus discursos. Bottinelli señaló a modo de ejemplo, que tiene que mostrar "cuáles son sus ejes en una posible gestión, más allá de la seguridad y la administración del Estado".

De hecho, mostrar sus ideas se vuelve imperioso a raíz de un fenómeno que parecía jugarle a favor al candidato del Partido de la Gente pero que actualmente no es una carta tan clara: la molestia con la política tradicional. "Si bien hay un descontento con la forma tradicional hoy no se visualiza que ese enojo sea tan fuerte", explicó Bottinelli y mencionó a 2015 y 2016 como dos años en los que ese descontento estaba mucho más marcado. Por eso, según ambos expertos, Novick puede jugar con el descontento de la gente pero no debe olvidarse de que a los uruguayos les siguen gustando las estructuras partidarias fuertes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...