Rusia 2018 > RUSIA 2018

A Uruguay le toca el mismo juez de la derrota con Colombia en 2014

El holandés Bjorn Kuipers es el elegido; Godín y Josema lo conocen bien

Tiempo de lectura: -'

13 de junio de 2018 a las 11:12

El holandés Bjorn Kuipers será el árbitro del debut de Uruguay en el Mundial de Rusia 2018 cuando este viernes se enfrente a Egipto, desde la hora 09:00, en la ciudad de Ekaterimburgo, informó la Federación Holandesa de Fútbol (KNVB).

Casualmente, el juez dirigió el último partido de la celeste en los mundiales, en el encuentro ante Colombia en Brasil 2014 que los cafeteros ganaron por 2-0 con goles de James Rodríguez por los octavos de final.

Kuipers es uno de los colegiados de mayor prestigio en el fútbol europeo. Internacional desde 2006, fue seleccionado para el Mundial de Rusia 2018, cuatro años después de haber estado en el de Brasil en 2014.

En su preparación para el Mundial, el juez dio su punto de vista sobre el videoarbitraje: "El VAR puede ser nuestro mejor amigo, ya no es posible cometer un error crucial, y si me corrigen es una ayuda".

Godín y Josema lo conocen y no tienen buen recuerdo

Kuipers fue el árbitro de la final de la pasada Europa League entre el Atlético de Madrid, de Diego Godín y José María Gimpénez, y Marsella, en la que los colchoneros se quedaron con el título.

Sin embargo, en Atlético de Madrid no tienen buen recuerdo del juez por su actuación en la final de Liga de Campeones perdida ante Real Madrid en 2014.

Kuipers fue el encargado de pitar aquel partido en el estadio da Luz de Lisboa, en el que Atlético de Madrid terminó muy enfadado con su actuación e incluso con su entrenador Diego Simeone expulsado.

Atlético se había adelantado en la primera parte con un gol de Godín y mantuvo su ventaja hasta el final del tiempo reglamentario. Kuipers decidió entonces un descuento de cinco minutos, considerado excesivo por los 'colchoneros', y en el 90+3 Sergio Ramos igualó para el Real Madrid y forzó una prórroga donde los blancos terminaron imponiéndose 4-1.

Simeone, con su equipo a la deriva en esa prórroga, vio la roja, tras saltar al campo y encararse con Raphaël Varane. El técnico argentino estaba muy enfadado con Kuipers, al que también protestó airadamente, por esos cinco minutos de tiempo añadido, que fueron letales para su equipo.

Comentarios