Fútbol > CAMBIO DE AIRES

Acevedo: “Sé que un día voy a volver a Nacional”

El entrenador dejó su cargo en Defensor Sporting y sueña con dirigir en México o en la MLS, una liga que le genera intriga 

Tiempo de lectura: -'

10 de diciembre de 2018 a las 05:00

En las primeras palabras de intercambio Eduardo Acevedo dejó bien en claro que lo que más desea en este momento es descansar: “El lunes viajo a Nuevo York 10 días con mi señora. Fue un año complicado, con algunos golpes en nuestra familia, así que le prometí que nos íbamos a disfrutar”.

El entrenador cerró su ciclo en Defensor Sporting, a donde llegó el 15 de febrero de 2016 con el objetivo de generar un equipo con carácter, que fuera protagonista y que no perdiera de vista las raíces formativas del club

“Fue todo hermoso. Volver a casa, cómo me trataron, cómo me sentí, las cosas que fuimos generando. Vi muchos “Defensores” muy buenos pero yo quería ver el de carácter, el del viejo profe (Ricardo) De León, que se plantaba con presencia. Y eso siempre se vio reflejado, a pesar que se fueron jugadores, cosa que a mí me parece bien porque es parte de la dinámica de Defensor, que tiene que vender para vivir, es el club que es porque vende. Es difícil lo que hizo Gremio que no vendió durante cuatro años, en Uruguay es imposible porque la situación económica es muy difícil. Defensor siempre está al día, pelea campeonatos, entra a la Libertadores”, comentó Acevedo en contacto con Referí.

En cuanto a su alejamiento de la institución del Parque Rodó, aseguró sentirse raro ya que es un club que adora y por el cual apostó en todo momento, pese a que ahora tuvo que pensar en su familia.  

“El año pasado tuve que renunciar dos veces a irme al exterior. Cerro Porteño me ofreció dos veces irme para allá, una antes del Torneo Intermedio que llegamos a la final  y la otra seis meses después, cuando iba a empezar el otro Campeonato. Aunque tenía una clausula de salida en mi contrato me parecía mal dejar al equipo en el medio del rio y más ante una final. Entonces en esta ocasión ante las decenas de sondeos que hubo, me quedé pensando mucho con mi familia y decidí irme del club”, agregó el DT, que además agregó que no podía comprometerse con el equipo ya que “la Copa empieza el 22 de enero y capaz que a fines de diciembre o mediados de enero se resuelven las cosas”.

Pasando raya a su estadía en el violeta se lamentó por no haber podido contar con todo el equipo completo para afrontar las finales del Campeonato 2017, que lo tuvieron como protagonista ante Peñarol, pero reconoce el esfuerzo del plantel que dirigió: “No estaban Carneiro ni Maxi, no jugó Reyes, entonces fue muy complicado pero acá los muchachos dieron todo, más que el titulo siempre me importa que rindan al máximo y los jugadores dieron todo lo que tenían, los pibes los veteranos, la columna vertebral”.

Su futuro, ¿en el exterior?

Todo apunta a que Acevedo tendrá que hacer las valijas cuando arregle en un próximo club, el cual le tendrá que asegurar un buen proyecto futbolístico por encima del dinero.

“Hace unos 10 días deseché una oferta del exterior de Colombia, les interesaba más cuanto iba a ganar que el proyecto deportivo y para mí no puede estar una cosa delante de la otra, la primera pregunta del presidente era cuanto iba a ganar, y no qué proyecto es y qué idea tenemos. Yo estoy abierto a los mercados, ahora hay sondeos de Estados Unidos, Chile y México, pero yo más que nada quiero saber al lugar que voy. Tenía unos sondeos de Emiratos Árabes, que sabes que los objetivos son diferentes y acá en América tenés otros objetivos como la Copa Libertadores. Eso me interesa saber qué idea tienen, qué posición de campeonato, cómo reforzar, cómo está el equipo, cuál es el proyecto y una cosa va llevando a la otra”, aseguró el entrenador.

Sobre sus objetivos, agregó que la liga que más le seduce entrenar es la mexicana: “Porque la conozco, porque es apasionante, de 18 equipos 15 pelean el campeonato, y la que me inquieta y me intriga más es la MLS. Sería hermoso dejar una huella ahí y eso es un camino que no se cerraría nunca más”.

“Y después entrar en el mercado europeo, sea por el país que sea, no importa en cual. Porque por más que empieces de abajo si vas haciendo las cosas bien se te van abriendo puertas más grandes”, afirmó Acevedo.

Nacional, un hilo que no se rompe

Al ser consultado sobre el puesto vacante en los tricolores, Acevedo resaltó que “Nacional siempre es un grande” y que pasó un momento espectacular dirigiéndolo”, pero que no quería hablar mucho más para no quedar como que está ofreciendo

“Yo no creo que haya un técnico que se niegue a dirigir a Nacional, salvo que no tenga proyectos que no estén a la altura del club mismo. Sé que un día voy a volver pero no marco yo los tiempos”, agregó el técnico.

El Uruguayo, un Campeonato desparejo

Si bien el entrenador ya había estado al frente de equipos con realidades diferentes a la de los grandes, como en Cerro, Sud América y Deportivo Maldonado, durante esta última etapa de tres años en Defensor se terminó de dar cuenta que la paridad deportiva no está bien instalada en el medio local.

“Nos faltaron tres titulares pero el equipo peleó igual, nos arrimamos muy cerca, pero como es el Campeonato Uruguayo siempre va a estar perjudicado Defensor. Mirá Boston River, llevó a Nacional al Estadio Centenario y a nosotros a la cancha de Juventud de las Piedras, pero son las reglas. Jugamos en una cancha en donde el que manejaba el carrito del Suat casi se cae de los saltos que daba con los pozos”, agregó Acevedo, quien no se queda solamente en la crítica y aporta ideas para tratar de hacer crecer la competencia.

“El día que se mejore el fútbol, acá van a fijar seis canchas para los equipos, que se hagan dobles jornadas y todos juguemos en ellas. Yo no pretendo que los grandes vayan a las canchas chicas porque no entran sus parcialidades. Pero se pueden hablitar seis estadios, arreglarlos bien, dejarlos impecables y jugamos todas en las mismas canchas, le guste a quien le guste. Sería lo más parejo”, dijo el técnico.

Acevedo estará 10 días ausente del mundo fútbol para disfrutar de su familia y luego prenderá el celular para comunicarse con quienes lo llamen para ofrecerle un buen proyecto futbolístico.

“No quería perjudicar a Defensor, quería tener las manos libres para ver alguna cosa de afuera, me la tenía que jugar y creo que si no me sale nada me la jugué y a otra cosa”, cerró el entrenador.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...