Nacional > FERIADO

Afloje de fin de semana largo: montevideanos eligen la rambla por "salud mental" para escapar del encierro

La rambla fue el lugar elegido por muchos adultos, jóvenes y niños que este lunes aprovecharon las buenas temperaturas y el feriado para dejar de lado el encierro

Muchos montevideanos aprovecharon el feriado para disfrutar de la rambla

Tiempo de lectura: -'

20 de abril de 2021 a las 05:03

Por Anaclara Trengone

Unos quince adolescentes y jóvenes de entre 13 y 20 años forman una ronda, se escucha que conversan y ríen aunque por momentos la música es más fuerte. La mayoría tiene cartas de Uno en sus manos, un popular juego de mesa. Uno de los más grandes de edad, que tiene una caja de vino en la mano, toma su skate y sale a dar una vuelta por la pista de patinaje del Parque Rodó que, sobre las 16:40 horas de este lunes cuando el sol todavía calienta, está repleta

"Somos todos amigos, nos reunimos todos los días. No usamos tapabocas porque siempre somos los mismos y estamos en nuestra burbuja", dice una de las adolescentes. Cuenta que a veces alguno avisa que estuvo en contacto con un positivo de covid-19 y les pide que se cuiden hasta que lo hisopen pero hasta el momento ninguno de ellos ha tenido la enfermedad.

A unos metros está sentado Enrique, que mira como su nieta de 11 años termina de sacarse los patines. Los dos tienen doble tapabocas quirúrgico. "Tratamos de venir cuando hay menos gente, ahora ya hay mucha así que nos vamos", señala el hombre de 69 años. 

Es lunes feriado y la sensación térmica es de 24 grados, dos motivos más que suficientes para que Carla y Yamandú decidan cargar el mate, las sillas de playa y sentarse a ver cómo su hija, de edad escolar, se divierte al aire libre. "Creo que los niños necesitan un lugar de esparcimiento. Nosotros vivimos en un apartamento y sino ella lo único que hace es estar en frente a la computadora", asegura la mujer.

Agustín, de 24 años, ceba un mate, del otro lado un joven hace lo mismo. Al igual que muchos otros afirma que su burbuja "incluye" a sus amigos. Dice que los lugares al aire libre "no son necesarios" pese a la situación de encierro que vive la población por la pandemia. "Pero si puedo los disfruto", aclara. 

En cambio, Emilia y Julia, dos hermanas que aprovechan para leer frente al mar a Paulo Cohelo y a Johanna Lindsey, consideran que estos espacios son fundamentales por la salud mental de la gente. "Está bueno poder salir y ver otra cosa que no sean las cuatro paredes de una casa", sostienen. 

Pablo, que salió con sus hijos a disfrutar del día, mira como una joven acaricia a uno de sus perros. "Estaba muy cerca pero no le quise decir nada", comenta luego que ella se aleja. Explica que al aire libre ninguno usa tapabocas porque "el riesgo de contagio disminuye", pero pese a esto le pide a sus hijos que eviten tocarse la cara. 

En frente, sentados en el pasto, cuatro jóvenes comparten una cerveza. "Si perdemos esto, perdemos todo", dice Federico, que hace dos semanas tuvo covid-19. "La pasé mal. Me dolía la cabeza y también los ojos, perdí el olfato y el gusto", cuenta. Asegura que se lo contagió "merecidamente" y admite que no le da "bola" ni al uso de tapabocas ni al pedido por parte de las autoridades nacionales de intentar mantener las burbujas. 

Los aparatos de gimnasia están todos ocupados, aunque algunos de ellos por niños que los utilizan con fines recreativos. Pablo, de 21 años, está allí, como todos los días. "El entrenamiento es fundamental y en casa me siento como gato encerrado, necesito aire fresco", opina. Comenta que aún no ha podido con el hábito de usar mascarilla. "No puedo usar ni en la calle, me ahogo", justifica.

Un niño de cuatro años corre en la orilla del agua, de lejos, sentada en las escaleras, lo vigila su mamá. "Yo tuve covid-19 y lo más difícil de todo fue convivir tanto tiempo encerrada con él", afirma. "Él me pide todo el tiempo para salir y es necesario... al final el encierro te enferma más independientemente de la pandemia", agrega.

Tres amigas conversan sentadas en la arena. "Es cierto que hay que cuidarse pero esto es saludable; estamos al aire libre y no hay aglomeraciones", opina Carmen, de 43 años. "Siempre que está lindo tratamos de salir y disfrutar del sol o también nos juntamos en alguna casa a escuchar música y bailar. Son cosas que te hacen sentir viva", recalca. "Trato de no estar tan pendiente de todo esto, de que si agarro el celular, que si lo desinfecto, que si toco el fierro del ómnibus, que si me contagio... Mejor ponerle cosas positivas a la cabeza", señala. Su amiga Verónica, de 24 años, asiente con la cabeza. "Yo vivo el día a día", acota.

Otras dos mujeres, pero esta vez en un lugar apartado del parque que está ubicado frente a la Playa Ramírez, aprovechan el feriado para ponerse al día luego de estar meses sin verse. "Dijimos de salir aunque sea un ratito a ver el mar y aprovechar del solcito. Es necesario para la salud sino vamos a quedar todos locos", dice una de ellas. Las dos están con doble tapabocas, cuentan que comenzaron a llevar adelante esta práctica desde que los casos aumentaron exponencialmente. Las dos trabajan con público, por lo que siguen un cuidado riguroso y, además, evitan tener contacto con sus familiares que son población de riesgo. "Yo soy de afuera y hace un año que no los veo", señala Susana, de 61 años.

Un joven con tapabocas toca la guitarra, otros cuatro amigos están a su alrededor. "Siempre somos los mismos y nos juntamos al aire libre. Sé que ellos hacen teletrabajo y no salen a cualquier lado", cuenta Marcos. El joven, de 24 años, ha aprendido a convivir la mayoría del tiempo con mascarilla. "La uso hasta adentro de mi casa porque mi mamá es población de riesgo", sostiene. 

Rosario y José se ubicaron en un lugar estratégico del parque, alejados de todo posible contacto con extraños. Tienen puestas mascarillas KN95 y casi constantemente colocan alcohol en sus manos. "El gobierno debería restringir la movilidad pero si existe la libertad la ejerzo con total responsabilidad", asevera el hombre de 49 años. "Creo que no hay nada que no se pueda limitar en este momento. Varios de los grupos que están reunidos acá es evidente que no comparten burbuja, por lo que si uno tiene covid-19 se lo va a contagiar a los demás... Pero las medidas las tiene que tomar el Estado, reclama.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...