Cargando...

Economía y Empresas > Ahorro minorista

Ahorro en Uruguay: opciones para guardar o invertir su dinero

Aunque la oferta de productos está poco desarrollada el mercado tiene alternativa para diferentes bolsillos

Tiempo de lectura: -'

25 de marzo de 2018 a las 05:00

Los uruguayos ahorran poco por falta de cultura y educación financiera. Esa conclusión se repite cada vez que se realiza una conferencia o se publica un estudio sobre el tema. Aunque en líneas generales el ahorro ha crecido en los últimos años, es relativamente bajo, y son pocos los consumidores que declaran aplicar esa conducta.

También es acotada la oferta de instrumentos que ofrece el mercado, a lo que se suma un escaso enfoque a los segmentos de bajos ingresos, pese a que varias instituciones brindan la posibilidad de ahorrar desde montos muy pequeños. Una muestra son los fondos de inversión destinados al ahorro minorista que están al alcance del público en general.

La confianza en el sistema financiero es otra barrera que todavía persiste. De hecho hay mucho dinero ahorrado en el famoso "colchón bank" de los hogares, esto es, en efectivo y fuera del sistema. Aunque hoy se tiene fácil acceso a cuentas en el sistema bancario, no todos las utilizan para ahorrar y hay quienes están bancarizados solo para cobrar el sueldo.

También es escasa la penetración de productos financieros diferentes a los de la cuenta bancaria. El estudio "¿Quiénes, cómo y para qué ahorran? ¿Qué pasa con el ahorro en Uruguay?" elaborado por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica en 2017, da cuenta que entre quienes dijeron ahorrar, la opción preferida es la cuenta bancaria mencionada por el 65%. La otra más mencionada fue el "colchón bank" con 37%.

Ese trabajo además destaca una escasa presencia de la idea de "guardar buscando rentabilizar" o "pensando en la vejez". La mayor parte de quienes ahorran lo hacen con el objetivo de cubrir imprevistos, mientras que otra parte lo hace para una compra futura planificada o un gasto importante previsto.

El ahorro programado consiste en que, por ejemplo, un ahorrista genere una cuenta de ahorro para la compra de una vivienda, mediante la cual va acumulando una suma de dinero con aportes de forma mensual, con el fin de cubrir un porcentaje de una potencial casa que pretenda adquirir.

La falta de cultura y ausencia de educación financiera también incide de manera negativa en la demanda de mecanismos de ahorro por parte de la población.

"No hay cultura ni educación financiera en edad temprana. En la medida que no tenemos ninguna de las dos cosas, estamos mucho más influenciados por la cultura del consumo que por la cultura del ahorro", dijo a El Observador el gerente de desarrollo de productos de BBVA, Emilio Díaz. El ejecutivo destacó especialmente que a los jóvenes les está costando encontrar objetivos claros para ahorrar.

También señaló el desconocimiento que existe sobre distintas opciones de inversión que hoy están disponibles en el mercado, dado que no se manejan de forma masiva. En opinión de Díaz, el pequeño ahorrista cuando tiene que elegir va a las más seguras porque las conoce y sabe cuáles son sus reglas de funcionamiento.

En tanto, el presidente del Banco República (BROU), Jorge Polgar dijo a El Observador que el avance de la inclusión financiera brinda una gran oportunidad para impulsar la cultura del ahorro en Uruguay. La institución ha sumado más de 300.000 nuevos clientes, personas que probablemente percibían a los bancos como “instituciones lejanas”.

En esta nota se presentan algunos ejemplos de productos enfocados a promover el ahorro minorista, y también de opciones de inversión que están disponibles, más allá de las tradicionales que ofrece el mercado financiero.


En pesos y sin mínimos

El Fondo Protección de Sura –cuyo plazo de inversión recomendado es de 1 año– tiene por objetivo mantener el poder de compra. Invierte en títulos públicos locales y le ofrece al cliente acceso al dinero en el momento que lo necesite (con un plazo no mayor a 3 días hábiles). El rendimiento de los últimos 12 meses a febrero fue de 9,05%, cifra superior a la inflación en los últimos 12 meses (7,07%).

El Fondo de Ahorro Básico tiene como objetivo de inversión 30 días y pretende generar rendimientos positivos (medido en pesos) buscando que el ahorrista de corto plazo logre rentabilizar sus ahorros sin exponerse a volatilidad de tasas. Invierte en títulos públicos locales de muy corto plazo (no mayor a 60 días) y el rendimiento en los últimos 12 meses fue de 5,7%. El cliente puede acceder a sus fondos cuando lo disponga (en un plazo no mayor a 3 días hábiles).

El Fondo Conservador tiene un plazo recomendado de 3 años y su objetivo es generar rendimientos por encima de la inflación, ofreciendo acceso a los fondos en el momento que el ahorrista lo disponga. Invierte en títulos públicos locales, bonos corporativos locales y extranjeras de alta calificación crediticia. El rendimiento promedio anual de los últimos 3 años fue de 4% por encima de la inflación.

undefined

Ahorro en sueldo

El Banco República (BROU) ofrece la posibilidad a quienes tengan una cuenta sueldo de volcar parte del salario a otra cuenta de ahorro.

El cliente elige el monto que quiere ahorrar por mes (entre un mínimo de $ 500 y un máximo de $ 50.000) y ese dinero se transfiere durante un año de forma automática a un plazo fijo con una tasa de interés de 8,5% anual. Durante ese período, no hay posibilidad de variar el monto. La contratación del producto se hace exclusivamente por la web o la app del banco.

El producto se puede renovar por hasta dos años más y el cliente recibe una bonificación por permanencia. Así en el segundo año se remunera a la tasa de pizarra del producto vigente a la fecha de renovación, más una prima del 15% de esa tasa. Para el tercer año se remunera de manera similar más una prima del 25% de la tasa.

Desde octubre de 2015, cuando fue lanzado, el producto fue contratado por unos 20.000 clientes. Actualmente cerca de 13.000 lo tienen operativo. De esta cantidad, el 17% tiene la cuota de depósito mínima y para el 70% la cuota está entre $ 501 y $ 5.000.

“Ahora, el banco tiene el desafío de promover la educación financiera, poniendo foco en los beneficios que trae aparejado el ahorro para las familias y en las ventajas de rentabilizar los ahorros respecto a mantenerlos en el hogar. También es importante ofrecer productos innovadores para estimular y facilitar la conducta ahorrativa, afirmó el presidente del BROU, Jorge Polgar.

Microahorro

La cooperativa de intermediación financiera Fucerep ofrece el producto llamado Ahorro Propio. La apertura de la cuenta se hace en cualquier local de Redpagos, presentando cédula de identidad y firmando un contrato. Antes el titular de la cuenta debe bajarse la aplicación en su celular, simular su plan de microahorro, y luego cargar sus datos personales para crear la cuenta.

El monto mínimo a depositar es de $ 350 y el máximo son 7.000 UI (unos $ 26.850) por mes. La cuenta establece una remuneración sobre el saldo promedio acumulado en el mes, a una tasa del 4,5% anual efectiva.

Si el titular de la cuenta ve que lo que pensaba cuando diseñó el plan original no se cumple por la razón que fuere, puede modificarlo. No existe restricción para el retiro de los fondos y el titular de la cuenta dispone de sus ahorros en todo momento.

Lea también: ¿Invertir en pesos sigue siendo negocio?


A plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo en pesos son el producto de ahorro que el banco BBVA más está promocionando. Por ejemplo, para depósitos hasta $ 150 mil y a 367 días se paga una tasa nominal de 7%. El mismo plazo y por depósitos de más de $ 150 mil la tasa es de 7,75%. También puede contratarse a plazos menores. El mínimo exigido para este producto es de $ 10 mil.

En el escenario actual, el rendimiento ofrecido apenas asegura el mantenimiento del valor de los ahorros con una inflación que oscila en el entorno del 7% anual. Según el banco, hay dos razones que hacen atractiva la opción, según el banco.

Una es que es sencillo entender su funcionamiento. La otra razón es que se puede autogestionar desde el teléfono móvil. Eso permite que el cliente pueda simular distintas alternativas y ver cuánto va a recibir en determinado período de tiempo, antes de contratarlo.

En banco Itaú se pueden contratar a través de la web depósitos a plazo fijo en pesos, dólares o unidades indexadas y letras de Tesorería en moneda nacional. La opción de inversión aplica desde $ 10 mil o U$S 1.000 y a plazos que van desde los 30 a días a los 2 años.


Novillos




En ganado

Son varias las empresas que ofrecen fondos ganaderos como una opción de inversión a las que se puede ingresar con un piso de US$ 5.000 y obtener una renta fija en dólares. Por ejemplo, Conexión Ganadera da la posibilidad de invertir en terneros que son propiedad de productores ganaderos que desean demorar la venta de sus animales para agregarles más kilos de los que poseen al momento de la inversión. Cuando vence el contrato, el productor retiene para sí el producido de la venta luego de devolver el aporte del inversor y los intereses pactados.

Ese producto requiere una inversión mínima de US$ 15.000, es a seis meses de plazo y paga una renta fija anual de 8%. También la empresa Porfolio Ganadero y República Ganadera ofrecen otras modalidades a las que se puede acceder con una inversión inicial de US$ 10.000 y US$ 5.000 respectivamente.

Yo te ahorro

La cuenta Yo te Ahorro es un nuevo producto del Banco Hipotecario. Ofrece la posibilidad a padres o abuelos de abrir una cuenta para sus hijos o nietos. Una vez que cumplan la mayoría de edad y las condiciones de otorgamiento de préstamos podrán acceder a una tasa de interés bonificada y a un porcentaje mayor en la financiación de la vivienda a adquirir.

Es ideal, por ejemplo, para aquellos que tienen hijos en el interior que luego vienen a estudiar a la capital, según el BHU. El depósito mínimo para la apertura de la cuenta es de 1.000 UI (unos $ 3.838) y de un mínimo de 500 UI ($ 1.919) una vez abierta. La cuenta tiene que haber registrado por lo menos 18 depósitos mensuales, en un período de hasta 24 meses, y en los meses inmediatos previos a la presentación de la solicitud de préstamo debe haber efectuado depósitos. En dicho período no puede haber retiros, salvo que se demuestre que fueron con destino a la vivienda a adquirir.

Viviendas.jpg

undefined


En ladrillos

La opción de ahorrar en ladrillos que ofrece Campiglia Pilay es una buena alternativa para personas con excedentes mensuales. Con cada cuota mensual, que actualmente es de $ 10.264 (la más baja), el inversor va acumulando ladrillos y formando un capital respaldado en un inmueble.

El valor de esos ladrillos se actualiza por el Índice de Costos de la Construcción. Cada año van ganando valor y el ahorrista tiene la opción de venderlos y recuperar el capital. Pero lo más atractivo es completar las 240 cuotas porque al cabo de 20 años de ahorro y habiendo aportado unos US$ 84.940 se recibe un inmueble de 55 metros cuadrados con un valor real de mercado de US$ 140.000 aproximadamente.

Ese escenario posible de inversión toma el dólar a $ 29. Cualquier variación del tipo de cambio tendrá efecto en la rentabilidad. El producto sirve tanto para invertir en metros cuadrados, ahorrar para generar un capital a futuro para los hijos, asegurar una jubilación extra o acceder a una vivienda.

Con ahorro

La opción que ofrece Conaprole pone foco en los pequeños ahorristas dispuestos a invertir y se privilegia la cantidad de inversores antes que la cantidad de dinero, mediante un sistema de asignación de prorrata que privilegia las suscripciones de menor cuantía.

Las emisiones de Obligaciones Negociables son cuatro veces al año y a diferentes plazos con una inversión mínima de US$ 1.000.

Por ejemplo, la última realizada esta semana pagará un interés anual de 3% en los próximos tres años hasta 2021 y de 4,5% anual entre 2022 y 2024.

El inversor puede hacerse de los fondos en forma rápida y sin pérdida de capital cuando lo necesite. Todas las emisiones dan derecho a los ahorristas –normalmente en cada fecha de pago de intereses y por hasta una suma global holgada– de pedir la restitución de su capital invertido más los intereses generados.


El presente

Un informe elaborado por la Cátedra Sura de Confianza Económica de la Universidad Católica en 2017, da cuenta que casi el 80% de los encuestados dijo que le interesaría ahorrar, pero cuando se le preguntó si “realmente le preocupa ahorrar” menos de la mitad respondió que sí. En tanto, 65% de los consultados dijo que no está pensando en su futuro y “vive el presente”.



Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...