Fútbol > DERECHOS DE TELEVISIÓN

Alarcón: "El gobierno presionó para que no estuviéramos en contra de la firma de derechos"

Ricardo Alarcón habló de presiones en negociaciones cuando era presidente de Nacional

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2016 a las 16:40

"Hasta el gobierno presionó a Nacional y a Peñarol" para que, en su momento, no se opusieran a firmar la extensión del contrato entre la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y la empresa Tenfield por los derechos de televisación, recordó Ricardo Alarcón, expresidente de Nacional.

Entrevistado por Leandro Gómez este viernes en OTV, fue consultado sobre el reclamo de los futbolistas por sus derechos de imagen. Comentó que le sorprendió que en el momento en que los jugadores fueron a la Mutual a reclamar la renuncia de la directiva, "llegó una oferta totalmente desproporcionada" (los US$ 68 millones anuales ofertados por Euraméricas).

"Me hizo acordar a aquel refrán que dice que cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía (...). Es como que hubiera una cortina de humo grande para que los titulares no fueran las reivindicaciones que querían hacer los jugadores", dijo el exdirectivo tricolor.

Alarcón: "Cuando uno utiliza métodos que la gente rechaza lo que uno recoge es mala imagen".

Los derechos de TV

"Yo hice muchos esfuerzos, yo nunca voté los derechos de televisación, ni siquiera fui a la AUF a cobrarlos", mencionó. Recordó, incluso, que una obra prevista en la remodelación del Gran Parque Central no se concretó porque Nacional, bajo su presidencia, fue uno de los tres clubes que se negó a firmar la renovación del contrato de televisación con Tenfield. Sin embargo, "la nueva administración que vino a Nacional lo primero que hizo fue cobrar", complementó, por lo cual "en alguna medida aceptó el contrato".

"No estoy en contra de quienes tienen hoy los derechos de televisación, ellos tienen una empresa y asumieron el riesgo, cada uno tiene el derecho de defender sus intereses", manifestó, pero "cuando uno utiliza métodos que la gente rechaza lo que uno recoge es mala imagen. La mala imagen que existe en esta puja por los derechos de televisación se debe fundamentalmente a los métodos que se han utilizado", dijo Alarcón.

Alarcón: "Hubo medios de comunicación importantes que me cercenaron".

Consultado por esos métodos, dijo: "Yo fui en una época... hubo medios de comunicación importantes que me cercenaron. El poder económico tiene esas cosas".

Aclaró que nunca recibió amenazas personales, pero destacó: "Uno se siente con presiones fuertes. Hasta el Estado, el gobierno presionó a Nacional y a Peñarol en su momento para que no estuviéramos en contra de la firma de los derechos". Admitió que eso sucedió en una reunión en la que estuvo con el presidente de Peñarol, el presidente de la República (José Mujica) y con representantes de la empresa propietaria de los derechos de televisación (Tenfield).

Consultado sobre lo que dijo Mujica en esa reunión, afirmó: "Fue una reunión en la que no se nos dijo: 'firmen'. Hay otro refrán que dice 'a buen entendedor pocas palabras bastan'". Añadió que en la reunión estuvo presente un ministro de Estado, que no era Héctor Lescano (Turismo y Deporte), "que debió haber estado". Ese ministro que "era (Eduardo) Bonomi", dijo Alarcón.

Recordó que en aquella reunión el presidente de la República estaba sentado junto a los representantes de la empresa propietaria de los derechos de televisación y que él, cuando se hablaba de temas generales, le aconsejó al presidente de la República utilizar el fútbol para promover buenos valores, considerando la penetración que el fútbol tiene en la sociedad. "La respuesta que tuve (de Mujica) es que no sabía que había un presidente que fuera socialista y la verdad es que me hirió mucho esa respuesta, como ciudadano uruguayo".

Alarcón recordó que en la reunión estaban Mujica y Bonomi, pero no Lescano, que "debió haber estado".

Alarcón dijo que, en aquel momento, en esa discusión, "había motivos que excedían al país", porque al mismo tiempo también se discutía por los derechos de televisación en Argentina y que "había compromisos políticos también".

Consultado sobre si volvió a ver a Mujica, dijo que sí, que le tenía mucho respeto y que no habían vuelto a hablar de aquel asunto: "Probablemente él ni se acuerde de esto". Luego complementó diciendo: "No cuestiono lo que hizo, porque no sé los entretelones, no sé los compromisos que él tenía que defender. Yo hice la lectura desde mi punto de vista; no me gustó, pero él sus razones tendría, yo hice lo que me parecía sano, que fue no firmar y no cobrar".

Hoy los jugadores "tienen otro nivel de educación"

Volviendo el tema del reclamo de los jugadores, del seleccionado y los del medio local, dijo: "El fútbol genera mucho dinero es indiscutible". Añadió que en estos tiempos los jugadores "tienen otra preparación, otro nivel de educación", con varios de ellos jugando en Europa, "con acceso a ambiente distinto y un nivel intelectual superior que les permite comprender otras realidades. Cuando comprenden otras realidades, si miran para el paisito y tienen sentido común, se dan cuenta que algo anda mal. Es obvio que si algo anda mal algunos tengan interés en corregirlo. A lo mejor ese interés en corregirlo es sano, o a lo mejor ese interés en corregirlo está ligado también a aspectos económicos, a beneficios, eso es lo que no sé, no conozco en profundidad el tema".

Venta de jugadores: "no ha sido bien repartido el negocio"

clases” en el fútbol, e hizo referencia a declaraciones de Francisco Casal sobre el tema, en el sentido de que él había llegado para ayudar a los futbolistas, que vienen de un origen más bajo que el de los dirigentes. En ese marco Alarcón dijo que "es un concepto extraño de lucha de clases", "porque los dirigentes no son aristócratas y los jugadores unos muertos de hambre. Ese concepto de lucha de clases no lo leí en ningún libro y no lo comprendo mucho (...) y menos cuando considero que no ha sido bien repartido el negocio de las ventas de jugadores".

Agregó: "Una parte se la lleva el jugador que se vio beneficiado con el pase, que no es mucha, otra parte, que también es muy pequeña, se la lleva el club que formó al jugador. Quiere decir que esa gran bola de nieve... ¿dónde está? Está en la cantidad de intermediarios que hicieron posible ese pase. La distribución de ese dinero no fue una distribución sana, es más, salvo por algunos corruptos que por allí están presos, que no hay muchos, no conozco dirigentes multimillonarios, conozco pocos jugadores multimillonarios, sin embargo intermediarios hay muchos".

"Perdí plata"

Alarcón admitió que siendo dirigente de Nacional "perdió plata".

"Claro que perdí mucha plata", expresó cuando se le comentó si había dejado de lado otras actividades. No obstante, admitió que el tiempo que le dedicó a Nacional tuvo recompensas, entre ellas "defender al club de mis amores, con muchas satisfacciones; también me llevé una cantidad de insultos gratuitos... todos opinamos de lo que no sabemos con mucha gentileza".

"Los que no me valoran son los fanáticos"

En otro orden, Alarcón dijo sentirse valorado por los hinchas de fútbol, sean de Nacional o de otros clubes. "Los que no me valoran son los fanáticos, ni los de Nacional ni los de los otros equipos. Amo la libertad, es uno de los valores más preciados que tiene el ser humano, por lo tanto estoy en contra de los fanatismos, no van conmigo, sean del tipo que sea, filosóficos, ideológicos, políticos o deportivos", dijo.

"No hace más grande a un club el hormigón"

Recordó que ha dicho que cuando Peñarol construyó su estadio "mucha gente en Nacional estaba en contra" de la obra, y que "hubo movimientos" (para que Peñarol no lo construyera).

"Lo mejor que le podía pasar a Nacional era que Peñarol construyera su estadio", añadió. Reflexionó, en ese marco, que "no hace más grande a un club el hormigón, lo hace más grande los valores que defiende y que pregona".

Nacional y Peñarol con enemigos dentro del club

Recordó que cuando impuso la denominada Cultura Nacional "hubo mucha gente que estuvo en contra en Nacional, porque los enemigos están en el club, los enemigos de Nacional no son los de Peñarol, y los enemigos de Peñarol no es Nacional, Peñarol los tiene adentro de Peñarol. Los enemigos de los frenteamplistas no son los blancos ni los colorados, son los propios frenteamplistas, y los enemigos de los colorados son los propios colorados, los adversarios de los blancos son los frenteamplistas y los colorados, no son sus enemigos. Esa es una concepción que tenemos que tener clara los que amamos la democracia, los que aceptamos discutir y convivir a pesar de que no opinemos igual".

"Han hecho barbaridades usando los colores"

La mayoría de los hinchas de Nacional y de Peñarol "están avergonzados" de lo que hacen los fanáticos con las camisetas de Nacional y Peñarol, expresó Alarcón. "Han hecho barbaridades usando los colores; nos sentimos profundamente avergonzados por estas cosas". Expresó que eso se demostró con una baja concurrencia de público al último clásico, porque "la inmensa mayoría de la gente quiere disfrutar del fútbol y no se nos permite disfrutarlo".

Reflexionó, también, que si va menos gente a la cancha "hay más gente que compra el paquete para ver el fútbol por televisión", dudando sobre si un mejor ambiente en el fútbol es mejor para el negocio del fútbol: "no estoy tan seguro", agregó.

"La violencia es un negocio en sí mismo; yo no veo que se ponga en primera plana a un médico que ha salvado vidas, o una maestra, porque eso no vende", afirmó sobre este aspecto.

Finalmente, sobre si volverá al fútbol, respondió: "por el momento no y después voy a estar muy viejo". Añadió que Nacional y el fútbol le dieron cosas hermosas, pero que no está en sus planes volver a presidir al club: "Es bueno que vengan generaciones de jóvenes", finalizó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...