Mundo > ARGENTINA

Fernández presentó reforma judicial argentina: "Nunca más justicia para saldar discusiones políticas"

El presidente argentino presentó el proyecto que propone unificar dos juzgados federales y designar un consejo de notables

Tiempo de lectura: -'

29 de julio de 2020 a las 20:02

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, presentó este miércoles su postergada reforma judicial que unificará y duplicará los juzgados federales y designará un consejo de notables para que asesore al Poder Ejecutivo sobre el funcionamiento del sistema, consignó el diario La Nación. 

El proyecto será enviado al Congreso, con ingreso por el Senado, bautiza a la reforma judicial como Ley de Organización y Competencia de la Justicia Federal. Como principal propuesta, buscará crear la Justicia Penal Federal, con la unificación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico, como estipula en su primer artículo.

No obstante, lo que más polvareda levanta es la comisión consultiva que le llevará al presidente propuestas para modificar otras instituciones, como la Corte Suprema o el Consejo de la Magistratura. La hipótesis de una ampliación del máximo tribunal, hoy con con miembros, ya generó el rechazo de la coalición Juntos por el Cambio.

La presentación de Fernández estuvo cargada de críticas al gobierno de su antecesor, Mauricio Macri. "Los cuatro años que precedieron mi asunción como presidente, estuvieron signados por medidas que afectaron las reglas de imparcialidad que deben gobernar la acción judicial en un Estado de Derecho", dijo Fernández y esta no fue esta la única referencia al macrismo, en tono crítico.

Más allá de lo que ya había adelantado Fernández el 1° de marzo en el discurso de apertura de las sesiones del Congreso argentino como la búsqueda de dilución del poder de Comodoro Py al ampliar la justicia federal, el foco de la presentación estuvo puesta en la comisión que analizará más modificaciones, que podrían derivar en nuevos proyectos de ley, como la eventual ampliación de la Corte Suprema.

En ese apartado del discurso el presidente, que hasta hace poco opinaba que el número de miembros era el correcto, recordó que fue una propuesta de Cristina Kirchner, en cuya gestión como presidenta disminuyó de nueve a cinco sus integrantes.

La vicepresidenta, ausente en el evento, se hizo presente de otra forma. Como ya había trascendido, uno de sus abogados defensores, Carlos Beraldi, integrará la confirmada comisión. Para nivelar, también figura Inés Weinberg de Roca, la fallida candidata de Mauricio Macri a procuradora. Como coordinador de los 11 estará Fabián Musso, que integra el buffet del exprocurador Esteban Righi, homenajeado por el presidente pero recordado por su enfrentamiento con el vicepresidente en el segundo gobierno de Cristina Fernández Amado Boudou

El de Fernández no fue el único faltazo: desde la coalición opositora Juntos por el Cambio rechazaron la invitación de la Casa Rosada, un anticipo de lo que harán sus legisladores. La Corte Suprema, organismo clave en la pretendida reforma albertista, solo envió una representante: la jueza Elena Highton de Nolasco. 

Desde el atril del Salón Blanco, rodeado de los miembros de la comisión con barbijo, Fernández planteó:"Con el correr de los años hemos visto que el influjo del poder político, y de otros poderes, ha ido operando sobre la decisión de algunos jueces". Incluso ejemplificó con la mayoría automática de la Corte en época menemista, algo que también recordó fue desarticulada por Néstor Kirchner. 

Más allá de los antecedentes históricos, Fernández cargó las tintas contra el macrismo. Sostuvo que durante el gobierno anterior "se abrieron camino pretendidas doctrinas que fueron utilizadas para convertir el encarcelamiento preventivo en un sistema de penas anticipadas". "El principio de inocencia fue repetidamente vulnerado", acusó, sin dar ejemplos. 

El jefe de Estado reprochó que "se fue perdiendo la transparencia judicial" a partir de la "manipulación de jueces que respondieran al poder de turno". Y apeló a su discurso de asunción del 10 de diciembre, al repetir la "existencia de persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por quienes gobernaban, y silenciadas por cierta complacencia mediática". 

"Digamos nunca más a una Justicia utilizada para saldar discusiones políticas y a una política que judicializa disensos", completó Fernández. 

Después, el mandatario pasó a detallar el proyecto. "Buscamos superar que el poder decisorio se concentre en un número reducido de magistrados, que tienen el poder de decidir en casi la totalidad de causas con relevancia institucional y consecuentemente mediática", afirmó. De esta manera, confirmó que la propuesta de crear una Justicia Federal Penal, con la unión de los fueros Criminal y Correccional Federal y Penal Económico. Así, se sumarán 23 nuevos tribunales. 

"Es fácil observar la manipulación de los tiempos del proceso que les permite a los jueces y juezas actuantes impulsarlos o detenerlos en función del clima político imperante", acusó Fernández sobre los 12 jueces federales actuales que, entre otras causas, tramitan las referidas a corrupción. 

En base a El Cronista

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...