Cargando...
El episodio ocurrió luego de la final

Nacional > ESTÁ FUERA DE PELIGRO

Analizan cámaras de seguridad para identificar al hombre que baleó al hincha de Flamengo

El hombre está fuera de peligro y Heber dijo que no hubo ningún incidente que hubiera "que lamentar"

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2021 a las 05:01

La avenida Gonzalo Ramírez era parte de la fiesta que había comenzando en el Estadio Centenario. Hinchas del campeón, Palmeiras, y del Flamengo compartían los bares y pizzerías que estaban teniendo su mejor noche en meses. La alegría y la juerga no llegaron a ser interrumpidos por un ruido extraño, pero tuvo una breve pausa cuando policías comenzaron a vallar la calle Santiago de Chile. Habían baleado a un hincha en lo que sería el primer y único incidente en medio de un operativo de seguridad sin precedentes.

En un mensaje del ministro del Interior, Luis Alberto Heber, agradeció a la Policía por su función tanto en las finales de la Copa Sudamericana y Libertadores. En el video grabado y difundido por los canales institucionales, expresó: "No hemos registrado ningún tipo de incidentes que tuviéramos que lamentar". 

El hombre, simpatizante del Flamengo, había cenado en uno de los restaurantes de la avenida Ramírez y recibió varios tiros algunas cuadras más abajo, en Santiago de Chile y La Cumparsita. La Policía encontró en la zona 12 vainas calibre 9mm. Fue trasladado al Hospital Maciel y está fuera de peligro. Presentaba una "herida de proyectil en miembro inferior izquierdo con fractura de espina tibial, con compromiso de ligamento cruzado anterior”, informaron los médicos que lo atendieron. Hasta horas antes, todo se desarrollaba "impecable", según había dicho el director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, a El Observador

La fiscal de Flagrancia Silvia Naupp se encuentra trabajando en el caso junto a la Policía. Al momento, las conclusiones son escasas. No tienen identificado al agresor y no parece haberse tratado de un enfrentamiento entre hinchas, según fuentes del Ministerio del Interior. 

No hay cámaras de seguridad en la esquina en la que fue agredido, pero sí en algunas calles aledañas. Hasta ahora, se pudo ver a más de un hombre vestido de negro, sin camisetas de cuadros de fútbol.

Uruguay, bajo la lupa del mundo y un episodio de inseguridad

Las finales de la Copa Libertadores y Sudamericana pusieron a Uruguay bajo la lupa de Sudamérica y el mundo. La intención del gobierno era que estos eventos fueran una vidriera para el país y lo ubicaran como un lugar para que los miles de brasileños y otros visitantes que vinieran, quisieran volver. 

La seguridad fue un punto clave, un distintivo respecto de otros países de Latinoamérica donde la delincuencia tiene otro tenor. De hecho, tanto es así, que hace 20 días el ministro Heber, convocó a los jefes de Policía de todo el país para transmitirles la importancia de tener operativos aceitados para el evento. Del encuentro, participó el presidente de la República, Luis Lacalle Pou y les recordó que "el ojo del amo engorda al buey" y era importante que todos estén alerta. Hicieron énfasis en cuidar los momentos de traslado de las personas entre los departamentos. 

El ministro Heber había hecho énfasis en evitar los encontronazos entre "bandas fanáticas" y advirtió que ello podría resultar en una "batalla campal". Más de 1.500 policías estuvieron afectados a la seguridad en el área que rodea el Estadio Centenario. Eran parte de los 4.500 efectivos que habían sido desplegados en el operativo en el marco de la final de la Copa Libertadores. Sobre todo en las zonas de mayor concentración de hinchas. Eso implicó también la visualización de más de 8 mil cámaras de seguridad desplegadas en distintos puntos del área metropolitana y de los pasos de frontera por los que ingresaron los visitantes. 

Para el operativo hubo cooperación internacional, policías brasileños estuvieron en contacto con las fuerzas uruguayas para advertirlos sobre tácticas de las barras y el Ministerio del Interior contó con la lista de personas vedadas de concurrir a estadios en Brasil y no les permitió entrar al país. Más de una decena fueron detenidos en la frontera. 

"Esto nos va a permitir generar otros eventos" aseguró el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, luego de finalizado el partido –y previo al ataque al hincha de Flamengo–. Delgado se mostró confiado en que la próxima temporada turística, que será "de recuperación", tenga buenos resultados, luego que en 2021 todos los sectores vinculados a esa actividad "la pasaron muy mal". 

El partido entre Flamengo y Palmeiras fue presenciado, entre otras autoridades, por el presidente Luis Lacalle Pou y la vicepresidenta Beatriz Argimón. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...