Cargando...
De Ávila supera al inglés Campbell en el Mundial de 1998

Fútbol Internacional > EN 1987 PERDIÓ ANTE PEÑAROL

Anthony De Ávila, el jugador que perdió más finales de Libertadores, fue arrestado por narcotráfico

El colombiano Anthony De Ávila es el jugador que perdió más finales de Copa Libertadores

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2021 a las 11:23

Lo capturaron por narcotráfico mientras vestía una camiseta del América de Cali, el club que lo elevó al estrellato. El exfutbolista Anthony de Ávila, preso en Italia, protagoniza el capítulo más reciente de un viejo y sórdido romance entre el fútbol y el narco en Colombia.

El "Pitufo", apodado así por sus 1,57 metros de estatura, fue arrestado el pasado 20 de septiembre en la céntrica plaza Enrico De Nicola de Nápoles, en el sur de Italia.

De Ávila participó y perdió, de cinco finales de la Copa Libertadores. Con América de Cali perdió en 1985 contra Argentinos Juniors, 1986 y 1996 con River argentino y 1987 ante Peñarol, y con Barcelona de Guayaquilo en 1998 frente a Vasco da Gama.

De Ávila en 1996, vistiendo la camiseta del América de Cali

"La policía había recibido información que indicaba la presencia de alerta en la ciudad de sudamericanos que vienen a encontrarse con traficantes locales", relató a la agencia AFP Davide Della Cioppa, jefe de la comisaría de policía encargada de la detención.

Llevaba la camiseta escarlata del América de Cali, club del que es el máximo goleador histórico con 208 tantos

"Afirmó ser un turista, pero cuando se le preguntó dónde se alojaba, respondió que en la estación (del metro)", lo que despertó las sospechas de los uniformados, agregó Della Cioppa.

Tras llevarlo a un puesto de policía, las autoridades italianas descubrieron que De Ávila, de 58 años, había sido condenado a prisión en 2004 por narcotráfico.

El exdelantero "afirma que es inocente y que no sabía que fue condenado y buscado", dijo al diario El País de Cali su abogado, Fabrizio de Maio, quien considera una "misión imposible" evitar la condena de 12 años.

De Ávila en el partido contra Túnez

"Estamos averiguando cómo es la situación de Ánthony en momentos para ver la forma de asistencia", dijo al mismo diario Tulio Gómez, máximo accionista del América.

No sería la primera vez que un futbolista del país que más cocaína produce a nivel mundial termina en enredos judiciales por vínculos con el narcotráfico.

"Lavandería" 

En Colombia, que según la ONU produjo 1.228 toneladas de esa droga en 2020, las ganancias de los negocios ilegales han penetrado al fútbol, las campañas electorales, el mundo ecuestre y los reinados de belleza.

En los años de las décadas 1980 y 1990, cuando los clubes colombianos tuvieron destacadas participaciones a nivel continental, "solo un equipo estaba excluido de tener entre sus socios personas (...) que estaban investigadas por manejo irregular de dólares", explica a la AFP Ignacio Gómez, coautor del libro "Los amos del juego".

Tener un club "era un activo" para algunos capos y una herramienta de popularidad para otros, agrega el periodista, cuya investigación desarrolló la relación entre la mafia y ese deporte. "Era una lavandería natural" de recursos en un mercado que mueve grandes sumas de dinero.

El equipo de los amores del "Pitufo" de Ávila, América de Cali, fue incluido en 1999 en la Lista Clinton, elaborado por Estados Unidos para señalar a empresas relacionadas con el narcotráfico. 

El Pitufo De Ávila contra Matellán, de Boca, en un amistoso en 1998

Y no solo los clubes han terminado implicados.

Jhon Viáfara, campeón de la Copa Libertadores con el Once Caldas en 2004, paga condena en una prisión estadounidense desde 2020. Es señalado de hacer parte de una red trasnacional relacionada con el Clan del Golfo, la mayor banda narco del país.

El año pasado, el exjugador del Real Madrid Edwin Congo salió salpicado en un operativo de la policía española para incautar una tonelada de cocaína.

Los exinternacionales Freddy Rincón, Diego León Osorio, Luis Alfonso "Bendito" Fajardo y Wilson Pérez también tuvieron líos similares por lavado de activos y narcotráfico. 

Dedicatoria 

El veloz "Pitufo" jugó para el América entre 1982 y 1996, la época más gloriosa de 'La Mechita', que disputó tres finales consecutivas de la Copa Libertadores (1985, 1986 y 1987).

La era dorada coincidió con la influencia en la junta directiva de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, jefes del Cartel de Cali capturados en los años 1990 y condenados en Estados Unidos por narcotráfico.

Esa organización llegó a ser la principal expendedora de cocaína del mundo después de la muerte de Pablo Escobar, capo del Cartel de Medellín y su enemigo acérrimo, en 1993.

Durante la confrontación, "el Cartel de Cali empezó a hacer una bolsa importante de jugadores y el Cartel de Medellín otra", agrega Gómez.

En 1997, durante las eliminatorias al Mundial de Francia 98, De Ávila le dio a la selección Colombia una victoria 1-0 ante Ecuador que encaminó la posterior clasificación.

Al final del partido soltó: "Este triunfo se lo quiero dedicar a unas personas que están privadas de la libertad".

"Yo creo que no hay necesidad de dar nombres, pero con mucho amor y con mucha humildad se lo dedico a ellos, que son Gilberto y Miguel", dijo De Ávila rodeado de reporteros y un policía. 

AFP

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...