Mundo > capacidad

Armas, el dulce que puede picar los dientes de Putin

A pesar de amenazas, es difícil que Rusia pueda seguirle el paso a EEUU

Tiempo de lectura: -'

05 de marzo de 2018 a las 05:00

Las nuevas armas "invencibles" rusas, de "alcance ilimitado", "hipersónicas" o láser, presentadas por Vladimir Putin, hacen temer una nueva carrera armamentista con Estados Unidos. ¿Qué amenaza entrañan y qué interés tienen para el presidente ruso?

¿De qué armas se trata?
El nuevo material presentado por Putin incluye un misil de crucero de propulsión nuclear de "alcance ilimitado" y que se desplaza siguiendo un rumbo imprevisible.

Putin también mostró el "Sarmat", un misil balístico intercontinental de 200 toneladas, que puede ser equipado con cargas nucleares.

Entre otros materiales militares, también hay un vehículo sumergible más rápido que un submarino, dos tipos de misiles hipersónicos y una misteriosa arma láser.

¿Hay que preocuparse?
Putin instó a los occidentales, durante su discurso de presentación, a "escuchar" la renovada potencia militar de Rusia, aunque aseguró que "no amenaza a nadie".

Expertos militares rusos explican por su lado que estas armas no son realmente nuevas, y otros observadores afirman que no están aún a punto.


"Ya sabíamos lo del "Sarmat" y también que este misil conoce grandes dificultades" explicó a la AFP el analista militar ruso Alexandre Golts.

Los estadounidenses, por su lado, se han declarado "totalmente preparados" para combatir las armas presentadas el jueves.

¿Qué quiere Putin?
El discurso con tonos marciales de Putin se produce dos semanas antes de la elección presidencial del 18 de marzo en Rusia, tras la cual el hombre fuerte del Kremlin tiene asegurado lograr un cuarto mandato de seis años, a falta de una oposición real.

Putin aludió en su discurso a la humillación sufrida por Rusia en los años que siguieron a la desintegración de la URSS en 1991, cuando "nadie hacía caso" a Moscú.

El presidente goza de una considerable popularidad en Rusia y es para muchos el responsable de haber restaurado la grandeza del país ante los ojos del mundo.

Según el principal opositor al Kremlin, Alexei Navalny, el ámbito militar es el único en el que Putin "puede mentir con impunidad". Si elogiara los éxitos de la enseñanza o la salud rusas, los electores habrían sido capaces de detectar sus mentiras, asegura.

¿Carrera armamentista?
Vladimir Putin presentó los esfuerzos rusos en el ámbito militar como una "respuesta" a la actividad militar de Estados Unidos en el mundo, y en sus propias fronteras, en particular el sistema de defensa antimisiles implementado en Europa del Este y en Corea del Sur.

Aunque el Kremlin rechaza querer abrir una nueva "carrera armamentista", Putin aseguró en entrevista a NBC que ésta ya había empezado cuando Washington se retiró del tratado ABM de limitación de armas estratégicas bajo George W. Bush.


"Tras semejante discurso (de Putin), en Estados Unidos toda la élite política va a votar por un aumento de los gastos militares" dijo a la AFP el experto Alexe Makarkin, para quien Putin ha lanzado un "desafío" a Washington.

¿Qué consecuencias?
El discurso de Putin ha degradado aún más las relaciones ruso-estadounidenses, ya afectadas por persistentes desacuerdos sobre Ucrania y Siria, y por la presunta injerencia de Moscu en la elección presidencial en Estados Unidos de 2016.

Washington reaccionó acusando a Moscú de "violación directa" de los tratados internacionales firmados por Rusia.

Los anuncios de Putin podrían fortalecer la posición de Rusia, pero este plan también puede volverse contra Moscu, según Golts.

"La carrera armamentista durante la Guerra fría acabó mal para la URSS. Arruinó a la economía soviética, y Rusia no dispone de los mismos recursos que la URSS. Por eso, esto puede acabar mal para Moscú" asegura el experto.

Comentarios