Nacional > TOLERANCIA CERO

Así serán los controles en el tránsito por la Noche de la Nostalgia

El operativo, que fiscalizará el consumo de alcohol y de marihuana, finalizará a las 22:00 del sábado en Montevideo

Tiempo de lectura: -'

24 de agosto de 2018 a las 08:10

A partir de las 19:00 de este viernes se ponen en marcha los clásicos controles de tránsito de la Noche de la Nostalgia. Este año el operativo tendrá algunos cambios. Además de fiscalizar el alcohol en sangre y el consumo de marihuana de los conductores, los inspectores vigilarán de forma sorpresiva distintos puntos de la zona Metropolitana, que además de la capital incluyen a San José y Canelones.

En Montevideo se desplegará un operativo compuesto por 50 trabajadores que fiscalizarán de manera intermitente y en turnos rotativos las zonas con alto flujo de tránsito, hasta las 22:00 del sábado. En el interior del país también habrá controles. Más de 100 funcionarios de Policía de Tránsito estarán operando en las rutas más transitadas hasta las 08:00 del 25 de agosto.


Según declaró a El Observador Mariela Baute, directora de Tránsito de la Intendencia de Montevideo, este año los controles se harán con dispositivos que permiten identificar el alcohol y la marihuana, aunque todavía no se van a poder controlar otro tipo de estupefacientes, como cocaína o éxtasis.

"Nuestro objetivo principal es conseguir que no se produzcan siniestros de tránsito pero, principalmente, minimizar los riesgos para que no haya ningún fallecido que (en una noche que) se supone es de festejo", dijo la jerarca.

La tolerancia con el consumo de alcohol es de 0%. El inspector le quitará el permiso de conducir al conductor que supere ese límite. La sanción mínima de retención de la libreta es por seis meses, aunque puede aumentar según la cantidad de alcohol consumido y en función de las veces que se haya cometido la infracción.

Sí se tratara de una primera infracción, la suspensión de la habilitación para conducir será de entre seis meses y un año. En caso de reincidencia, se extenderá la sanción "hasta el término de dos años", según la Ley de Tránsito. De existir una nueva reincidencia, "se podrá cancelar la licencia de conducir del infractor". Además se cobrará una multa que ronda los $ 16.000.

Una vez cumplida la suspensión, los conductores deberán realizar un examen psicofísico que evaluará su aptitud y actitud.

Comentarios