Espectáculos y Cultura > ESTRENA HOY EN URUGUAY

Avengers: Endgame, la épica recompensa para los fanáticos de Marvel

El útimo estreno del universo Marvel hace llorar a los seguidores más fervientes e impacta al espectador que llega de casualidad

Tiempo de lectura: -'

25 de abril de 2019 a las 05:00

No se puede escribir sobre Avengers: Endgame como si fuera una película más. Porque, al menos para mí y cientos de miles de fanáticos más, no lo es. Porque será una de las más taquilleras de la historia (todas sus antecesoras pasaron los US$ 1.000 millones en las boleterías). Porque es la demostración de un experimento cinematográfico que está a medio camino entre la serie de televisión y el formato de publicación de los cómics, con historias individuales periódicas que convergen cada tanto en “eventos” donde todos los superhéroes se cruzan para enfrentar una amenaza apocalíptica. 

Y porque es un agradecimiento a los que seguimos esta historia desde 2008, cuando se estrenó Iron Man, y en una escena poscréditos, un tal Nick Fury (Samuel L. Jackson) le decía al protagonista, interpretado por Robert Downey Jr., que no era el único superhéroe en el mundo. 

Endgame es la conclusíón de una historia de 22 películas en 11 años

Es difícil escribir sobre Avengers: Endgame, porque cualquier cosa que se cuente sobre ella será un spoiler. Solo cabe decir que, como era lógico, es la continuación y la resolución de lo ocurrido en su antecesora, Infinity War. 

Vale decir que la película no tiene lógica en la construcción de su trama, pero poco importa. Lo que sí importa son los personajes y lo que les ocurre a ellos. Siempre fue así con Marvel y esa es una de las razones del éxito. Cada héroe, por muy secundario que sea, es querido, y los actores son ya indisolubles de sus papeles, al punto de que es imposible dejar de maravillarse con el buen ojo de los directores, productores, y encargados de casting. 

Y con esos personajes se comparten tres horas (recomendación: corte el consumo de líquidos con antelación al ingreso a la sala), que por el ritmo y el tono no pesan, aunque se notan. La duración no es un detalle menor; en el cine taquillero no es tan frecuente y no ha habido grandes ejemplos desde El Señor de los Anillos, con la que Avengers: Endgame comparte algunos elementos de tono, escala y ritmo. 

Esta no es una película cualquiera, incluso aunque uno no sienta demasiado apego o preocupación por estos personajes. Es un acontecimiento en sí mismo. 

Para el fanático es también un agradecimiento. Una recompensa monumental por la fidelidad, la dedicación y la obsesión. Lo sé porque en un momento me di cuenta de que estaba llorando a mares. Ni con el drama más intenso he lagrimeado tanto en una sala de cine. Y los sollozos que llegaban de otras butacas confirman que no era el único. Avengers: Endgame no es solo una película, es un gracias y una celebración. 

Las estimaciones de taquilla señalan que recaudará US$ 900 millones en su primera semana

El fanático recibió la propuesta de brazos abiertos. El periodista y crítico le encontró los fallos (sí, existen). Esta es una producción que, pese a incorporar algunos temas como el sacrificio, el heroísmo, la familia, la pérdida y la derrota, no deja de ser superficial. 

Entonces la advertencia obligada: si va a buscar una historia edificante o arte, se equivocó de sala. Si busca diversión, entretenimiento y una aventura construida con excelencia, no se va a decepcionar. 

Aunque su título indica conclusión y, para los estándares marvelianos, es un cierre, no es el final. Pero sí es un final. Un punto y seguido más que un punto y aparte. 

La máquina de billetes tiene que seguir operando, los ejecutivos tienen que seguir cobrando. De hecho, en julio la serie se retoma con Spider-Man: lejos de casa, ya hay rumores sobre la incorporación de Angelina Jolie a una próxima película del estudio, y hay otras que se están filmando actualmente. Pero, al menos por unos años, no habrá nada como Endgame. Es un cambio de guardia. Es un festival nerd. Es todo lo que esperabas y más. 

Para saber
  • La película fue la última en la que Stan Lee (cocreador de buena parte de los personajes que la protagonizan) tuvo una aparición especial –también conocido como “cameo”– antes de su muerte en noviembre de 2018. 
  • Es la más larga hasta el momento de la saga Marvel, con una duración de 3 horas y un minuto.
  • Pequeño spoiler: es también la primera en no tener ningún tipo de escena poscréditos. Corra tranquilo al baño en cuanto concluya.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...